LA NOTA CHAPINA

Seis niños se salvan de morir ahogados en playas de Sipacate, Escuintla

Socorristas atienden a menores que fueron arrastrados por un alfaque.

Por Sergio Morales Rodas

(Imagen de referencia) Los alfaques representan un peligro para los bañistas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)(Imagen de referencia) Los alfaques representan un peligro para los bañistas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Una visita a las playas del Pacífico estuvo a punto de terminar en tragedia cuando seis menores de edad fueron arrastrados por un alfaque en una playa de la aldea Rama Blanca, Sipacate, Escuintla, informaron los bomberos Voluntarios.

Un socorrista narró que los niños fueron “atrapados” por un alfaque, pero que “con ayuda de vecinos los rescataron”. Cinco de los menores recibieron atención preventiva en la clínica municipal de Sipacate, mientras que la niña de 5 años, Esther Elizabeth García Luna, fue llevada al Hospital Nacional de Escuintla para un chequeo más profundo.

La madre de la menor, Eulalia Luna, dijo a los socorristas que llegaron a las playas de Rama Blanca desde Boca del Monte, Villa Canales.

Los alfaques son enemigos peligrosos para los bañistas. Se forman cuando dos corrientes se juntan en la orilla del mar y luego arrastran hacia el interior lo que encuentran a su paso, ocurren más cuando se da el cambió de marea baja a alta —llenante—, y viceversa —vaciante—, y que esta última es la más peligrosa porque da la impresión de que el mar está en calma.

Los alfaques producen espuma amarillenta cuando los extremos de dos olas chocan y luego forman esa corriente de resaca y que aparenta ser agua sucia.

El pasado 1 de diciembre ocurrió una tragedia en las playas de Champerico, Retalhuleu, cuando el menor de 15 años, Sebastián Gómez Aguilar, murió al ser arrastrado por un alfaque.

El niño participaba con su familia en una actividad religiosa y junto con otros menores decidieron alejarse de la actividad, dijeron testigos.

FUENTE: PRENSA LIBRE

Categorías:LA NOTA CHAPINA