LA NOTA CHAPINA

Gobierno privilegia a Nipro y obstaculiza a Fundación AMOR

Por: E. Vasquez y R. Ríos/elPeriódico 



La empresa cuya exasesora legal es la magistrada de la Corte de Constitucionalidad, Leyla Lemus, ha aumentado sus negocios con el Estado tras firmar cartas de entendimiento. Mientras tanto, el Gobierno se niega a aceptar la donación de Fundación AMOR en Izabal.
foto-articulo-Salud
En diciembre pasado el Ministerio de Salud descartó el convenio de cooperación entre Fundación AMOR y el Hospital de la Amistad Japón-Guatemala para instalar una sala de hemodiálisis en Izabal. Según el jefe de la cartera, Francisco Coma no es una “donación pura” por lo que no se puede condicionar para que la asociación preste el servicio por Q193 por terapia. Cada paciente requiere al menos tres tratamientos lo que en total sumaría Q579.  
Otros proveedores ofrecen el mismo servicio hasta por Q1,200 por terapia, cuyo costo total sería de Q3,600. 
Fuentes del gobierno confirman que Salud solo obstaculiza la donación de la Fundación AMOR para favorecer a la empresa japonesa Nipro que presta servicios de hemodiálisis. Una situación paradójica luego de la inversión realizada entre Guatemala y el gobierno de Japón para la construcción del Hospital de la Amistad en Izabal.
Nipro Medical Corporation es una empresa japonesa que comercializa y distribuye servicios de productos y máquinas para terapia de hemodiálisis. Desde 2019, año en el que ganó la Presidencia Alejandro Giammattei, la compañía se ha vuelto el principal proveedor de kits de hemodiálisis para la Unidad Nacional de Atención al Enfermo Renal Crónico (Unaerc) y el Hospital San Juan de Dios con quienes ha firmado cartas de entendimiento y entregado en préstamo varias máquinas para atender a pacientes. 
Desde esta fecha Nipro ha logrado Q43 millones, de los cuales, Q35.8 millones se registran luego de la firma de cartas de entendimiento. Mientras que en años anteriores (de 2015 a 2018) solo habían recibido contratos por un total de Q2.7 millones.
Compras fraccionadas o adjudicaciones con único oferente son las características de las adjudicaciones autorizadas por dichas entidades. Además de que la exasesora legal de Nipro es la magistrada de la Corte de Constitucionalidad, Leyla Lemus, dicha empresa está vinculada a ambas entidades por miembros del Consejo de Unaerc o extrabajadores del hospital general.
Pero los contratos con Unaerc y el San Juan de Dios no son los únicos de Nipro. 
La empresa también mantiene una alianza cercana al Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS). Solo en 2021 prestó servicios nefrológicos bajo el código 710020 por Q96.41 millones, esto para atender pacientes a nivel nacional. 
Además de ofrecer hemodiálisis también provee de insumos médicos como jeringas, guantes, agujas, entre otros. El año pasado en total obtuvo Q179.14 millones entre hemodiálisis y material de salud, esto representa un aumento del 23 por ciento comparado con 2020 en el que obtuvo del Estado Q146.03 millones. 
El caso de Unaerc
El 28 de diciembre de 2018 la empresa Nipro Medical Corporation firmó una carta de entendimiento con la Unidad Nacional de Atención al Enfermo Renal Crónico (Unaerc) para apoyar con el servicio de hemodiálisis de los pacientes.
En la carta, Nipro y Unaerc establecieron que el propósito de la misma era “establecer los criterios de cooperación y coordinación entre ambos”, para mejorar la calidad de vida de los enfermos renales por medio de hemodiálisis.
Desde 2019, dicha empresa ha pagado Q40 mil 500 mensuales por el arrendamiento de dos niveles en el Hospital Génesis en Escuintla que sirve para la atención de pacientes renales que es administrado por la Unaerc.
Además de ese pago, Nipro se comprometió a prestar al menos 50 máquinas para hemodiálisis a las cuales les realizaría mantenimiento preventivo y correctivo de los equipos y capacitaría al personal de Unaerc para garantizar el uso correcto de las mismas.
Mientras que Unaerc se haría cargo de “la compra y adquisición del insumo de kit de hemodiálisis de la más alta calidad que cuenten con el registro sanitario ISO o BPM del fabricante, certificado del fabricante del equipo, el cual garantice la compatibilidad y certificado de parámetros de calibración del kit en el equipo”.
Desde esa fecha, Unaerc ha adjudicado Q32 millones 723 mil 361 a Nipro por la adquisición de kits de hemodiálisis, en licitaciones donde fueron ellos los únicos oferentes. 
Asimismo, la Unidad se comprometió a usar el equipo de forma ininterrumpida para la atención de los pacientes renales y el pago de los servicios del edificio.
Esa carta de entendimiento tenía un plazo de un año, pero la misma se renovó el 9 de octubre de 2019 y se elevó a 56 el número de máquinas que recibió Unaerc.
El 30 de octubre de 2020, la carta de entendimiento se renovó por tres años más y se acordó que Nipro donaría Q40 mil para el alquiler de un inmueble para la atención de pacientes en Retalhuleu y se haría cargo del pago de la energía eléctrica hasta por Q20 mil. Además, se comprometieron a elevar el número de máquinas a 98 y la entrega de 42 sillones para hemodiálisis.
Antes de firmar la carta de entendimiento, Unaerc había requerido los servicios de Nipro en 2015 y en 2018, pagando Q68 mil 850 y Q155 mil 439 respectivamente.
Desde 2019 la empresa fue beneficiada con una licitación –en la que Nipro fue la única oferente de 78 mil 624 kits especializados– por Q12 millones 495 mil y varias compras directas de sillones para hemodiálisis por Q179 mil 241.
En 2020, Unaerc licitó 49 mil kits para hemodiálisis por Q12 millones 495 mil, por lo que cada kit tuvo un costo de Q255.
Compras fraccionadas en el San Juan de Dios
En 2019 el Hospital San Juan de Dios adquirió 2 mil 400 procedimientos de hemodiálisis para sus pacientes, pero lo realizó por medio de 16 eventos, con lo cual no superan el límite de Q90 mil que marca la Ley de Compras del Estados y de esta manera se realizó una compra directa; por medio de esta modalidad Nipro no tuvo que concursar con otros proveedores y el hospital adquirió de forma directa los 150 procedimientos –16 veces–.
Nipro Medical Corporation sucursal de Guatemala también mantiene un acuerdo de cooperación bilateral con el Hospital General San Juan de Dios que se firmó el 12 de noviembre de 2020. 
El acuerdo detalla que Nipro otorgará en “calidad de préstamo” la instalación de equipos que incluye máquinas de hemodiálisis, osmosor portátil y sillones para el tratamiento de pacientes renales. Además “apoyará” a la remodelación de infraestructura con el cambio de piso, remozamiento de paredes y cielo falso, colocación de lámparas, instalación de Loop, tuberías y drenajes, aire acondicionado, una puerta, tanques de agua y dos televisores. 
A cambio solicita que el centro asistencial se quede a cargo del mantenimiento y limpieza diaria de las instalaciones físicas y garantice la vida útil de las máquinas. Se debe realizar una utilización “interrumpida” del equipo y proporcionar kits de hemodiálisis asegurando la compatibilidad de los componentes y que sean de alta calidad. 
La sala de hemodiálisis empezó a funcionar hasta septiembre de 2021 y el Hospital General detalló que se tendría la capacidad de asistir a 20 pacientes de forma simultánea y la inversión con tecnología japonesa fue de más de US$90 mil. 
Para el acuerdo de cooperación bilateral no existió un concurso de licitación para verificar con qué otra entidad se podrían establecer los acuerdos. Previo al convenio, Nipro ya brindaba procedimientos de hemodiálisis completos que incluyen los insumos, el mantenimiento, la maquinaria y personal de atención. 
De acuerdo al portal de Guatecompras solo en 2019 se adjudicaron Q6.54 millones por estos servicios, el año siguiente se redujo este monto a Q624 mil 511, se realizó el convenio y durante 2021 Nipro obtuvo contratos por Q3.15 millones, brindando servicios completos pese a que solo es necesario el kit de hemodiálisis como lo manifiesta el acuerdo por existir el equipo otorgado en préstamo. 
Cada una de las compras directas con oferta electrónica han sido solicitadas por el jefe del Departamento de Nefrología y Trasplante del San Juan de Dios, Elioenai Pérez López quien también es integrante del Consejo Administrativo de Unaerc, entidad que además tiene un acuerdo con Nipro. 
Unaerc, el Hospital General y Nipro
El Consejo de Administración de Unaerc está conformado por dos representantes titulares y dos suplentes del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS), uno del Colegio de Médicos y Cirujanos (Colmedegua) y uno más por la Asociación Guatemalteca de Nefrología (AGN).
Amelia Flores, exministra de Salud, recibió la propuesta de la AGN y el Colmedegua, y el 14 de mayo de 2021 realizó el nombramiento de los cuatro integrantes titulares y cuatro suplentes del Consejo.
El Consejo de Unaerc está conformado por Héctor Eduardo Espinoza Vega, Helen Jeannette Marroquín Menocal, Gloria Leticia Pérez Puerto, Elionai Pérez López, Guilmar Roderico Escobar Eguizabal, María Alejandra Oliva Guzmán y Carlos Roberto Avendaño de León.
Pérez López representante titular del Colmedegua es subjefe de la Unidad de Nefrología del Hospital San Juan de Dios, mientras que Avendaño de León –representante suplente de la AGN–, trabaja como director médico nacional en Nipro, y Zepeda Aguilar fue asesora del Departamento de Compras del Hospital San Juan de Dios.
Abiertos a ofertas
El director del Hospital San Juan de Dios, Gerardo Hernández afirmó que no se tiene ningún contrato de exclusividad con Nipro y se continúa pagando el servicio completo por tratamiento a pesar de que existe un préstamo de la maquinaria y se financia el pago de personal técnico. 
De la misma manera el gerente general de Nipro en Guatemala, Israel Flores indicó que se mantienen cartas de entendimiento con Unaerc y el San Juan de Dios para documentar la donación y no convenios. Manifestó que los hemokits son universales y están abiertos a licitación, pero son solo ellos los que ofertan. “Buscamos la supervivencia de los pacientes y la mejor calidad”, agregó.
Nipro y la magistrada
Flores confirmó que la actual magistrada de la Corte de Constitucionalidad (CC), Leyla Lemus fue asesora legal de la compañía previo a ser nombrada como secretaria general de la Presidencia.   Lemus dejó el cargo en el Ejecutivo en marzo de 2021, luego que Giammattei decidiera que ella ocuparía un puesto en la CC.
En 2019, compareció como abogada en la apertura de ofertas en Guatecompras. Una investigación de elPeriódico también detalla que no solo existió una relación legal. En octubre de 2016 Leyla Lemus compró un apartamento en el edificio Reforma Obelisco a Mauro Argüello Vílchez, gerente de ventas regional de Nipro para Latinoamérica.

FUENTE: EL PERI´ÓDICO

Categorías:LA NOTA CHAPINA