LA NOTA CHAPINA

Año preelectoral, por arrancar la carrera por la Presidencia

  • Por Jessica Gramajo

Las Elecciones General en Guatemala se realizarán en 2023, pero las agrupaciones políticas inician actividad oficial en 2022. (Foto: Archivo/Soy502)

Las Elecciones General en Guatemala se realizarán en 2023, pero las agrupaciones políticas inician actividad oficial en 2022. (Foto: Archivo/Soy502)

Como si se tratara de un juego de ajedrez, las agrupaciones políticas comienzan a hacer movimientos en sus tableros para procurar una eventual participación y presencia en las próximas elecciones que se realizarán en Guatemala en el 2023.

Mientras que la mayoría de la población estaba más preocupada por sobrevivir a la crisis social, económica y de salud que ha dejado el Covid-19, los aspirantes a un cargo de elección popular comenzaron a mover las piezas de su tablero para identificar a la agrupación que podría procurarles un cargo público.

Varios nombres se manejan hasta ahora: Zury Ríos, Sandra Torres, Thelma Cabrera, Roberto Arzú, Neto Bran, Edmont Mulet, son algunos de los nombre que ya comienzan a manejarse en el imaginario colectivo, pero ¿cómo están hasta ahora?

De acuerdo con el Tribunal Supremo Electoral (TSE), hasta ahora existen 20 partidos políticos vigentes y seis en formación, con un total de 612,863 afiliados, de los cuales, el 51.83% son mujeres y 48.17% hombres, la mayoría entre las edades de 36 a 45 años.

Afiliación política, año electoral, Elecciones

Luego de Guatemala, los departamentos con más afiliados son Alta Verapaz, Huehuetenango, San Marcos y Quetzaltenango. En la cola se encuentra El Progreso, Zacapa, Baja Verapaz y Sacatepéquez, lo que podría significar un buen caudal electoral para quienes buscan más partidarios.elecciones generales, presidencia de guatemala, año preelectoral(Gráfico del TSE)

El partido político que mantiene la mayor cantidad de afiliados es la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) con 89,325, pero se encuentra en una cuerda floja debido a los procesos legales que hay en su contra.

Sin embargo, a pesar de la crisis, en los últimos meses las cosas comenzaron a mejorar para la exprimera Dama, Sandra Torres, quien después de ser separada del cargo de Secretaria General, logró retomar el control.

No se sabe por cuánto tiempo, porque el proceso legal en su contra continúa, pero diputados de esa agrupación que no la apoyan, dicen que ha hecho fuertes negociaciones con lo que llaman “el pacto de corruptos” para mantener su posición. La mayoría de estos negocios habrían sido dentro del Congreso.

En afiliados le sigue el partido Vamos, con 43,290, el mismo que llevó a Alejandro Giammattei a la silla presidencial. Aunque, politólogos prevén que la agrupación política comience a perder adeptos a partir del próximo año, pues por tradición en Guatemala no se reelige al partido que deja la presidencia.

Aunque Zury Ríos, de Valor, ha logrado captar la atención de muchos guatemaltecos, el partido con el que se prevé que aspire a la presidencia, se encuentra en el cuarto lugar de afiliados con 30,589; incluso, lo supera el Partido de Avanzada Nacional (PAN) con 41,747.

elecciones generales, presidencia de guatemala, año preelectoral

Los que están a la cola de afiliados políticos son Prosperidad Ciudadana (PC), Bienestar Nacional (BIEN), Podemos, Partido Unionista (PU) y el Movimiento para la Liberación de los Pueblos (MLP), de Thelma Cabrera, una de las aspirantes a la presidencia que sorprendió en las Elecciones Generales de 2019 cuando quedó en cuarto lugar, pese a ser su primera aparición en la papeleta electoral.

Roberto Arzú, Edmont Mulet y Neto Bran, también suenan como aspirantes a la presidencia, pero hasta el momento se desconoce a ciencia cierta cuál sería el partido político que podría empujarlos a lograr el cargo, ya que los tres han tenido problemas con las agrupaciones que los habrían impulsado con anterioridad.

Escenarios para las Elecciones

Zury Ríos podría ser una de las políticas más fuertes, pero tiene un impedimento constitucional para se candidata, debido a que en el artículo 186 de la Constitución se establece que no pueden optar a la silla presidencial “los parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad  y segundo de afinidad” de los presidentes o vicepresidentes.elecciones generales, presidencia de guatemala, año preelectoral(Fuente: Constitución Política de la República)

2

En dos ocasiones ya le negaron la inscripción. Sin embargo, tendría un “as bajo la manga”, ya que quien fuera compañero de fórmula en su intento por una candidatura en las elecciones pasadas fue Roberto Molina Barreto, actual magistrado de la Corte de Constitucionalidad (CC) y varios analistas y sectores prevén que pueda influir para que esta vez sí le den el aval para inscribirse como candidata.elecciones generales, presidencia de guatemala, año preelectoralZury Ríos junto a Roberto Molina Barreto el día que recibieron sus credenciales como candidatos en abril del 2019 y que después la CC rechazó. (Foto: Archivo/Soy502)

Según allegados al partido Valor, si la hija del expresidente de facto, Efraín Ríos Montt, no logra inscribirse, su idea es ocupar la mayor cantidad de espacios en las municipalidades y en el Congreso, porque le daría margen para negociar prebendas durante los próximos cuatro años con el partido que resulte ganador.

En el caso de Sandra Torres, diputados en el Congreso aseguran que la intención de la exprimera Dama es volver a tener, por lo menos, 35 diputados bajo su mando, lo que le permitiría un margen importante en cualquier negociación.

elecciones generales, presidencia de guatemala, año preelectoral

En octubre pasado el TSE resolvió regresarle el control de la UNE a Sandra Torres, al permitirle asumir de nuevo como Secretaria General. (Foto: Archivo/Soy502)

Esto coincide con el análisis del politólogo Andrés Correa, quien considera a Torres como la “eterna” candidata de oposición que “nunca ganará”, pero que la presencia de su partido le “permite negociar prebendas” al tener una de las bancadas mayoritarias dentro del Legislativo.

“Ella estará muy contenta, sabe que no ganará y creo que ya se resignó, pero también sabe que tendrá mucho músculo político”, dijo.

Pero se suma otra característica importante. Recientemente el presidente Alejandro Giammattei indicó que presentaría acciones legales contra aspirantes a puestos de elección popular que participaron en manifestaciones en su contra, lo que fue tomado como una amenaza para sus opositores y lo compararon con lo ocurrido en Nicaragua, donde varios contrincantes fueron encarcelados para separarlos del juego político.

Incluso, en el Congreso aseguran que parte de las negociaciones pactadas para retomar la alianza oficialista, fue quitar del camino a candidatos que podrían convertirse en una “piedra en el zapato” como Thelma Cabrera.

Nuevos rostros

Fernando Ixpanel, politólogo de la Asociación de Investigaciones y Estudios Sociales (Asíes), prevé el aparecimiento de nuevos rostros u “outsider”, es decir, candidatos que no han participado en otras contiendas electorales y que, dado el cansancio político actual, podrían tener la posibilidad de éxito.

“Un ejemplo reciente es el expresidente Jimmy Morales. Tenemos un contexto de crisis política donde las personas no se sienten representados por la política tradicional, eso da la posibilidad que surjan nuevas personas… el contexto es de polarización que han causado una reacción negativa”, manifestó.

Pacto político

Mientras que Cristhians Castillo, politólogo del Instituto de Problemas Nacionales de la Universidad de San Carlos (Ipnusac), urgió por encontrar un acuerdo político que permita un abordaje real de la problemática nacional, con temas y compromisos claros, de todas las partes.

Este acuerdo debería de ser más entre sectores de la sociedad, no tanto de los partidos políticos, aunque ellos deben de asumir el compromiso para cumplir con estos requerimiento que, a criterio de Castillo, deben orientarse en la recuperación económica, el abordaje a la pandemia, el impulso a la salud y educación, y en reformas políticas como el sistema electoral, la justicia y un pacto por el medio ambiente.

“El reto es que no se deje a la voluntad de los políticos asumir estas agendas, porque no son lo mismo en campaña, que cuando ya están en gobierno. El reto es para los sectores sociales y hay varios que ya se han expresado en el pasado, pero han visto como sus propuestas se desvanecen. Esta vez, no debiera de ser así”, condenó.

En tanto, las próximas Elecciones Generales deben de realizarse a cabo un domingo del 2023, por lo que las asambleas de los partidos políticos iniciarán en los primeros meses del próximo año.

Será un reto, debido a las restricciones por el Covid-19 y la cantidad de participantes requeridos, pero se prevé que el Gobierno comience a ser más laxo en cuanto a las exigencias de los aforos, con el fin de permitir el despegue eleccionario.

FUENTE: SOY 502

Categorías:LA NOTA CHAPINA