LA NOTA CHAPINA

Proam tiene dificultad para comprar aspirina y suero para los kits covid-19

El kit de medicamentos covid-19 que entrega el Ministerio de Salud debe contener ocho medicamentos, pero en el mercado hay escasez de dos de ellos.

Por Ana Lucía Ola

Proam tiene asignado Q45 millones para comprar medicamentos y armar un millón de kits covid-19, sin embargo, hay fármacos que se hace difícil adquirir. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Proam tiene asignado Q45 millones para comprar medicamentos y armar un millón de kits covid-19, sin embargo, hay fármacos que se hace difícil adquirir. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Cuando una persona es diagnosticada con covid-19 y su estado es leve, en los servicios de salud pública deben entregarles tratamiento ambulatorio. Se trata de un kit que contiene acetaminofén, ácido acetilsalicílico -aspirina-, vitamina C y D, loratadina, zinc, ivermectina, y sales de rehidratación oral, medicamentos que fueron autorizados por el Ministerio de Salud.

El Programa de Accesibilidad de Medicamentos (Proam) es el encargado de comprar los productos para armar estos botiquines. Con la Ley de emergencia nacional para la atención de la pandemia covid-19, aprobada en el Congreso el pasado 13 de septiembre, se le asignó Q45 millones para la adquisición de un millón de kits, en un momento en que la pandemia estremeció al país con un repunte de contagios.

Actualmente las cifras oficiales reportan un descenso de casos positivos, un panorama que podría variar en las próximas semanas ante el riesgo de una cuarta ola de covid-19.

La intención es que el Sistema de Salud Pública este abastecido con el tratamiento para los casos que son detectados en el primer nivel de atención, y evitar que sus síntomas escalen a moderados y graves, y requieran hospitalización.

Al 30 de noviembre, en el portal Guatecompras se consigna que Proam adjudicó Q10.6 millones bajo el amparo de la ley, en un total de siete concursos. Es el 23.5 por ciento del presupuesto que se le asignó para la compra del millón de kits.

De acuerdo con Eduardo Vargas, gerente del programa, han subido varios eventos, aunque la escasez de ciertos productos en el mercado nacional e internacional impide acelerar el paso en las adquisiciones. Se ha dificultado comprar dos de los productos que deben tener los botiquines.

“Tengo el abastecimiento adecuado en seis medicamentos, de aspirinas -ácido acetilsalicílico- y sales de rehidratación oral tengo una cantidad, pero no lo suficiente”, dijo Vargas.

Pese a que son medicinas que las personas suelen comprar en las farmacias, que no requieren receta, Proam no ha logrado adquirir la cantidad de producto necesario para armar el total de botiquines que la ley le demanda. Cada uno debe tener cinco sobres de sales de rehidratación oral y 10 tabletas de ácido acetilsalicílico, estas cantidades deben multiplicarse por un millón, y los proveedores no han tenido la capacidad para cubrir esa suma de medicamento.

Eso lleva a que se realicen distintos eventos para adquirir el producto. “Hemos subido por lo menos 10, de hecho, el primero iba por la cantidad de Q45 millones. Se hicieron adjudicaciones parciales, de esa cuenta fue que se derivaron los otros nueve, y van a haber más”, mencionó Vargas.

La ley de emergencia es de carácter temporal, y tiene tres meses de vida, los recursos deben ejecutarse a más tardar al 31 de diciembre, tiempo que se vence en un mes, y Proam aún tiene el 76.5 por ciento de los Q45 millones que se le asignaron para la compra de los kits covid-19.

De acuerdo con Vargas, hasta el jueves pasado en bodega había 12 mil botiquines disponibles para abastecer a las áreas de Salud y a los hospitales, las cuales se acercan al programa para solicitar la cantidad que necesitan para cubrir a su población, la cual se establece de acuerdo a proyecciones y a lo que indica el semáforo epidemiológico.

El lineamiento del Ministerio de Salud indica que, luego del hisopado, los casos positivos a covid-19 y que se consideran leves deben recibir un kits de medicamentos para seguir el tratamiento en casa. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

En el campo

En los servicios de salud pública los casos detectados con síntomas leves de covid-19 reciben un kit de medicamentos para paliar la enfermedad en casa, ese es el lineamiento del Ministerio de Salud.

Sin embargo, Lesli Ramírez, de la Red de defensores comunitarios por el Derecho a la Salud (REDC-Salud), menciona que la situación en la provincia, en las áreas rurales, no es muy alentadora, pues la existencia de estos botiquines es limitada, como también la cantidad de pruebas -hisopados- para identificar a personas contagiadas.https://878592da9e37c5f64cc08a0ccd0e1b40.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-38/html/container.html

“Los defensores nos comentan que no hay disponibilidad de kits, recuerde que estos los dan con una prueba positiva, y el abastecimiento de pruebas en los servicios es bastante bajo. No están haciendo pruebas”, dice Ramírez. Otro de los inconvenientes que señala es que los botiquines no contienen los ocho medicamentos establecidos.

En Comitancillo, San Marcos, en el puesto de salud no hay kits cov-19 desde hace semanas. Los casos sospechosos de coronavirus los envían al Centro de Atención Permanente (CAP) en San Pedro Pojopilas, Quiché, en donde no tienen pruebas para detección de casos, tampoco el tratamiento si dan positivo. El personal sanitario no tiene otra opción que dar el medicamento que consideran aliviará los síntomas del paciente.

Según defensores del área, desde hace dos meses el CAP hizo la solicitud de los kits a la jefatura de área, pero no los han sido abastecido.

Personal de la Dirección del Área de Salud de Totonicapán refirieron la semana pasada que tenían ocho mil kits para distribuir en el departamento, y estarían por recibir seis mil más. El desabastecimiento es de hisopados, “sin pruebas no podemos detectar a los pacientes positivos”, dijo uno de los trabajadores.

Vagas indica que, desde el comienzo de la pandemia y hasta la semana pasada, Proam han entregado 259 mil kits a las 29 áreas de Salud y a los hospitales. Ante la pregunta de ¿por qué hay servicios que no cuentan con el insumo? Indicó que la asignación de Q45 millones que se hizo al programa para la compra de medicamentos para el millón de kits es reciente -la ley de emergencia fue aprobada el 13 de septiembre-, que trabajan de manera programada y que las áreas de salud deben acercarse a ellos para recibir estos insumos.

FUENTE: PRENSA LIBRE

Categorías:LA NOTA CHAPINA