LA NOTA CHAPINA

A Sandra Torres “el oficialismo le allana el camino, aunque no sea a la Presidencia”

Publicado por Henry Bin 

Sandra Torres, excandidata a la presidencia por la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) y Primera Dama entre 2008-12, es considerada hacedora de presidentes en Guatemala. Su nivel de rechazo es alto compita con quien compita, el electorado preferirá a su oponente antes que a ella:  a este efecto atribuyen el triunfo de Jimmy Morales en 2015 y Alejandro Giammttei en 2019.

En los dos procesos en algo aventajó la UNE: en 2015 logró 36 curules y en 2019, 52. Conforme avanzó el tiempo, ese dominio se difuminó y pasó mezclarse con el oficialismo y 9 bancadas aliadas.

Esa alianza mantiene en buena parte con poder a la excandidata presidencial: ella sostiene al oficialismo y sus aliados en el Congreso; por ejemplo, en la reciente elección de Junta Directiva la UNE puso 32 votos, 8 más que en la elección de octubre 2020 cuando fue reelegido Allan Rodríguez. Y con el paso, más diputados abandonan la facción de la UNE que se distanció de la excandidata y que liderada por el diputado Orlando Blanco, que se queda con 20. Óscar Arqueta, diputado de este bloque:

Estamos preocupados porque varios de los compañeros han sido tentados por ofrecimientos de Allan Rodríguez e integrantes de la alianza oficial.

Sin la UNE, el oficialismo y sus aliados solo llegan a 69 votos ya que 4 antiguos aliados le dieron la espalda a la reelección de Rodríguez.  Sonia Gutiérrez, jefa del bloque Winaq:

El bloque UNE para ellos ha sido ese actor clave que les ha permitido considerar este pacto. No cabe duda que la cuota de poder que sigue manejando Sandra Torres, que sin duda va a ser determinante y ya ha sido y eso devela el nivel de alianza entre: Sandra Torres, Zury Ríos y el presidente Alejandro Giammattei.

Los opositores a Torres, dentro de la misma UNE reprochan que tenga intenciones de buscar de nuevo la presidencia. El escenario se complica para ella si Zury Ríos logra que la Corte de Constitucionalidad (CC) apruebe su candidatura.

No obstante, Torres es una ganadora, aunque pierda. Así lo analiza, Rubén Hidalgo, director del Instituto Centroamericano de Estudios Políticos, quien cree que estas alianzas solo fortalecen a la exprimera dama:

Ella es una figura para bien o para mal, con mucha capacidad de incidir, tiene mucho poder, así que si participa y pierde le granjea el beneficio de seguir vigente, posiblemente con una bancada respetable. Me parece que en los próximos tres años vamos a tener a Sandra Torres en el escenario político.

Torres y Ríos, formaron alianza al aportar los votos de sus diputados para que el oficialismo mantuviera la Directiva del Congreso, pero Hidalgo, creo que fue un episodio excepcional y más bien ve que habrá disputa por la presidencia.

No obstante, de la alianza con el oficialismo la más favorecida cree que es Torres:

Es la ganancia, ganancia: el oficialismo necesito de los votos y lo obtiene a cambio de la allanar el camino con dictámenes o decisiones favorables que tiene de continuar ser una figura política vigente.

Sandra Torres tiene un proceso abierto por financiamiento electoral no registrado por Q27 millones de la campaña 2015. Una de sus batallas ganadas recientemente fue que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) la confirmó como secretaria general de la UNE, la cual había perdido en junio de 2020 a raíz de haber sido expulsada del partido por los problemas legales que enfrenta.

FUENTE: CON CRITERIO

Categorías:LA NOTA CHAPINA