LA NOTA CHAPINA

Opuestos: ¿Una votación es suficiente para aprobar estados de excepción?

Algunos opinan que es una hoja de ruta dictada por el Pleno Constitucional y otros que es el mecanismo para limitar de tajo derechos constitucionales.

Por Douglas Cuevas

La alianza oficialista consiguió ratificar en un solo debate, pero no de urgencia nacional, la ratificación del Estado de Sitio en El Estor. Fotografía: Prensa Libre.

La alianza oficialista consiguió ratificar en un solo debate, pero no de urgencia nacional, la ratificación del Estado de Sitio en El Estor. Fotografía: Prensa Libre.

A favor

Con 85 votos a favor, el Congreso ratificó el lunes último un estado de Sitio en El Estor, Izabal, zona en la que se han enfrentado comunitarios y fuerzas de seguridad por el funcionamiento de una empresa minera.

Uno de esos votos a favor fue del diputado Aníbal Rojas, subjefe del bloque Visión con Valores (Viva) y futuro integrante de la directiva del Congreso para el período 2022–2023.

La medida de Excepción se ratificó en una sola lectura y con mayoría simple —81 votos—, y no en tres debates o en una sola sesión con mayoría calificada —105 votos— como ocurre en una aprobación de urgencia nacional; esto bajo la interpretación de una resolución emitida por la Corte de Constitucionalidad (CC).

“Esto es lo que la CC vino a establecer con su última resolución, donde nos daba dos salidas: una, que se puede conocer por tres lecturas, y la otra, que se puede conocer por un debate y aprobarla con 81 votos. Es por eso que se sometió al pleno del Congreso, para que decidiera. Yo creo que estamos en lo que la ley marca”, explicó Rojas.

Para el diputado, la situación está enmarcada en la ley, y rechaza los comentarios de la oposición sobre que la ratificación del estado de Sitio fue ilegal porque no se respetaron las tres lecturas que dicta la ley.

“—La CC— nos da una guía de cómo hacerlo, incluso obligaba en la misma resolución a que todos los diputados estuvieran presentes. Yo creo que esto algunos no lo han entendido, y por eso hay debate en cuanto a este tema, pero está claro que lo que se está cumpliendo es una resolución que ya la CC había emitido al respecto”, refirió.

Pero a partir de este momento, según Rojas, cualquier futura medida de Excepción decretada por el Ejecutivo se puede discutir por esta vía. Eso, si así lo deciden los diputados.

“Eso depende de lo que decida el pleno. Por eso le decía que la resolución de la CC da las dos salidas: una que se conozca en tres lecturas y otra que se conozca en un solo debate. Es el pleno el que decide y en futuras ocasiones, sin duda, se va a someter al pleno y si hay los 81 votos para que se conozca en un solo debate”, señaló.

Por último, Rojas afirmó que la hoja de ruta de la CC es pertinente, sobre todo porque era notorio cómo en el hemiciclo parlamentario se utilizaban ciertos mecanismos para impedir la labor legislativa en este tipo de temas.

“Lo que podíamos ver en el debate del pleno del Congreso era, de alguna forma, la manera de entorpecer el proceso para que se aprobara un estado de Calamidad, permitía que se utilizaran mecanismos parlamentarios, tal vez no de buena fe, para entorpecer ese trámite. Lo que hizo la CC fue enmendar la plana al Congreso y decirle por este camino tienen que caminar”, refirió.

En contra

La ratificación del estado de Sitio en el Estor no fue unánime, hubo 25 votos en contra, incluido el del diputado Bernardo Arévalo, del bloque Movimiento Semilla.

El diputado considera que la ratificación del estado de Sitio, el lunes último, en el Congreso se dio en un contexto de ambigüedad y muchas dudas, donde lo que menos existe es certeza legal.

“Hay una situación que ha sido creada por el antecedente que dejó la CC cuando se debatió el estado de Calamidad anterior, que fue rechazado. En este caso, lo que ocurrió es que la CC indicó que el Congreso no podía no manifestarse, y que en caso de ser necesario, hacerlo en una lectura con 81 votos, lo cual crea una ambigüedad que no está regulada en la Ley

Orgánica del Organismo Legislativo, y ahora se recurre a este mecanismo que no está normado”, criticó Arévalo.

Aprobar un estado de Excepción en una sola lectura con mayoría simple podría abrir las puertas a escenarios inciertos e incluso peligrosos, según Arévalo.

Esta práctica para conocer y ratificar medidas de excepción podría recibir una aprobación “exprés” en el Congreso y eliminaría la posibilidad de discusión.

“Es sumamente peligroso, porque de ahora en adelante todo gobierno que quiera meter una medida de Excepción ya no tiene que sujetarse a tener esa mayoría calificada dentro del Congreso, sino que le basta con una mayoría simple. Esto es precisamente por lo que el sistema de urgencia nacional convocaba al conjunto de actores políticos suficientes para sobrellevar y pasar las diferencias normales, ahora se reduce a este nivel, y es una herramienta peligrosísima para gobiernos que hacen del estado de Excepción una costumbre”, advirtió el diputado.

Arévalo considera que los derechos humanos de las poblaciones penden de un hilo porque “el mecanismo que se está poniendo en juego en este momento lo que hace es que entrega a manos de gobiernos con tendencias autoritarias una herramienta para quitar derechos constitucionales que puede ser aplicada con minoría simple, más o menos cuando se le dé la gana al Ejecutivo”.

El Congresista fue claro en que la solución a este tipo de medidas no debe ser el uso excesivo de las fuerzas de seguridad, como sugiere explícitamente una medida de excepción contenida en la Ley de Orden Público.

“No se puede conducir mediante el uso recurrente y consuetudinario de estos estados de Excepción. Eso, en primer lugar, es una confesión de incompetencia, es una confesión de incapacidad que hace el Gobierno para desarrollar políticas que empiecen a adelantarse a los problemas, y recurre de forma reactiva a esto como un intento de tapar la presión”, explicó Arévalo.

FUENTE: PRENSA LIBRE

Categorías:LA NOTA CHAPINA