LA NOTA CHAPINA

Destituyen al director del Hospital de Salud Mental tras protesta

Jeanelly Vásquez

El Dr. Eswin Romeo Minera fue destituido como director del Hospital Nacional de Salud Mental Federico Mora. Foto: Captura de pantalla

Semanas después de una manifestación en instalaciones del Hospital Nacional de Salud Mental Federico Mora, el Dr. Eswin Romeo Minera fue removido de la dirección de ese centro «por desempeño», según confirmó la cartera de Salud a La Hora.

Minera había sido restituido en el cargo como consecuencia de una sentencia de la Corte de Constitucionalidad (CC); sin embargo, luego de dos meses en el puesto el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS), relevó al psiquiatra del cargo.

Al consultar el motivo de la destitución, la cartera explicó que fue “por desempeño”. Además, dio a conocer que fue designado en el puesto al Dr. Luis Ángel Ávila Mont, quien ocupaba el cargo antes de la restitución de Minera.

MINERA: DESTITUCIÓN NO FUE NOTIFICADA; MSPAS DICE LO CONTRARIO

El exdirector aseguró que no recibió ninguna justificación de despido ni notificación previa.

Según contó, el 7 de enero se presentó a trabajar al Hospital de Salud Mental, donde el personal de Recursos Humanos le anunció la decisión del Ministerio de Salud. Contrario a las acusaciones de Minera, el Ministerio de Salud aseguró “se notificó en el momento preciso y oportuno”.

El acuerdo de remoción no alude al desempeño de Minera al frente del Hospital de Salud Mental, pero este indicó que en sus casi dos meses de gestión nunca fue evaluado, por lo cual desconoce los criterios del Ministerio de Salud para dictaminar la resolución.

Ante esto, el Ministerio de Salud argumentó que las evaluaciones de desempeño en la gestión del talento humano tienen diversas modalidades y no tienen que ser directamente al evaluado. “Se evaluaron por ejemplo, los resultados de su gestión al frente de la institución que dirigía y una evaluación 360”, agregó la cartera.

POLÉMICA POR LA RESOLUCIÓN DE LA CC

El psiquiatra fue restituido al Hospital de Salud Mental el 19 de octubre de 2021, donde se le consideró como empleado de confianza del Ministerio de Salud. Según la resolución de destitución del Ministerio, al desempeñar un puesto como considerado de confianza, “se hace legalmente viable la remoción del puesto respectivo” toda vez que conforme la jurisprudencia invocada en las sentencias de la CC.

Fachada del Hospital Nacional de Salud Mental Federico Mora. Foto: La Hora/Archivo

La CC otorgó el amparo a favor de Minera, quien señaló al Ministerio de Salud de despedirlo injustificadamente en 2016 y a su vez ordenó su restitución en el puesto.

Puesto que el exdirector asegura que sus derechos laborales fueron nuevamente vulnerados, expuso que seguirá otra vez la ruta legal. “Voy a continuar. Ya hablé con mi abogado y considera que no se cumplió con todas las formalidades de la sentencia, que primero era tomar un puesto con las mismas condiciones que tenía antes de ser removido, luego el pago de los salarios dejados de percibir”, indicó.

La cartera de Salud informó que ahora no queda nada más que hacer respecto a la resolución, ya que de ser removido “podría restituírsele en una posición igual o con las mismas funciones y en la institución no hay una posición que cumpla con ello”.

No obstante, Minera sugirió que no acatar la resolución de la CC podría derivar en un proceso judicial mayor.

DENUNCIA CONFLICTOS DE INTERÉS

El cambio en 2016 fue calificado por Minera como una oportunidad para posicionar a alguien afín a la administración de aquella época. Luego de la gestión de Romeo Minera (2014-2016) Luis Ángel Ávila fue contratado.

Esta segunda destitución toma lugar luego que el 7 de diciembre de 2021 un grupo de manifestantes, cuya identidad se desconoce, protestaran en contra de sus pocas semanas de gestión. Tres trabajadores del hospital, consultados por La Hora, aseguraron que de las veinte personas solo tres laboraban en el Hospital Federico Mora, pero no eran representativos.

Quien actualmente ocupa la dirección del hospital es Luis Ángel Ávila. “Es una persona que no va a trabajar, por ejemplo, contrató también a un internista que llega un día nada más, ganando Q11 mil. Siguen contratando gente que no desempeña ninguna función, pero no contratan enfermeras ni personal”, aseguró.

En mayo de 2021 (dirección de Ávila) la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) realizó una verificación de medidas cautelares a favor de pacientes del Hospital Nacional de Salud Mental. Entre los hallazgos se enumeró:– Una reducción de pacientes, sumando 297, sin evidencias del destino de los pacientes aparentemente egresados
– Déficit en el personal trabajador; un 60% del personal trabajando y solicitudes de contratación que no habían sido aprobadas por el MSPAS
– Se indicó que desde las autoridades del hospital han presentado denuncias a las entidades pertinentes de atender temas de violencia sexual, violencia física y suicidio

De manera contraria, el MSPAS expuso que, de acuerdo con los parámetros establecidos en los procesos de gestión de recurso humano, el Dr. Luis Ángel Dávila “cumple con el perfil requerido para la posición”.

FUENTE: LA HORA

Categorías:LA NOTA CHAPINA