LA NOTA CHAPINA

Congreso guatemalteco deja muchas iniciativas pero pocos decretos durante el 2021

Una evaluación de las organizaciones que integran el Congreso Eficiente destaca un rezago en la aprobación de leyes.

Por Douglas Cuevas

El Congreso dirigido por Allan Rodríguez es de los más cuestionados por organizaciones sociales debido a la poca cantidad de trabajo reportado. Fotografía: Congreso.El Congreso dirigido por Allan Rodríguez es de los más cuestionados por organizaciones sociales debido a la poca cantidad de trabajo reportado. Fotografía: Congreso.

El año pasado se presentaron 145 iniciativas de ley ante Dirección Legislativa, 62 se distribuyeron a comisiones de trabajo y 83 quedaron archivadas, según los datos recopilados por el Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (Cien) y Guatemala Visible.

Organizaciones que en conjunto integran Congreso Eficiente, una propuesta que busca medir las líneas de trabajo que tiene el Organismo Legislativo, en donde el año pasado no fue el mejor en materia de producción según los datos presentados por las instituciones.

Al hablar de la aprobación de leyes tan solo existen 20 decretos, uno de ellos vetados por la presidencia que daba vida a las reformas a la Ley de Contrataciones

María Isabel Bonilla, investigadora del Cien, destacó que el número de iniciativas archivadas es incluso mayor a los 83 del año pasado ya que el poco trabajo legislativo no es tan solo un reflejo del 2021.

“El Pleno conoció el año pasado un total de 84 iniciativas, 62 del 2021 y otras 22 que se habían presentado en años anteriores pero que fueron solicitadas en las sesiones de Jefes de Bloque (…) quedan pendientes de conocer 171 iniciativas acumuladas en los años 2020 y 2021”, señaló la investigadora.

Así mismo expuso como el trabajo del parlamento ha ido a declive, señalando que en 2016 el Pleno consiguió la emisión de 50 decretos, una cifra que si no es tan alta al menos es mejor al trabajo que hizo la novena legislatura al frente de Allan Rodríguez en 2020 con 34 decretos y en 2021, con 20.

“Hablar de 20 decretos no significa que bueno o la calidad de los mismos no se puede conocer por el número, por eso es importante siempre que sigamos dándole seguimiento a estas nuevas leyes para entender si son aconsejables, oportunas o necesarias”, puntualizó.

Comisiones de trabajo

Las comisiones legislativas tienen entre sus funciones evaluar las distintivas iniciativas de ley para recomendar si son o no viables ante una eventual aprobación, pero el año 18 comisiones no hicieron ni un solo dictamen.

Al contrario, la evaluación de los expertos señala que muchas cumplieron con las reuniones obligatorias, devengando un gasto que no se reflejó en un trabajo que pueda ser medible.

Las 18 comisiones legislativas que no concluyó ni siquiera con un dictamen en 2021 son las siguientes:

  • Apoyo Técnico.
  • Asuntos Electorales.
  • Asuntos sobre Discapacidad.
  • Cultura.
  • Defensa al Consumidor.
  • Desarrollo Social.
  • Descentralización y Desarrollo.
  • Energía y Minas.
  • Integración Regional.
  • Defensa Nacional.
  • Juventud.
  • Mujer.
  • Previsión y Seguridad Nacional.
  • Pueblos Indígenas.
  • Salud.
  • Trabajo.
  • Vivienda.
  • Menor y la Familia.

Retos para el 2022

Este 14 de enero se renovará la Junta Directiva del Congreso que tendrá a la cabeza a Shirley Rivera, diputada oficialista que tendrá que lidiar en la búsqueda de consensos en un Congreso en año pre electoral.

Algunos de esos retos a criterio de María del Carmen Aceña, investigadora del Cien, será la cumplir con su rol legislativo para la aprobación de leyes y reformar la ley orgánica del Congreso, ya que a la fecha no hay forma de sancionar a los diputados que no asistan a su trabajo.

Así mismo destaca la necesidad de aprobar leyes que mejoren las instituciones, como la Ley Electoral y de Partidos Políticos; junto a proyectos de desarrollo como podría ser una Ley de Aguas.

Aunque para que todo esto pase a ser una realidad el Congreso debe de ser ágil pero en 2021 esto se complicó, en buena medida, por las interpelaciones que abarcaron espacio de meses.

“El tener a un ministro por ocho meses no significa que se está fiscalizando, debe de ser mucho más efectivo en el sentido de que si se le encuentran hallazgos para una interpelación que se haga, pero que se haga de manera rápida y no pasarse ocho meses porque esto prácticamente bloqueando la agenda”, señaló.

Otra tarea fundamental, según Aceña, será que el Congreso cumpla con sus tareas constitucionales; arrancar con un proceso de renovación de Fiscal General, elegir nuevo Contralor General de Cuentas y Procurador de los Derechos Humanos, así como cumplir con la tardía elección de magistrados a la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

“No se eligen a los magistrados de la CSJ ni salas de apelación, ese proceso prácticamente está parado lamentablemente, lo que pareciera es que los miembros del Congreso ya están como conformes o en su zona cómoda de que tengamos este tema sin resolver para los próximos años”, indicó.

Congreso de Guatemala: ¿Mejoró eficiencia con el gasto de Q23.2 millones en contratación de personal?

La Alianza por un Congreso Eficiente dio el informe anual de las actividades del Congreso en 2021 y destaca el aumento de contrataciones temporales con gasto de Q23.2 millones. 

Congreso de Guatemala: ¿Mejoró eficiencia con el gasto de Q23.2 millones en contratación de personal?

Viviana Mutz

La eficiencia del Congreso de la República sigue siendo la gran deuda en 2021, cuando el Legislativo gastó Q69.3 millones más que en 2020, entre ellos, para la contratación de empleados temporales y más de la mitad de las iniciativas presentadas quedaron pendientes de conocerse.

Los datos son del informe anual de seguimiento de actividades del Congreso de la República que realiza la Alianza por un Congreso Eficiente y que manifestó su preocupación por el aumento de contrataciones en el Legislativo,  cuyo organismo se recetó para el 2022 un presupuesto de Q980 millones. 

De 2017 a 2021 los trabajadores temporales aumentaron un 48%, es decir, pasaron de 655 a 969, de los cuales 398 realizan tareas que deberían realizar personal presupuestado, explicó Walter Menchú, analista del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (Cien). “Para 2021 se gastaron Q23.2 millones en contrataciones y hay otros Q30 millones contemplados para 2022”, detalló el analista. 

María Isabel Bonilla, del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (Cien), consideró que el desafío sigue siendo contratar a personal experto, con capacidades técnicas, por mérito, para crear contenidos de calidad porque muchas leyes siguen siendo aprobadas sin fuentes de financiamiento. 

Baja rendición legislativa y sin Cortes

En cuanto a labor legislativa, los diputados apenas aprobaron, 20 decretos de los cuales fueron seis de urgencia nacional, mientras que la asistencia de diputados a las sesiones estuvo por debajo del promedio de la anterior legislatura con un 78% de asistencia versus el 82% hasta 2019.

Asimismo, quedaron pendientes de conocerse 83 iniciativas de ley de 147 presentadas en 2021. La cifra se suma a otras 88 que tampoco se discutieron en 2020. 

María Isabel Bonilla, del Cien, dijo que otro tema aplazado fue la elección de Cortes. El tema se incluyó en 76 de 86 sesiones de enero a noviembre y el Congreso solo discutió tres candidaturas

Tanto Bonilla como María del Carmen Aceña recomendaron impulsar una agenda explícita. “Lo visto en 2021 fueron agendas de algunos intereses y de urgencia se presentan proyectos”, agregó Aceña.

Mientras que de la elección de Cortes enfatizó  que los diputados “están en su zona cómoda de no resolver el proceso los próximos años”

Según la Alianza para un Congreso Eficiente, los diputados también incumplieron con el trabajo en las comisiones donde 18 no emitieron ningún dictamen en 2021. “Hay que cuestionar si todas son necesarias porque con un número reducido se podría lograr mayor asistencia de diputados e incluir a personal más técnico”, enfatizó Marielos Fuentes de Guatemala Visible. Lee aquí el informe. 

Congreso gastó Q69 millones más en 2021 y contrató más personas

Joel Maldonado

Allan Rodríguez, presidente del Congreso

El segundo año de la IX Legislatura estuvo marcado por atrasos para iniciar las sesiones y la falta de consensos que debió gestionar la directiva del Congreso, liderada por Allan Rodríguez, quien se desempeñó dos años consecutivos en el cargo. No obstante, los resultados son pocos para la población.Publicidad

  • 1. Incumplimiento

La Alianza por un Congreso Eficiente presentó el informe anual sobre el desempeño de los diputados durante 2021. Dicho periodo estuvo marcado por el incumplimiento de la alianza oficial a una resolución de la Corte de Constitucionalidad, que es la elección de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia y de las Salas de Apelaciones. De acuerdo con las organizaciones que fiscalizan el trabajo legislativo, de las 86 sesiones que se realizaron el año pasado, en 76 se colocó en agenda la elección de magistrados del Organismo Judicial, pero solo se realizaron tres votaciones y ningún candidato obtuvo los 81 votos que establece la ley para nombrar a magistrados. El atraso de los diputados afecta el Estado de derecho y la seguridad jurídica para atraer inversiones.

  • 2. Poco trabajo

Otro dato que presentó dicha alianza es que durante el periodo pasado se presentaron 145 iniciativas de ley, de las cuales el 40% (58 iniciativas) se envió a las comisiones para su análisis, pero 83 están pendientes de ser remitidas para su dictamen. Asimismo, durante ese periodo, solo se aprobaron 20 decretos, de los cuales seis fueron de urgencia nacional, por lo que los diputados deben darle seguimiento a esos acuerdos, ya que para su aprobación no se hizo análisis técnico ni financiero. Aunque el número de decretos aprobados no representa la eficiencia de los diputados, hubo una disminución con la aprobación de leyes del primer año de esta legislatura.

  • 3. Modernización

La analista del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN) María Isabel Bonilla indicó que los diputados deben trabajar en una agenda mínima para aprobar leyes en beneficio de la población. Entre las prioridades está la discusión de una nueva ley de orden público, ya que, como estableció la Corte de Constitucionalidad, aprobar los estados de Excepción deja un vacío, pues se esperaba que por ser un análisis de los magistrados del máximo tribunal fuera más claro, pero los diputados fijaron un precedente, y al final son ellos los que deciden ratificar o no cualquier restricción de garantías constitucionales.

  • 4. ¿Eficiencia?

También se observó que durante la administración de Rodríguez hubo un aumento en la contratación de personal en diferentes renglones. Del total de trabajadores, 398 desempeñan labores administrativas, lo cual no se refleja en la eficiencia del Congreso, y aunque la Ley Orgánica del Congreso establece la contratación de personal para diputado y bloque legislativo, se esperaría mayor desempeño de los diputados.

  • 5. Gasto

Durante el segundo mandato de Rodríguez hubo un incremento en la ejecución del presupuesto del Congreso, ya que de los Q933 millones aprobados el año pasado se desembolsaron Q852.8 millones, lo que reflejó un aumento de Q69 millones en gasto. Además, la Alianza por un Congreso Eficiente estima que el costo por cada diputado es de Q5.3 millones, lo cual no se evidencia en su trabajo en beneficio de sus electores. En cuanto a la ejecución, Walter Menchú, analista del CIEN, indicó que la mayor parte fue por servicios personales y servicios no personales.

  • 6. Ausencias

A pesar de que los diputados deben conocer la Ley Orgánica del Congreso para participar en las comisiones de trabajo, se observó que de 10 mesas monitoreadas realizaron sesiones seguidas, cuando lo prudente es hacerlas en días diferentes. Asimismo, 20 diputados presentaron constantes excusas, pero sí cobraron sus dietas. Y aunque hubo comisiones que se reunieron dos veces al mes, varios de sus integrantes se ausentaron para evitar que avanzara el análisis de iniciativas de ley.

Rodríguez y su paso por la presidencia del Legislativo

Por: Enrique García/elPeriódico 

foto-articulo-Ejecutivo

Allan Rodríguez, diputado de Vamos y electo presidente del Congreso por dos años consecutivos, regresará a su curul el próximo viernes, luego de que entregue la presidencia de este organismo a su compañera de bancada, Shirley Rivera. El congresista se dedicará a pelear la reelección de una de las tres diputaciones que elige el distrito de Sololá, por el cual fue electo en las elecciones pasadas. 

En su primera elección (2020), diputados opositores manifestaron que el presidente Alejandro Giammattei financió su cargo; ese mismo año, el entonces fiscal Especial contra la Corrupción, Juan Francisco Sandoval, dio a conocer que una declaración de un operador político indicó que dicha elección estuvo amañada. 

Una ducha relajante

A principios de 2020, Rodríguez remodeló la oficina de la presidencia, en la que incluyó árboles tipo cedro y un limonar para su área de descanso. En el mismo lugar instaló una ducha relajante portátil. En su administración creó una unidad para controlar la información que se solicita y que envían funcionarios al Congreso. 

Fiesta en la terraza

El pasado lunes, el presidente del Congreso, Allan Rodríguez, realizó una reunión en la terraza de la “Casa Larrazábal”. Según el departamento de Comunicación de este Organismo, se hizo únicamente una cena de cortesía para los invitados que asistieron a la inauguración de la restauración de dicho inmueble.

“No hubo avances”: organizaciones sociales señalan retraso en Guatemala para elegir a 251 jueces

Entre las denuncias, las organizaciones recuerdan que la actual Corte Suprema de Justicia sigue siendo la misma que fue elegida en 2014.

Por EFE

Organizaciones resaltaron la baja asistencia del Congreso durante el 2021. (Foto: Hemeroteca PL)Organizaciones resaltaron la baja asistencia del Congreso durante el 2021. (Foto: Hemeroteca PL)

Varias organizaciones sociales señalaron este martes el retraso del Congreso de Guatemala en 2021 para elegir a 251 nuevos jueces del Organismo Judicial, incluido los nuevos magistrados del Supremo, quienes debían ser investidos en octubre de 2019.

Las organizaciones sociales indicaron en un informe presentado este martes que, durante 2021, en el Congreso “no hubo avance en la elección” de los 26 nuevos magistrados de la Corte Suprema de Justicia y de 225 jueces de salas de Apelaciones.

De acuerdo con el documento, el Congreso guatemalteco, encargado de la elección según la ley, solamente debatió al respecto en febrero de 2021, pero después de analizar a tres aspirantes de 270 posibles, no volvió a retomar el tema en su agenda parlamentaria.

Las conclusiones del informe forman parte de una evaluación anual que realizan al Congreso las organizaciones sociales no gubernamentales Guatemala Visible, Centro de Investigaciones Económicas Nacionales y Fíjate Bien.

Los 26 nuevos magistrados titulares y suplentes del Supremo y 225 de Salas de Apelaciones debían haber sido electos en 2019 y tomado posesión el 13 de octubre de ese año por un período de cinco años, pero por una serie de ilegalidades, amparos e investigaciones de amaño, el proceso está detenido y sin solución a la vista.

Es por ello que la actual Corte Suprema de Justicia sigue siendo la misma que fue elegida en 2014, pese a que su periodo de cinco años finalizó en 2019, el mismo caso que se presenta con los 225 magistrados de las Salas y Cortes de Apelaciones del Organismo Judicial.

La renovación del Organismo Judicial es trascendental para Guatemala en la lucha contra la corrupción, principalmente después de que en 2014 la magistrada Claudia Escobar denunciara que las cortes en aquel año fueron elegidas con irregularidades impulsadas por el expresidente Otto Pérez Molina (2012-2015), actualmente preso por corrupción.

El informe divulgado este martes por las organizaciones sociales advirtió también que la asistencia durante 2021 de los diputados al Congreso “fue baja” y que el presupuesto del Parlamento sigue creciendo anualmente y en 2022 ascenderá a 128 millones de dólares aproximadamente.

Elección retrasada

La elección de los 251 nuevos magistrados del Organismo Judicial fue suspendida en 2019, luego de que la Fundación Myrna Mack, una organización no gubernamental que trabaja por la transparencia en el sector Justicia, interpusiera un recurso legal por irregularidades en la comisión de postulación para designar a los magistrados.

La solicitud fue avalada por la Corte de Constitucionalidad, el máximo tribunal del país, que ordenó repetir ciertos procedimientos en la comisión postuladora y avaló la continuidad de sus funcionarios en lo que se llevaba a cabo la elección.

Posteriormente, en febrero de 2020, cuando se avanzaba en una posible designación de los jueces por parte del Congreso, la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) del Ministerio Público descubrió un amplio intento de amaño del proceso con el empresario farmacéutico y exsecretario presidencial Gustavo Alejos como principal protagonista.

Alejos, sancionado en 2021 por Estados Unidos por “corrupción” en el país centroamericano, se reunió antes de la elección con casi dos docenas de personas vinculadas a la designación, entre diputados, miembros de las comisiones de postulación, jueces y abogados, según documentó el Ministerio Público con fotografías y vídeos.

Los encuentros se llevaron a cabo en un hospital de Ciudad de Guatemala, donde Alejos, preso por varios casos de corrupción, se encontraba recibiendo atención médica con permiso de un juez.

Tras las pesquisas del Ministerio Público en 2020, la Corte de Constitucionalidad ordenó al Congreso llevar a cabo el procedimiento para la elección de jueces, obligando a los diputados a hacer públicas todas sus decisiones al respecto.

Sin embargo, hasta el momento el Congreso ha preferido no llevar a cabo la designación de los 251 magistrados.

De mantenerse la situación, la actual Corte Suprema de Justicia y las Cortes de Apelaciones llegarán este año a la mitad de un segundo mandato sin elección, pero legal por la prohibición de abandono del cargo hasta que tengan un sucesor.

FUENTE: PRENSA LIBRE/REPÚBLICA GT/PUBLINEWS/EL PERIÓDICO

Categorías:LA NOTA CHAPINA