LA NOTA DE MUNDO

Condenan en EE.UU. a guatemaltecos líderes de secta Lev Tahor

  • Por Jessica Gramajo

Los líderes de la secta Lev Tahor, Nachman Helbrans y Mayers Rosner, ambos con nacionalidad guatemalteca, fueron condenados por secuestro en EE.UU. (Foto: The Milli Chronicle)

Dos líderes de la secta Lev Tahor, con nacionalidad guatemalteca, fueron condenados por secuestro infantil en EE.UU.

Nachman Helbrans, de 39 años; y Mayer Rosner, de 45; ambos con nacionalidad estadounidense y guatemalteca, fueron condenados en Estados Unidos (EE.UU.) por los delitos de explotación sexual y secuestro infantil.

La Corte Federal de White Plains condenó a los dos líderes de la secta extremista Lev Tahor, que funciona en Guatemala, luego de un juicio que duró cuatro semanas.

Culpables de secuestro

Según probó la Fiscalía de EE.UU. para el Distrito Sur de Nueva York, los líderes de la secta orquestaron un plan para secuestrar a una menor de 14 años y a un niño de 12, a quienes lograron “contrabandear” hacia México.

“Nachman Helbrans y Mayer Rosner secuestraron descaradamente a dos niños y los separaron de su madre en medio de la noche para devolverlos a un lugar donde eran explotados sexualmente por un hombre adulto”, señaló la Fiscalía Federal estadounidense a través de un comunicado.

Ambos fueron condenados a 48 años de prisión y una condena perpetua por los delitos de conspirar para transportar a un menor con la intención de participar en una actividad sexual delictiva, conspirar para viajar con la intención de participar en una conducta sexual ilícita, dos cargos de secuestro parental internacional y uno por utilizar un medio de identificación falsos.

El caso contra Lev Tahor

Todo inició cuando Helbrans hizo arreglos para que su sobrina de 12 años contrajera matrimonio con un miembro de la secta Lev Tahor, quien era mayor de edad. Se casaron de manera religiosa en 2018, pero nunca de manera legal. El objetivo era la procreación.

De acuerdo con la acusación, ambos sentenciados exigían que las novias jóvenes tuvieran relaciones sexuales con sus esposos y que indicaran que eran mayores de edad. Al ser embarazadas no podían acudir a centros hospitalarios, sino que daban a sus en sus hogares para ocultar la juventud de las madres.

En octubre de 2018, la madre, menor de edad, determinó que no era seguro para ella y para sus hijos continuar en la comunidad Lev Tahor radicada en Guatemala y escapó hacia EE.UU. a principios de noviembre de ese año. Luego, un tribunal de Brooklyn le otorgó la custodia exclusiva de sus hijos y prohibió al padre comunicarse con ellos.

Sin embargo, su padre orquestó un plan para devolverlos hacia Guatemala y en diciembre de 2018 secuestraron a los niños en medio de la noche y los transportaron usando disfraces, alias, teléfonos móviles, documentos falsos y una aplicación encriptada por varios estados de EE.UU. para llegar finalmente a México.

Luego de varias semanas, autoridades policiales, con el apoyo de federales internacionales recuperaron en México a los menores secuestrados y los retornaron a Nueva York, pero en marzo de 2019 y marzo del 2021 miembros de la secta intentaron secuestrarlos de nuevo.

Por este mismo caso, dos integrantes de la misma secta fueron detenidos en Guatemala con fines de extradición.

Comunidad judía de Guatemala reacciona 

La presidenta de la Comunidad Judía en Guatemala, Rebeca Permuth de Sabbagh, emitió una postura al respecto de la sentencia. “La Comunidad Judía de Guatemala tiene la postura que todo aquel que rompa la ley, responda ante la justicia.”Rebeca Permuth,presidenta de la Comunidad Judía en Guatemala

Permuth dijo que confían tanto en la justicia de Estados Unidos como la de Guatemala. “Los señalamientos por los que fueron juzgados estos líderes de la secta Lev Tahor en EEUU son muy graves,  y todo aquel que resulte responsable, debe afrontar las consecuencias”, indicó. 

Agregó que “si existen crímenes cometidos en Guatemala, también deben ser juzgados acá. Nadie está por encima de la ley y las autoridades tienen la obligación de investigar”, puntualizó. 

No hay persecución 

La presidenta de la Comunidad Judía en Guatemala declaró que en Guatemala no hay persecución religiosa. 

“Vemos con mucha preocupación que los líderes de la secta Lev Tahor indican que lo que les sucede en Guatemala es una persecución religiosa. Como Presidenta de la institución que lleva más de 100 años de albergar judíos en Guatemala, le puedo decir en forma clara e inequívoca, que en Guatemala los judíos no sufrimos de persecución religiosa”, expresó Permuth. 

Continuó: “Si algún judío o israelí ha tenido que enfrentar la justicia acá, es por señalamientos legales, no por su condición de judío. En Guatemala a los judíos siempre se nos ha respetado en nuestra libertad religiosa”.

Y finalizó indicando que “los señalamientos que se le hacen a la secta Lev Tahor son por comportamientos que riñen con nuestros valores judaicos. La Comunidad Judía de Guatemala es totalmente ajena a esta secta extremista”. 

FUENTE: SOY 502

Categorías:LA NOTA DE MUNDO