LA NOTA CIENTÍFICA

La diferencia entre una tercera dosis adicional y de refuerzo contra el Covid-19

  • Con información de Infobae

Expertos explican la diferencia de una dosis de refuerzo y una tercera dosis adicional. (Foto: Archivo/Soy502)

Expertos explican la diferencia de una dosis de refuerzo y una tercera dosis adicional. (Foto: Archivo/Soy502)

Expertos explican la diferencia entre una tercera dosis y la dosis de refuerzo, además resaltan qué personas pueden recibir cada una. 

Durante los últimos meses se ha dado a conocer qué personas podrían recibir otra dosis de la vacuna anticovid, luego de haber completado su esquema de vacunación, esta sería una dosis de refuerzo o tercera dosis.

Pero, ¿es lo mismo una vacuna de refuerzo que una tercera dosis adicional? Según Carla Vizzotti, funcionaria de Salud Pública de Argentina, no es lo mismo.

Cada una de estas vacunas dependerá de diversos factores; es decir, los tiempos de intervalo en que se deben aplicar y el grupo de personas en el que son necesarias.

Las diferencias

En cuanto a la tercera dosis de la vacuna, es para ampliar la protección ante el virus del SARS-CoV-2, que se recomienda tras haber recibido el esquema completo.

Ahora bien, la dosis de refuerzo sirve para reforzar la inmunidad de manera periódica y debe ocurrir al menos seis meses después del esquema primario. 

“Hay otra dosis, diferente a la dosis adicional de la Organización Mundial de la Salud, que el Gobierno británico y varios países la aplican y han recomendado para aquellos países que tienen formas severas de inmunodeficiencia. Esta dosis, que la podemos llamar dosis adicional, que forma parte del esquema primario de vacunación, se recomienda que se aplique a las 8 semanas, es decir a los meses de la segunda dosis. Pero no para todos. Es para casos específicos que es analizado por el médico de cabecera de estos pacientes”, agregó otra especialista.

Grupo de personas beneficiadas 

Las salubristas enfatizaron que la dosis extra o adicional específicamente funciona para aumentar una respuesta inmune, sobre todo en personas con inmunodeficiencia o con tendencia a cambios inmunológicos naturales. 

Resaltaron que se puede reducir el riesgo de muerte a causas de la infección, esto en adultos mayores de 50 años y que estén más propensos al virus y a la variante Delta, que es la más predominante. 

“En los mayores de 50 se priorizará una dosis adicional heteróloga, para lo que se recomienda el uso de una vacuna de virus no replicativo, AstraZenecaSputnik V y CanSino comparten esa plataforma según disponibilidad, condiciones que faciliten la rápida descentralización y acceso, para lograr cubrir con esquema ampliado a toda esta población en el menor tiempo posible”, explica un documento de la Dirección de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles en Argentina.

*Con información de Infobae. 

FUENTE: SOY 502

Categorías:LA NOTA CIENTÍFICA