LA NOTA CHAPINA

El proyecto inmobiliario en área protegida del diputado Armando Castillo

Por: Redacción /elPeriódico  

Una empresa del legislador de Viva y exdirector de Covial construyó la obra en la reserva ecológica del Cerro Alux, el área protegida más grande en la región metropolitana del país.

foto-articulo-Congreso

Una empresa del diputado Armando Damián Castillo Alvarado, secretario general del partido Visión con Valores (Viva) y tercer vicepresidente del Congreso, construyó el proyecto inmobiliario Bosques del Mirador,  en el cual están incluidas 23.9 hectáreas de la reserva ecológica del Cerro Alux, el área protegida más grande de la región metropolitana del país.

La entidad desarrolladora de Bosques del Mirador es Inmobiliaria El Naranjo, Sociedad Anónima (Insa). Dicha entidad quedó constituida en el Registro Mercantil (RM) en 1998. Hasta 2013, Castillo fungió como administrador único y representante legal de Insa. Posteriormente, quien asumió la representación de la sociedad fue la esposa del legislador, Delmy Olfania Barrientos Rodríguez de Castillo. 

Delmy Barrientos, la esposa del diputado, figura en los informes de campaña electoral presentados en el Tribunal Supremo Electoral (TSE) por el partido Viva. En los comicios de 2019, la organización reportó Q49 mil 200 aportados por Barrientos. 

En septiembre de 2020, Rita Betzabé Orizábal Solís de Méndez, de profesión perito contador, quedó inscrita en el RM como administradora única y representante legal de la empresa del diputado Castillo. La sociedad cuenta con un capital autorizado de Q7 millones, de acuerdo con la modificación a su escritura constitutiva. 

Rita Orizábal también aparece en documentos del partido Viva: en 2017 asistió como “invitada especial” a una asamblea de dicha organización política, y dos años más tarde formó parte del grupo de personas que colaboraron con la campaña política de Viva. 

En el Cerro Alux 

El proyecto Bosques del Mirador reporta como dirección el kilómetro 19.5 de la Carretera a San Juan Sacatepéquez, Guatemala, ubicado dentro del área protegida de la Reserva Forestal Protectora de Manantiales Cordillera Alux (RFPMC). 

Un video promocional de la construcción publicado en Facebook, da cuenta que en este hay 42 manzanas de bosque protegido del Cerro Alux, así como más de 50 especies de flora y fauna silvestre “que viven en condiciones naturales que les permite entrar en contacto con la naturaleza”.

Jaime Ibarra, director Regional Metropolitano del Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap), confirmó que en Bosques del Mirador quedaron establecidas 23.9 hectáreas de protección forestal, respecto del total de la finca que ocupa el proyecto. 

Ibarra respondió en un correo electrónico que, “por la categoría del proyecto”, este lo autorizó la Dirección de Gestión Ambiental del Conap central. El funcionario indicó que Bosques del Mirador cuenta con licencia de impacto ambiental, así como con un contrato de garantías ambientales con el Conap previo a la autorización del proyecto. Sin embargo, Ibarra no detalló en qué fecha se aprobó la construcción de las viviendas. 

El Artículo 20 de la Ley de Áreas Protegidas establece que, las empresas públicas o privadas que “tengan actualmente o en el futuro desarrollen instalaciones o actividades comerciales, industriales, turísticas, pesqueras, forestales, agropecuarias, experimentales o de transporte dentro del perímetro de las áreas protegidas, celebrarán de mutuo acuerdo con el Conap, un contrato en el que se establecerán las condiciones y normas de operación determinadas por un estudio de impacto ambiental”. 

Un área protegida sin protección

La Cordillera Alux, es considerada el pulmón más importante del área metropolitana y es capaz, según el plan maestro, de producir hasta 21.8 millones de metros cúbicos de agua al año. 

La Reserva Forestal Protectora de Manantiales Cordillera Alux es un área protegida que se declaró como tal en mayo de 1997 y tiene varias restricciones que no son respetadas por la empresa constructora.

Entre las normas establecidas en el plan maestro para los proyectos de viviendas posteriores a la aprobación de este, se destaca que los terrenos no pueden ser menores a 500 metros cuadrados y que las construcciones no pueden ser mayores al 40 por ciento del área de terreno, esto con el fin de permitir la filtración del agua para mantener el manto freático.

 Sin embargo, la constructora ofrece terrenos de 7×17 metros es decir 119 metros cuadrados, o de 10×25 en donde solo hay un pequeño jardín es decir, la vivienda ocupa más del 40 por ciento de la superficie del terreno contraviniendo las normas establecidas en el plan maestro. Otras propiedades que se venden en el sector ni siquiera cuentan con jardín y ocupan toda el área de terreno en construcción con lo cual no se permite que el agua de lluvia se filtre al suelo.

Bosques del Mirador, según vecinos del lugar les fue ofrecido como una reserva ecológica resguardada por el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap), con abundante agua. No obstante, años después, la realidad para las familias es otra.

Las familias que viven en el residencial señalan que desde el año pasado han tenido dificultades con el agua, empezaron con menos presión en los chorros, y luego empezaron a racionarla con solo cuatro horas al día. Lo que se ofrecía como un ambiente ecológico con pozos propios y bosques para proteger el manto freático, poco a poco, aún con la mitad del proyecto habitado, ha ido cambiando.

Beatriz* una vecina que llegó al lugar hace dos años y medio, se queja de la falta de agua, dice que hace poco les subieron a la tarifa que pagaban por el agua que extrae de pozos que la propia constructora administra, y les dijeron que era porque necesitaban hacer más pozos para abastecerlos del vital líquido, la tala y el cemento han empezado a reducir la filtración de agua de lluvia hacia los pozos.

Otro vecino se queja porque cada día hay más construcciones en su sector, pese a que cuando se pasó a vivir le dijeron que las casas eran las últimas que construirían para poder cuidar el ambiente. Sin embargo, señala que ya están construyendo otra calle para abrir otro sector y hay actualmente seis viviendas en construcción, para esto han talado árboles.

Castillo y los intereses en el FIS y el CIV

La Inmobiliaria Insa también es la desarrolladora de otros tres proyectos habitacionales, Condominios Los Hilamos en San Juan Sacatepéquez, donde se construyen 90 casas; así como Villas de Nakbé en San Benito, Petén; y Paseo San Francisco 2. 

De acuerdo con los registros del portal Guatecompras, entre 2006 y 2007 el Fondo de Inversión Social (FIS) le adjudicó a Insa, Q5.1 millones en proyectos de construcción, entre los cuales se encuentra la construcción del sistema de abastecimiento de agua en el paraje Chocruz de la aldea San Antonio Sija, San Francisco El Alto, Totonicapán. En 2010, el Ministerio de Comunicaciones le otorgó dos contratos valorados en Q721 mil 266. 

El Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (CIV) tampoco es una entidad ajena para los integrantes del partido Viva. Durante el gobierno de Jimmy Morales, el diputado Armando Castillo fue director de la Unidad Ejecutora de Conservación Vial (Covial). La organización Viva, que en 2015 intentó postular como candidata a la Presidencia a Zury Ríos, fue aliada de Morales en el Legislativo, un partido que también ha apoyado la alianza oficialista en el Congreso, durante la administración de Alejandro Giammattei. 

Además, Domilí Nohemí Orizabal Solís, actual representante de Insa, también integrante del partido Viva y hermana de Rita Orizábal Solís, presta servicios técnicos en el Fondo Social de Solidaridad (FSS), del CIV. 

En julio de 2020 fue detenido Eider Iram Morales Juárez, asesor del diputado de Viva, Rudy González Cardona, sindicado por la Fiscalía contra la Corrupción del Ministerio Público (MP) de cobrar sobornos a cambio de plazas en instituciones públicas, entre estas el FSS. 

La fiscalía también pidió el retiro de la inmunidad del legislador González. El antejuicio contra el congresista González fue admitido para su trámite por la Corte Suprema de Justicia (CSJ), y este lo deberá conocer un juez pesquisidor. 

Precios de viviendas y terrenos

La urbanización que se vende como “un proyecto en el corazón de área protegida”, cuenta con diversidad de casas y terrenos de diferentes tamaños y precios.

Terrenos planos desde 120 metros cuadrados con valores promedio de Q180 mil, pasando por terrenos más amplios de 400 metros cuadrados en un área con pendiente con valor de Q210 mil.

Mientras, las propiedades construidas se pueden encontrar desde US$120 mil por una vivienda de tamaño promedio con tres habitaciones. Hasta propiedades más grandes con precios arriba de los Q2 millones. La empresa ofrece cuotas desde Q5 mil 767 por viviendas de tres habitaciones con terrenos de 10 por 27 metros, financiadas con un banco del sistema.

Las restricciones que establece el plan maestro

Las medidas que se deben atender dentro del área protegida de la Reserva Forestal Protectora de Manantiales Cordillera Alux.

 Para los proyectos de vivienda, lotificaciones, residenciales u otro tipo de infraestructura, establecidos con anterioridad a la vigencia de este plan y dentro de los límites de esta zona, se deberán adecuar a las siguientes restricciones:  

 Los lotes o terrenos no se pueden fraccionar a terrenos menores de 500 m2 . 

 Los terrenos fraccionados con dimensiones menores a estos 500 m2 , antes de la aprobación de este plan maestro, ya no podrán ser fraccionados.  

 La construcción de viviendas dentro de cada lote o terreno, debe ser menor al 40 por ciento al área de la misma.  

 Cada lote o terreno, debe tener por lo menos el 40 por ciento de cobertura boscosa, según el Manual para la Administración Forestal dentro de Áreas Protegidas. 

 Si el área carece de este tipo de cobertura debe procederse a la recuperación y reforestación de la misma, con especies nativas de la Cordillera Alux.  

 Las vías de acceso internas en cada lote o terreno, deben ser de adoquín u otro material de características similares, e incluir las obras de infraestructura, que permitan reducir los caudales de escorrentía y aumentar los caudales de infiltración del agua. 

*No se permitirá la apertura de nuevas vías de acceso.

La Cordillera Alux

Con un perímetro de poco más de 29 kilómetros cuadrados, la cordillera ayuda a captar cada año más de 22 millones de metros cúbicos de agua, los cuales sirven para abastecer a alrededor de 300 mil hogares.

La cordillera abarca parte de los municipios de Mixco, San Pedro Sacatepéquez y San Juan Sacatepéquez, en el departamento de Guatemala, así como los municipios de Santiago Sacatepéquez y San Lucas Sacatepéquez, en el departamento de Sacatepéquez.

El decreto 41-97 que declara el área como una zona protegida, menciona la importancia de la misma, como una reserva boscosa cercana a la ciudad, “que brinda servicios ecológicos y funciones hidrológicas de infiltración, que permiten mantener los caudales de agua subterránea y superficial, así como la regulación del clima en el área metropolitana”.

Según los estudios realizados para la elaboración del plan maestro, de cada cien milímetros de lluvia que cae en la cordillera, 35 milímetros son filtrados como recarga hídrica, lo que representa cada año, alrededor de 21.8 millones de litros de agua.

La cordillera da abrigo a 53 especies de aves, de las cuales 40 son residentes y el resto migratorias, así como a 15 de mamíferos y diversidad de flora, entre ellos bosques de coníferas.

“Se puede decir, que la vegetación, después del recurso agua, es uno de los recursos renovables más importantes. Por las funciones que cumple, este recurso renovable resulta estratégico por su ubicación en las cabeceras de las cuencas de los ríos María Linda y el Motagua, ya que la misma, tiene efectos favorables sobre el régimen hídrico, en cuanto a la distribución, continuación y sobre la calidad del agua”, señala el plan maestro.

FUENTE: EL PERIÓDICO

Categorías:LA NOTA CHAPINA