LA NOTA CHAPINA

Los nuevos vehículos electorales de Sandra Torres…

… Le están allanando el camino a Zury Ríos a quien el Pacto de Corruptos colocará de manera fraudulenta como la próxima presidenta de Guatemala

Por: Investigación / elPeriódico

Mario Roberto Valdeavellano, jefe de Seguridad de Sandra Torres, y Rudy Guzmán, un amigo cercano de su hija, la diputada al Parlacen, Nadia de León Torres, están formando dos partidos políticos con la finalidad de tenerlos listos por si el partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) es cancelado por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) o este vuelve a las manos del grupo que encabezan los diputados Orlando Blanco y Carlos Barreda.

foto-articulo-Investigación
Sandra Torres buscará de nuevo competir por la Presidencia pese a haber sido derrotada en la segunda vuelta en las dos últimas elecciones. Para esto prepara sus planes B y C creando dos nuevos partidos políticos.

Sandra Torres buscará competir en las próximas elecciones cueste lo que cueste; para esto, además de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), que recientemente le arrebató a los diputados que durante cerca de dos años intentaron renovar las filas de la agrupación política y reiniciar el partido lejos de la dos veces derrotada candidata a la Presidencia. Torres cuenta ahora con dos agrupaciones en formación para servirle como planes B y C.

El primer comité en formación y que ya está en fase de ser reconocido por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) es el Partido Político Nosotros (PPN). La cara visible de la agrupación es Rudy Guzmán, excandidato a diputado con el partido Fuerza de Mauricio Radford.

Mario Roberto Valdeavellano.

Además, Guzmán está vinculado a la empresa de seguridad VIP Security, que ha recibido del Estado contratos por más de Q256 millones, Q30 millones de los cuales los ha recibido durante el gobierno del presidente Alejandro Giammattei.

Guzmán también tiene vínculos con la empresa Recapsa, proveedora de artículos de limpieza así como de personal de limpieza, que no había proveído al Estado hasta el actual gobierno, recibiendo contratos por más de Q5 millones.Nosotros alcanzó ya los 27 mil 560 afiliados, según el último informe del TSE hecho público, y ha recibido en papel Q105 mil 880 en financiamiento, la mayoría de este dinero reportado proviene de los bolsillos de Guzmán, de acuerdo con los informes presentados al ente electoral.

En total, Guzmán ha aportado a la agrupación Q64 mil 680; el resto de fondos se reparten entre una cooperativa de Palma Africana de Izabal, Guillermo Gutiérrez Orozco, empleado del Organismo Legislativo, un proveedor del Estado de tarimas y equipo de sonido, que ha recibido contratos por Q1.1 millones y Freddy Leonel Reyes Ramírez, vinculado a una empresa constructora.

La forma de alcanzar las más de 27 mil firmas en tan corto tiempo, según denuncias, fue por medio de la entrega de bolsas de alimentos a cambio de su afiliación, el producto habría venido del Ministerio de Desarrollo Social, sin embargo, esto no se pudo documentar.

Mario Roberto Valdeavellano.

Hijo de Valiente Téllez
El secretario general de Nosotros cambió su nombre en 2007 eliminando el apellido paterno Valiente, y quedándose solo como Rudy Guzmán.

El Secretario de Nosotros es hijo del temido policía Manuel de Jesús Valiente Téllez, que estuvo bajo las órdenes de Donaldo Álvarez Ruiz, como jefe del Cuerpo de Detectives, una temida organización que, según denuncias de derechos humanos, sirvió como aparato represor del Estado durante el conflicto armado interno.

Pedro García Arredondo y Valiente Téllez sostuvieron una sangrienta disputa que dejó decenas de muertos tanto del Cuerpo de Detectives que llegó a dirigir Arredondo, como de un grupo de seguridad privada conocido como Los Vigilantes, que según denuncias de la época publicadas por el diario digital Plaza Pública, eran acusados de realizar trabajos de sicariato y crímen organizado.

Durante la pasada campaña electoral, Mario Roberto Valdeavellano era el encargado de administrar los recursos que le otorgaba el partido para las giras, recibiendo a su nombre los cheques y liquidaciones de los gastos de Sandra Torres, como su jefe de seguridad.

Un exguerrillero contó a Plaza Pública bajo condición de anonimato, cómo Valiente y García realizaban trabajos sucios fuera de su trabajo como empleados de Gobernación.

“Ambos realizaban, además de sus labores para el Estado, trabajos por su cuenta: extorsiones, secuestros… Si un coronel sabía que su esposa tenía un amante, entonces lo asesinaban. Se generalizó de tal manera que la tarifa empieza a bajar. Q100 por matar a alguien. Una guerra sucia”, contó el excombatiente.

Conflictos con los financistas
Este vínculo paterno llevó a Guzmán a mantener relaciones con militares retirados, que ahora buscan incursionar en la política. Muchos de estos castrenses retirados, según explicaron fuentes cercanas a estos, empezaron a financiar el comité proformación del partido político de Guzmán antes de que Sandra Torres y su hija Nadia aparecieran en escena.

Sin embargo, Guzmán habría sido convencido por Nadia de León de que el partido al servicio de Torres lograría reunir más financiamiento y lograría meter a más diputados, por lo que finalmente decidió ceder a las peticiones de su amiga, señalan las fuentes.

“Rudy convenció a los de Avemilgua (Asociación de Veteranos Militares de Guatemala) de que el conflicto armado ya pasó y que tener de jefa a una comanche en esta época era mejor, además los convenció del pragmatismo de Sandra en el momento en que pueda llegar a Presidencia que no va a estar viendo si quienes le ayudaron son militares o no, sino quién la ayudó”, señaló una fuente vinculada a los militares retirados.

El partido del jefe de seguridad
Sin embargo, Torres tiene otro plan alterno en marcha, paralelo a Nosotros y a la recuperación de la UNE, su encargado de seguridad, Mario Roberto Valdeavellano Hernández, a quien colocó como diputado al Parlamento Centroamericano (Parlacen), empezó a conformar una nueva agrupación política.

Voces de Esperanza Nueva (VEN) es el nombre del comité proformación que reporta a Valdeavellano como secretario general provisional y tiene como dirección un espacio de oficinas virtuales en los edificios Zona Pradera.

Valdeavellano ocupa actualmente una de las secretarías del Parlacen. Fue director en la Secretaría de Bienestar Social en tiempos de la UNE y asesor en el Ministerio de Salud Pública durante el gobierno patriota en 2013. Además, se le vinculó a un caso de corrupción por compra de alimentos para los centros de reinserción de menores en conflicto con la ley.

Entre Cabal y Torres
Varios de los actuales diputados, que votaron junto al oficialismo pertenecientes a la UNE, habían empezado a trabajar de lleno en otras agrupaciones políticas, entre ellos quien será el próximo primer vicepresidente del Congreso, Carlos López, a quien varias fotografías muestran trabajando en la conformación de la agrupación Cabal, asistiendo a giras de esa organización política y vistiendo el logo del nuevo partido.

Sin embargo, López junto a los diputados Vitelio Lam y Thelma Ramírez, entre otros, están a la espera de que Sandra Torres logre asegurar el control de la UNE, para tomar una decisión sobre si permanecer junto a la excandidata o pasarse de lleno a la nueva agrupación Cabal. Mientras legisladores que les conocen, también aseguran que estos esperarán a obtener los beneficios (plazas y proyectos) que les puede dar el oficialismo por votar junto a ellos mientras a finales del próximo año, previo a la campaña electoral, se destaparán de lleno y se trasladarán a Cabal, dejando a Torres sola.

FUENTE: EL PERIÓDICO

Categorías:LA NOTA CHAPINA