LA NOTA CHAPINA

El MP investigará al hombre que exigía presunto cargamento con droga

Por: Redacción/elPeriódico 

El Cajoleño es conocido en Champerico como dirigente de bloqueos para impedir el avance de las fuerzas de seguridad.

foto-articulo-Seguridad

La Fiscalía de Delitos de Narcoactividad inició una investigación de oficio en seguimiento a un video que divulgó en exclusiva la cadena Sonora en el que un hombre exige un presunto cargamento de drogas a un grupo de soldados que acordona el área en Champerico donde se localizó un jet que transportaba cocaína.

“Los cuatro regalos necesito que me dejen”, dice el hombre vestido con camisa negra y pantalón comando dirigiéndose a los soldados armados con fusiles. Al fondo, un grupo de personas sostienen palos. La escena ocurrió el viernes 5 en Champerico Retalhuleu, donde las autoridades reportaron el hallazgo de una aeronave y cuatro tulas de cocaína.

Al consultar sobre la grabación, el vocero del Ejército, Rubén Téllez, informó que personas civiles que se encontraban allí protagonizaron la escena. “Con el fin de evitar incidentes se solicitó evacuar los hallazgos vía aérea y los procedimientos continuaron normal”, indicó.

El Ejército es el primero en llegar ante el hallazgo de narcoaviones, en parte porque detectan los vuelos ilegales o reciben la comunicación de agencias internacionales. Y usualmente están más cerca. La Policía llega después y luego la fiscalía, porque sus bases son más urbanas. Para esta nota no se tuvo respuesta acerca de si la SGAIA-PNC presenció o no la afrenta del hombre, a quien una fuente identifica como Eddy Florián, conocido como el Cajoleño


La nave perteneció a una arrendadora de aviones de lujo, con sede en Nueva York.

Al hombre del video se le conoce en la zona por dirigir a grupos de pobladores para que bloqueen rutas que obstaculizan el avance de las fuerzas de seguridad. El viernes ninguna autoridad reportó obstáculos o confrontación con la población civil. 

El procedimiento en Champerico llamó la atención por la incineración del jet, pero no es la primera vez que una aeronave arde en llamas luego de una incautación. La fiscalía explicó que se recabaron todos los indicios necesarios antes de decidir prender fuego a la aeronave.

Sin protocolo 

Los aviones incautados al narcotráfico no podrían ser incorporados en el sistema aeronáutico porque usualmente tienen modificaciones o alteraciones que no son compatibles para la navegación aérea legal, según la fiscalía. No es la misma situación de las aeronaves que se interceptan en aeropuertos durante vuelos legales, explica la fiscalía. 

Existe un vacío legal acerca del procedimiento o protocolo que dicte en qué casos, quién decide y con base en qué criterios si la aeronave es o no útil, sino que se parte del principio de que por ser un ilegal es inutilizable.

El aeroplano Gulfstream que ardió en llamas en Champerico en algún momento perteneció a una arrendadora de aviones de lujo, con sede en Nueva York, Estados Unidos, según constató elPeriódico. El aeromotor habría llamado la atención del Viceministro de Seguridad, quien habría ordenado realizar las diligencias para que el avión se resguardara y luego gestionar el uso provisional, en un proceso de extinción de dominio. Sin embargo, el Ejército recomendó la incineración.

Las cuatro tulas incautadas contenían 105 paquetes con cocaína, de acuerdo al test de campo. Todos los paquetes serán incinerados luego de una audiencia de anticipo de prueba y con autorización judicial. La cantidad es mucho menos de la capacidad que tiene un jet de ese tipo, según fuentes que conocen del tema.

Más de 300 kilos

Durante el fin de semana, se reportaron otras dos incautaciones de drogas. En Sayaxché, Petén, fue localizada una avioneta y 35 kilos de presunta cocaína. En Coatepeque, Quetzaltenango, fueron localizados 200 paquetes en un vehículo que conducía Jorge Alberto Martínez Velásquez, detenido en flagrancia. Con los 105 kilos de Champerico suman más de 300 kilos decomisados en tres días.

FUENTE: EL PERIÓDICO

Categorías:LA NOTA CHAPINA