LA NOTA CHAPINA

El presupuesto estatal 2022 ya fue aprobado: Es más de lo mismo, pero con un gran ganador

El ciclo de aprobación del presupuesto estatal concluyó y el monto de gasto público quedó en Q106 mil 229 millones que es el más alto de la historia para un período anual, aparte de que se trata de un año preelectoral. Y de última hora, se aprobó una asignación adicional para los Consejos Departamentales de Desarrollo (Codedes).

El plan de gastos aprobado principalmente por diputados que integran la alianza oficialista y sin mayor oposición, resultó ajustado en Q2 mil 237 millones respecto a la iniciativa original que trasladó el pasado 2 de septiembre el Ministerio de Finanzas (Minfin).

El techo era de Q103 mil 992 millones, pero en una sesión de la Comisión de Finanzas realizada el pasado 30 de octubre, se elevó hasta Q105 mil 939 millones. Pero no quedó ahí, pues con las enmiendas presentadas, quedó en Q106 mil 229 millones 467 mil.

Ello, debido a un aporte extraordinario a los Codedes por Q290 millones, que será manejado por los gobernadores departamentales y alcaldes durante el próximo ejercicio fiscal, caracterizado por ser un año prelectoral, de cara a las elecciones generales del 2023.lea además:
El dictamen de presupuesto estatal que el Congreso podría aprobar este jueves, tiene al menos siete fallasLeer más

La asignación mencionada a favor de los Codedes quedó en Obligaciones a Cargo del Tesoro, cuyo monto global asciende a Q34,680 millones 795 mil 250. Inicialmente, la asignación para los Codedes era de Q2 mil 937 millones, pero con este aporte extraordinario, dispondrán de Q3 mil 227 millones.

Por aparte, al movimiento de recursos se sumarán los que no se logren ejecutar en este ejercicio, que podría rondar entre Q500 a Q600 millones, como remanente: según el portal de Finanzas, los   desembolsos y transferencias a los Codedes suman Q1 mil 985 millones y están pendientes de recibir Q713 millones.

Cien: deficiencias y opacidad

Las reacciones no se hicieron esperar y según Jorge Lavarreda, analista del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (Cien), lo aprobado mantiene las mismas deficiencias técnicas que envió el Ejecutivo como propuesta y profundiza algunas situaciones que se habían detectado.

Citó, por ejemplo, que se incluyeron algunas obras que tienen pendientes requisitos en el Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP) y más recursos a los Codedes, sin que exista información clara sobre el tipo de obras que realizarán. Y consideró que existe mucha opacidad en cuanto al detalle de la información disponible, tanto en el dictamen, como en las enmiendas.

“En todo caso, es un presupuesto que sigue con rigideces ya que se incluyen partidas presupuestarias con destinos muy puntuales en distintas instituciones, incluyendo a ONG, y se deja en abandono en esta discusión ¿cuáles serán los resultados de estas asignaciones financieras y cómo están alineados a los objetivos estratégicos de desarrollo de país?”

Sobre las asignaciones a los Codedes, Lavarreda reiteró que no responden a una asignación financiera técnica con base en una planificación previa.

También manifestó que al hacer un estudio, encontraron algunas obras con requerimientos pendientes, y citó como ejemplo que en el Ministerio de Comunicaciones, se encontró la construcción de un paso a desnivel en la ruta nacional 1, Organismo Judicial-Quetzaltenango, por Q30 millones, a la que le faltan seis de 12 requisitos.

Otros Q30 millones fueron asignados a la construcción de un paso a desnivel en esa misma ruta en la Esperanza, Quetzaltenango, con la misma situación y pasa lo mismo con el libramiento de Jalapa por otros Q30 millones.

“Cuando se incluyen recursos de esa manera, lo que viene pasando es que son obras que no se pueden ejecutar y se prestan a malos manejos”, remarcó.

Dinámica política

Fernando Ixpanel, analista de la Asociación de Investigación de Estudios Sociales (Asíes), declaró que la aprobación del presupuesto 2022, respondió a una dinámica política que se observa en el Congreso y en la política a nivel nacional y local, que quedó establecida con la elección de la nueva junta directiva.

“Aunque los Codedes y los Consejos Comunitarios de Desarrollo inciden en la planeación de obras, se perciben como actores políticos, sobre todo locales y departamentales, que pueden exhibirse para lograr obtener réditos políticos, ya que pueden influir en cómo se ejecutan los recursos de los proyectos.

Y, por otro lado, pueden ser utilizados como pagos de favores de campaña, adjudicaciones discrecionales a proveedores e incluso, beneficiarse de manera personal, que es uno de los riesgos”, expuso.

Añadió que el sistema está pensado en la participación ciudadana, pero en la práctica hay una distancia entre el objetivo y las dinámicas de los políticos. Y en un año preelectoral, hay una mayor intención de generar el mayor rédito y darse a conocer, en particular para los candidatos a diputados distritales y gobernadores.

“Por otro lado, hubo asignaciones a última hora a ONG que se caracterizan por estar diseñadas para captar fondos. También a algunos ministerios que entran en la dinámica electoral”.

Observatorio

Hermann Girón, presidente del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif), indicó que el sector empresarial organizado, todos los años emite opiniones con relación a la formulación del presupuesto e históricamente, la forma como se ha realizado es prestando atención y criticando lo que puede influir en el déficit fiscal, cuestionando las fuentes de financiamiento o alertando sobre el nivel de endeudamiento.

Pero ahora, explicó que dio un paso innovador, novedoso y más activo, al conformar una entidad técnica de funcionamiento permanente, que se dedicará a hacer análisis críticos sobre el gasto público, particularmente en cómo y dónde se invierte.

“Más que cuestionar las partidas presupuestales en un papel o en un momento del año, el Observatorio del Presupuesto es un esfuerzo que convocará a diversos sectores, para que de una forma permanente, podamos observar cómo se están ejecutando los planes y programas de financiamiento por los que pidieron recursos las diferentes unidades ejecutoras y que fueron aprobadas”, precisó.

El objetivo, es garantizar una mejor ejecución que alinee esa inversión de recursos públicos, a las grandes necesidades que se enfrentan, concluyó el presidente del Cacif.

FUENTE: PRENSA LIBRE

Categorías:LA NOTA CHAPINA