LA NOTA CHAPINA

Así quedó la Casa Larrazabal luego de la fiesta de despedida de Allan Rodríguez

Por: Christian Gutiérrez/elPeriódico 

La Junta Directiva asegura que fue una inauguración de los trabajos de restauración.

foto-articulo-Congreso

Luego de una fiesta realizada en la Casa Larrazabal por diputados del Congreso de la República, se pudo observar que en las instalaciones quedaron vasos, utensilios y el mobiliario que fue montado en la terraza del edificio.

El presidente del Legislativo, Allan Rodríguez, junto con la Directiva saliente justificaron la fiesta como una “inauguración de los trabajos de restauración” de la Casa Larrazabal. Aseguran que la invitación fue enviada a los 160 diputados.

Varios usuarios en redes sociales publicaron videos en donde se escuchaba música a alto volumen, una agrupación en vivo y varias personas reunidas en la terraza.

La remodelación de este edificio que forma parte del Congreso, tuvo un costo de Q11.7 millones. Rodríguez también presentó este mismo martes la Guardia Parlamentaria, como una de las últimas acciones de su gestión que finaliza el próximo 14 de enero.

Empresa remodeló Larrazábal pero abandonó construcción de hospital

Por: Enrique García/elPeriódico 

En total, los gastos de reconstrucción del inmueble “Casa Larrazábal” fueron por Q11.7 millones.

foto-articulo-Congreso

El pasado lunes, el presidente del Congreso, Allan Rodríguez, junto con la Directiva saliente celebraron a lo grande la inauguración de los trabajos de restauración de “Casa Larrazábal”, un anexo al edificio Legislativo. Espejos, alfombras rojas, sillones, pantallas planas, un jardín, la construcción de una terraza para eventos de diputados, son parte de las remodelaciones del inmueble. 

Fue un actor, quien representó a un prócer de la Independencia, el que explicó cuáles fueron los cambios y el trabajo que realizó la empresa Arcos Proyecciones, Sociedad Anónima, que estuvo a cargo de la reconstrucción por dos años y que cobró Q11.7 millones. 

Trabajo inconcluso

Esta misma empresa que es representada legalmente por Carlos Francisco Lemus y Jessica Ivonne Lemus Lima, también tuvo a su cargo la construcción del hospital de San Pedro Necta, Huehuetenango, proyecto que nunca fue entregado en su totalidad. El hospital fue adjudicado a dicha empresa en 2009, por la Asociación Camino para el Desarrollo de Guatemala ONG (Acadegua) que trabajó directamente con el desaparecido Fondo Nacional para la Paz (Fonapaz). 

De acuerdo a las bases de licitación, el hospital que tuvo un costo inicial de Q37.8 millones y que luego subió a Q41.4 millones, tenía que entregarse dos años después de firmado el contrato, pero este quedó detenido en 2017, cuando la Fiscalía contra la Corrupción, realizó un examen del contrato y denunció  que existían anomalías. 

En mayo del año pasado, el Ministerio de Comunicaciones por medio de la Unidad de Construcción de Edificios del Estado adjudicó de nuevo un contrato para la construcción del hospital a la empresa Grupo de Análisis, Diseño y Construcción, Sociedad Anónima por Q72.8 millones. 

Anomalías

La empresa que realizó toda la remodelación del Congreso, también ganó en 2014 un contrato por Q84.6 millones con el Ministerio de Salud, para la construcción del edificio de Urgencias Médicas en Esquipulas, Chiquimula, evento que en 2015 fue rescindido. 

Un informe de la CICIG, “Asalto al Ministerio de Salud”, afirma que cada empresa que estuvo incluida en el proyecto Programa de Fortalecimiento de la Red Hospitalaria, entre estas Arcos Proyecciones, pactó para entregar un porcentaje de los pagos o desembolsos de anticipo (comisiones ilícitas) a los integrantes de una red de funcionarios. 

El inmueble

La Casa Larrazábal es un inmueble anexo al Congreso, ubicado en la 8a. avenida de la zona 1 y que fue declarado “Monumento Histórico Nacional”. Fue construido entre los años de 1811 a 1812 y diseñado al estilo neoclásico barroco.

En 1874, la residencia fue vendida en subasta pública y en 1949 pasó a manos del Banco Nacional de Guatemala. En 1966, según Acuerdo Gubernativo número 13, se otorgó en usufructo al Banco de los Trabajadores y en 1994, fue entregada de nuevo en usufructo al Congreso.

FUENTE: EL PERIÓDICO

Categorías:LA NOTA CHAPINA