LA NOTA DE MUNDO

Muere electrocutada Mónica Aguilar, de 47 años al orinar dentro de una cabina de electricidad en Cabimas

Una mujer que tenía premura por una necesidad fisiológica, murió al ingresar a una garita eléctrica en la avenida Miraflores de Cabimas.

La víctima fue identificada como, Mónica Aguilar, de 47 años. Según su pareja, ambos caminaban por una acera cerca del supermercado Nasa y por la necesidad que ella tenía para orinar, se introdujo en la referida garita de la empresa Corpoelec.

Cuenta el hombre que cuando Mónica levantó la cabeza dentro del estrecho espacio, su cabeza tocó un cableado y recibió la descarga eléctrica. Su muerte fue en segundos.

FUENTE: NOTICIA Y PUNTO

Categorías:LA NOTA DE MUNDO