LA NOTA CHAPINA

La jueza Erika Aifán recibió el premio franco-alemán de Derechos humanos y del Estado de derecho

Por: Luisa Paredes / elPeriódico 

«El esfuerzo conjunto permitirá que nuevas generaciones puedan vivir en un país con democracia  y justicia. Ese es mi anhelo», expresó Aifán en su discurso de aceptación del reconocimiento.

foto-articulo-Justicia

Francia y Alemania entregaron hoy a la jueza de mayor riesgo “D”, Erika Aifán, el premio de Derechos Humanos y del Estado de Derecho 2021.

La embajadora de Alemania, Ricarda Redeker y la embajadora de Francia, Odile Roussel entregaron el reconocimiento a Aifán en una ceremonia que se realizó en el marco de la conmemoración del Día Internacional de los Derechos Humanos.

La jueza manifestó que el premio es un reconocimiento a la labor de los jueces y juezas independientes de Guatemala que a diario  luchan por proteger los derechos humanos. Explicó que su visión de un estado verdaderamente democrático es aquel en el que se respeta la independencia judicial, las resoluciones judiciales, la libertad de expresión y la libertad de prensa, así como los derechos humanos.

Advirtió que no se puede hablar de un desarrollo sostenible en Guatemala sin el monitoreo de las garantías fundamentales. Añadió que para los jueces, la defensa de los derechos humanos no es únicamente una obligación legal, sino que es una misión que requiere de un gran compromiso y responsabilidad que en Guatemala también representa graves amenazas y riesgos para todas las personas que tratan de luchar contra la corrupción y la impunidad.

“Es en este contexto en el que cada uno y una han tenido un papel importante que nos han permitido garantizar nuestra vida e integridad física, la posibilidad de poder seguir llevando a cabo este trabajo tan importante” señaló la juzgadora. 

Aifán agradeció a su familia, particularmente a su padre, por acompañarla en “momentos difíciles” y en toma de decisiones que afectaron también a sus allegados. «Ha estado valiente siempre a mi lado», manifestó sobre su padre. 

Además, agradeció a sus compañeros de la Asociación Guatemalteca de Jueces por la Integridad por el apoyo y al cuerpo diplomático a quienes consideró como observadores permanentes que han permitido que el sistema de justicia tenga una esperanza en el país.

«Mi agradecimiento a todos y cada una de las personas que nos ha apoyado y que desde sus espacios está coadyuvando en esa lucha contra la corrupción y la impunidad y por fortalecer los derechos humanos. El esfuerzo conjunto permitirá que nuevas generaciones puedan vivir en un país con democracia  y justicia. Ese es mi anhelo».

Jueza independiente comprometida con la transparencia

La embajadora de Alemania, Ricarda Redeker explicó que la entrega del premio tiene el objetivo de rendir homenaje a 15 personas a nivel mundial que a diario trabajan de forma incansable por defender y promover con ímpetu los derechos humanos y el estado de derecho. 

La diplomática resaltó que decidieron junto a Francia, sumarse a los reconocimientos a la labor de Aifán quien tiene a su cargo casos de alto impacto y que a pesar de las fuerzas de oposición que ha enfrentado en el ejercicio de su trabajo, ha continuado con perseverancia y dedicación incansable, como una jueza independiente, respetuosa de la ley, comprometida con la independencia y la transparencia del poder judicial 

Redeker destacó que el poder judicial forma parte esencial del Estado de derecho que es el fundamento de una democracia estable, de la protección de los derechos humanos  y del desarrollo económico sostenible.

Además, indicó que garantiza a todos los ciudadanos que serán escuchados de forma imparcial en casos de violación de sus derechos por parte del estado  o de otros ciudadanos o organizaciones social y que se decidirá de acuerdo con la ley. 

“Sabemos que la lucha por los derechos humanos es una lucha difícil y a veces solitaria que requiere integridad y coraje, sabemos también que es una lucha que tiene que ser llevada por los guatemaltecos. Este reconocimiento no es más que eso, una  señal de aliento en un ambiente en el país que nosotros vemos con preocupación” manifestó la embajadora alemana. 

En tanto que, la embajadora designada de Francia, Odile Roussel declaró que en su desempeño, Aifan ha demostrado su profesionalismo y compromiso con el sistema de justicia a pesar de los ataques que tiene que afrontar. Agregó que la jueza ha perseverado para llevar a cabo su labor independiente, transparente y respetuosa de la ley. 

“Francia y Alemania queremos darle a Aifán y de manera extensiva a todos los jueces independientes de Guatemala, a algunos nos acompañan hoy, una muestra de reconocimiento y solidaridad que esperamos puedan alentar su lucha por la independencia judicial”, expresó Roussel. 

FUENTE: EL PERIÓDICO

Categorías:LA NOTA CHAPINA