LA NOTA CHAPINA

Una droguería (La Botica, S.A.) vinculada con Giammattei vendió medicamento del IGSS

Por: Ferdy Montepeque / elPeriódico 

La Botica, S.A. recibió una denuncia en su contra por comercializar al público un antibiótico con la inscripción “IGSS/Prohibida su venta”.

foto-articulo-Ejecutivo
En varios círculos identifican a Jairo Ernesto Ponce Fernández como el propietario de La Botica.

Aunque en mayo pasado la Subgerencia de Integridad y Transparencia del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) denunció a La Botica por vender al público el antibiótico Ertapenem que provee al Instituto, y pese a la recomendación de inhabilitar a la empresa como vendedora estatal, el Seguro Social continúa comprando dicho medicamento, entre otros, a la compañía propiedad de un “asesor” del presidente Alejandro Giammattei.

En el oficio SITA 872-2021 del 13 de mayo, obtenido por elPeriódico por medio de una solicitud de información pública, el subgerente de Integridad y Transparencia, Ricardo Ismael Segura Amado, informa que el 27 de abril un equipo del Instituto constató que en la sede de la Droguería La Botica, situada en la zona 10 capitalina, se vende al público el medicamento Ertapenem de nombre Ertavanz con la inscripción “IGSS/Prohibida su venta” a Q600 cada vial, en presentación de solución inyectable de 1g.

La dirección consignada en el documento del IGSS es la misma que La Botica consigna en el portal de adquisiciones Guatecompras como domicilios fiscal y comercial. Pero la empresa vende, al público, casi al doble de lo que lo compra el Seguro Social. Por ejemplo, el pasado 4 de octubre, el Hospital General de Accidentes Ceibal le compró a Q395 cada frasco de Ertapenem a dicho proveedor, según la compra directa identificada en Guatecompras con el NOG 15586987.

El Ertapenem es un antibiótico inyectable utilizado para tratar infecciones moderadas o graves, así como neumonías.

De un “asesor” del Presidente
Como representante legal de La Botica, S.A. figura Dorian Fabián Ponce Fernández. No obstante, en los círculos de proveedores farmacéuticos identifican al hermano de Dorian, Jairo Ernesto Ponce Fernández, como el propietario de La Botica.

Un comunicado de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), del 4 de diciembre de 2019, da cuenta de que Jairo Ponce viajó junto con la delegación del entonces presidente electo Alejandro Giammattei para reunirse con empresarios españoles. Ponce fue identificado como “asesor del Presidente”. A la cita también acudió el actual jefe de la bancada oficialista Vamos, Mynor Mejía, así como el exdirector del Centro de Gobierno, Miguel Martínez, también cercano a Ponce.

Jairo Ponce intentó ser candidato a diputado en 2015 con el partido Todos, dirigido por Felipe Alejos, pero el Tribunal Supremo Electoral rechazó su inscripción. Actualmente es miembro del Comité Ejecutivo de la Federación Nacional de Fútbol (Fedefut), presidida por Gerardo Paiz.

Compras directas
La entidad La Botica fue creada en 2013, pero antes del gobierno de Giammattei, el año que registró más ventas al Estado fue 2019 cuando se le adjudicaron Q10 millones. Sin embargo, con la llegada del gobierno de Vamos, sus ganancias se multiplicaron. Entre 2020 y este año ha logrado Q106.9 millones únicamente en compras directas menores a Q90 mil, la mayoría de estas en el IGSS. El otro comprador de la empresa de los Ponce es el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS).

Para esta nota se intentó hablar con el presidente del Seguro Social, José Flamenco Jau, para cuestionarlo sobre las adjudicaciones hechas a La Botica, pese a la recomendación de inhabilitarle como proveedor público, pero Flamenco no respondió las llamadas hechas a su celular.

“Está habilitada”
En una inconformidad presentada en el evento NOG 15138534 del Consultorio del IGSS Antigua Guatemala, Dorian Ponce esgrime que La Botica se encuentra habilitada por el Ministerio de Finanzas para participar en eventos de compras públicas. En dicho concurso, el consultorio no tomó en cuenta a la empresa de Ponce debido a la denuncia presentada en contra del proveedor y la alerta emitida por el IGSS por la venta de un medicamento con la inscripción del Seguro Social.

FUENTE: EL PERIÓDICO

Categorías:LA NOTA CHAPINA