LA NOTA ECONÓMICA

El salario mínimo para el 2022 aumenta en 4.75%, decisión que no todos recibieron bien

El gobierno anunció un incremento al salario mínimo a partir de enero del 2022, en 4.75% para las tres actividades económicas: agrícolas, no agrícolas, exportadora y de maquilas. Aumentos representan alrededor de Q4 diarios y entre Q122 y Q134 mensuales.

Por Rosa María Bolaños, Natiana Gándara Y Urias Gamarro

El nuevo salario mínimo, establecido para tres actividades económicas debe entrar en vigencia el 1 de enero del 2022. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).El nuevo salario mínimo, establecido para tres actividades económicas debe entrar en vigencia el 1 de enero del 2022. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).

ESCUCHA LA AUDIO NOTA CON MARÍA PASCUAL, LA REPORTERA VIRTUAL DE PEDROVISION NOTICIAS. CON INFORMACIÓN DE PRENSA LIBRE

La decisión fue dada a conocer el jueves 16 de diciembre por el presidente, Alejandro Giammattei y el ministro de Trabajo, Rafael Rodríguez, quienes firmaron ese día el acuerdo gubernativo 278-2021, que cobrará vigencia el 1 de enero del próximo año.

Para tomar la decisión se consideraron los informes de las Comisiones Paritarias de Salario Mínimo, de la Comisión Nacional del Salario (CNS), el Banco de Guatemala (Banguat) y el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) y otras entidades, indicaron.

Los nuevos salarios

Para las actividades no agrícolas el salario mínimo diario queda en Q97.29; el agrícola en Q94.44 y para las actividades de exportación y maquila, en Q88.91, indicó el mandatario. Agregó que por hora se pagaría la parte proporcional que corresponde a cada jornada, pero no dio detalles al respecto.

Los incrementos equivalen a Q4.41, Q4.28 y Q4.03 por día, lo que representa un aumento mensual de Q134.14, Q130.18 y Q122.58, respectivamente.

Según el Ministerio de Trabajo (Mintrab) el salario mensual para una jornada diurna de 8 horas quedaría de la siguiente manera para cada actividad:

  • Agrícolas, Q2 mil 872.55 mensual (Q11.81 por hora), más la bonificación de Q250, para llegar a Q3 mil 122.55.
  • Para las no agrícolas, la remuneración base será de Q2 mil 959.24 (Q12.16 por hora), más bonificación, para Q3 mil 209.24.
  • Y en el caso de las empresas exportadoras y de maquila, el monto será de Q2 mil 704.35 (Q11.11 por hora) más la bonificación de Q250, para llegar  a Q2 mil 954.35

Giammattei mencionó que los efectos derivados del covid-19 aún están latentes, pero el trabajo conjunto ha permitido que la economía se vaya recuperando y citó la previsión del Banguat respecto a un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 7.5% durante este año y las perspectivas económicas de los principales socios comerciales.

También indicó que el salario mínimo ha tenido un estancamiento desde 2018 y que, según proyecciones del Instituto Nacional de Estadística (INE), se cerrará el 2021 con alrededor del 3.25% de inflación, lo cual supera el salario mínimo actual. “Eso quiere decir que las personas pueden comprar menos cosas con la misma cantidad de dinero”, expresó el presidente. Además, mencionó que según el IGSS, la limitación en el aumento del salario mínimo obstaculiza mejoras en los servicios de seguridad social, a pesar de la recuperación de las afiliaciones.

 
Los sectores opinan

Alejandro Ceballos, presidente de la Comisión de Vestuario y Textiles (Vestex) que agrupa a maquilas de exportación,  calificó el aumento de adecuado y correcto por lo que dijo estar de acuerdo, como ya lo había manifestado con anterioridad, cuando se le preguntó si como representante de los exportadores y empresarios de la maquila, estaría conforme con un aumento cercano al 5%.

Franky Pozuelos, representante del sector laboral en la CNS, comentó que la decisión del presidente se encuentra dentro de los rangos que fueron discutidos y analizados en las reuniones previas, al aplicar la fórmula con indicadores del país.


“El presidente tendrá sus razones por las que se inclinó por un aumento de menor rango, dado que se había calculado entre un mínimo de 4.7% y un máximo de 7%”, expuso, haciendo referencia a que en noviembre pasado la CNS solicitó apoyo al Banguat para que estimara, con datos al 2022, los resultados de aplicar una fórmula que la comisión estableció desde el 2012 para calcular el salario mínimo. Como resultado, se reflejaba la posibilidad de un aumento que oscilaría entre 4.26% y 7.26%, según les dio a conocer el Banguat el mes pasado.

El representante analizó que es necesario tomar en cuenta que no todas las actividades económicas han tenido crecimiento y hay algunas aún afectadas por la pandemia por lo que el manejo del salario mínimo debe ser prudente. “Además, es importante proteger el empleo y lo que se pueda hacer a futuro para generar oportunidades laborales para los guatemaltecos”, indicó.

Así quedan los salarios mínimos para el 2022. (Foto, Prensa Libre: Mintrab).

El sector laboral había pedido en las comisiones un incremento, de manera que el salario mínimo diario llegara a Q150 diarios, para alcanzar los Q4 mil 562.5 más la bonificación de Q250.

En tanto el miércoles la Federación Sindical de Empleados Bancarios y Servicios del Estado (Fesebs) envió una carta al mandatario en la que propusieron ajustar para el 2022 los salarios mínimos a Q100 diarios para las tres actividades económicas. Con esa propuesta el salario por hora sería de Q12.50 y el mensual llegaría a Q3 mil 041.77 más bonificación de Q250 al mes, que representarían incrementos desde 8% hasta 17.8% según la actividad de que se trate, aspecto que tampoco se concretó.

El presidente del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif), Hermann Girón expresó que es necesario que se implementen metodologías que permitan la diferenciación de salarios mínimos en por circunscripción geográfica, sector productivo y que mantengan una relación con la productividad, ya que solo así se logrará generar más empleos formales.


Por su parte, Guido Ricci, de la comisión laboral de esa organización, afirmó que se ha partido siempre de mejorar los ingresos y la capacidad de compra de los trabajadores y que la impresión es que haciendo lo que ahora se hizo, no se contribuye a ese fin, además que el salario promedio está muy lejano al salario mínimo que es superior, lo que genera cierta distorsión.

Según el directivo, se espera que en realidad exista una política general de empleo y una de salario, para que lo que se haga en las comisiones vaya empatado con esa política “y que la fijación anual del salario este en sintonía con la normativa general”.

Ahora se debe “seguir adelante con estos nuevos salarios, esperando el cumplimiento de todos los obligados y que mejore la situación de los trabajadores, pero siempre preocupados de que no vaya a generar distorsión y que tampoco merme el número de empleos en el sector formal, que ha sido siempre nuestra preocupación”, aseveró Ricci.

El sector empleador, tanto en las comisiones paritarias como en la CNS, pidió que no hubiera aumento y quedara vigente el actual salario.

El Mintrab mantiene la intención de crear circunscripciones económicas para la fijación del salario mínimo del 2023. Según la propuesta de esa cartera oficializada en noviembre pasado, se delimitó en dos zonas, la Zona Central constituida por el departamento de Guatemala, y la Zona Regional estaría compuesta por el área urbana y rural del resto de departamentos del país. La idea de ese ente es que el otro año se instalen las comisiones paritarias para definirlo.

Por aparte, a inicios de esta semana trascendió la posibilidad de un aumento de 5.7% para las actividades agrícolas y no agrícolas y de 5.6% para maquilas y exportación, además de que crearía una nueva actividad para alojamiento, sin incremento, debido al impacto de la pandemia en el turismo. Supuestamente se trataba del planteamiento del ministro de Trabajo al mandatario, pero ya no concretó ninguna de las dos.  La cartera indicó que el viernes respondería diversas dudas planteadas al respecto.

Se realizarán verificaciones

El mandatario expresó su apoyo a Inspección General de Trabajo (IGT) para que haga efectivos los mecanismos de verificación del cumplimiento del pago del salario mínimo, particularmente en aquellos sectores en los que se ha identificado una tendencia al incumplimiento, ya que “de nada sirve fijar un salario mínimo, si este no se paga” y en ningún caso los trabajadores podrán tener un salario menor al fijado. El jueves se entregó varios vehículos  para uso en la IGT.

FUENTE: PRENSA LIBRE

PUBLICIDAD

Categorías:LA NOTA ECONÓMICA