LA NOTA CHAPINA

Ministerio de Salud detiene instalación de centro de hemodiálisis en Izabal

Por: Evelin Vásquez /elPeriódico  

Actualmente los pacientes renales viajan más de 240 kilómetros desde Izabal a la Ciudad de Guatemala para realizar su tratamiento.

foto-articulo-Salud

El proyecto para instalar una sala de hemodiálisis en Izabal en el Hospital de la Amistad Japón-Guatemala se encuentra paralizado, a pesar de cumplir con los requisitos que solicitó el Ministerio de Salud para completar el proceso desde dos meses atrás. 

La cartera guarda silencio sobre el tema a pesar de las solicitudes por escrito por parte de los involucrados. Para finalizar el procedimiento e iniciar la remodelación del área, solo está pendiente la publicación de un acuerdo ministerial. 

La fundadora y presidenta emérita de Fundación AMOR, Annelisa Castillo, explicó que durante cuatro meses se cumplió con los requisitos por parte del Ministerio y con la construcción de un pozo mecánico, debido a que el centro asistencial compraba agua mensualmente realizando un gasto de Q40 mil. Y para finalizar se firmó un convenio con el hospital, cuya construcción fue financiada con apoyo del gobierno de Japón, para el pago de los tratamientos.

La Fundación estaría a cargo de la instalación completa de la sala de hemodiálisis y sistemas de ósmosis inversa. Se prevé una inversión de más de Q1.7 millones. Además, se cuenta  con el  apoyo del vicariato apostólico de Izabal a cargo del padre Anton Grech. 

Con la instalación de la sala de hemodiálisis, el costo por tratamiento para cada paciente será de Q193. En el portal de Guatecompras, el Ministerio de Salud y el Seguro Social (IGSS) cotiza el mismo procedimiento entre Q660 a Q1,200. 

La experiencia de la Fundación de Asistencia Médica y Ocupacional para la Recuperación del Enfermo Renal (Fundación AMOR) incluye un trabajo en conjunto por  más de 15 años con el Estado. La entidad mantiene relación con la Unidad Nacional de Atención al Enfermo Renal Crónico (UNAERC) y asiste a 600 pacientes mensuales con terapias de hemodiálisis a bajo costo.

Estancado

Fuentes cercanas a elPeriódico han señalado que la detención del proceso se debe a que proveedores del Estado dan el servicio a un costo más alto y no convendría otorgar el proyecto. 

Uno de ellos es la empresa japonesa Nipro Medical Corporation, que brinda servicios de hemodiálisis a un costo de Q889. La compañía está vinculada a Leyla Lemus Arriaga, exsecretaria de la Presidencia, actual magistrada de la Corte de Constitucionalidad y representante legal de la compañía.

De acuerdo con Guatecompras, de 2006 a la fecha la compañía ha obtenido Q670.14 millones en contratos con el Estado. Pero sus ventas ascendieron en 2020, cuando facturó Q144.05 millones y en 2021 lleva Q177.70 millones. 

Las cifras son récord para la empresa desde que empezó a prestar sus servicios, lo que coincide con el primer año de Lemus Arriaga como secretaria de la Presidencia. 

En octubre de 2020, cuando Lemus todavía era secretaria de la Presidencia, la carta de entendimiento entre Nipro y UNAERC para la venta de kits y equipos de hemodiálisis se modificó y en lugar de avalarse por un periodo de un año, se hizo por tres años con la opción de obtener otra prórroga por el mismo tiempo.

Niegan relación 

La empresa Nipro Medical Corporation indicó por medio de una carta enviada a elPeriódico que “no tenemos ninguna relación con el convenio en Izabal. No hemos tenido ninguna cita o acercamiento con el Ministro de Salud, tampoco con el Hospital de Puerto Barrios. Nos hemos mantenido al margen de este proyecto ya que tampoco se tenía conocimiento del mismo”. La entidad dijo que apoya la libre competencia.

FUENTE: EL PERIÓDICO

Categorías:LA NOTA CHAPINA