LA NOTA CHAPINA

“La Reforma Educativa”, una promesa poco conocida pero muy reiterada por Giammattei

  • Por Heidi Loarca

En una visita a una escuela de Quetzaltenango, Giammattei aseguró que iba a trabajar sin descanso en la Reforma Educativa. (Foto: Alejandro Giammattei)

En una visita a una escuela de Quetzaltenango, Giammattei aseguró que iba a trabajar sin descanso en la Reforma Educativa. (Foto: Alejandro Giammattei)

Mientras Alejandro Giammattei era candidato presidencial ofreció mejorar la calidad educativa, una promesa muy repetida por los políticos, pero que no logran concretar.

“Vamos a hacer una Reforma Educativa porque nuestros niños lo merecen. Prepararemos con educación de calidad a los profesionales del mañana”, decía Giammattei en un spot propagandístico.

La educación fue abordada por Giammattei en su discurso de toma de posesión cuando dijo: “Apostemos por la educación como el eje central de nuestro futuro a mediano y largo plazo. Apostemos a la educación como motor de la sociedad. Apostemos a la educación como el único seguro de un futuro próspero. Apostemos por la educación que liberará a nuestra gente de la corrupción, el clientelismo y el paternalismo. La educación nos hará grandes y nos hará fuertes”

Un mes después, Giammattei aseguraba que estaba trabajando en la educación del país y en su cuenta de Twitter afirmó: “Tenemos un compromiso muy grande por mejorar la educación que reciben nuestros niños, estamos trabajando sin descanso por la Reforma Educativa”.

Y en otro Tuit volvía a reforzar su mensaje al decir: “El siguiente paso es llevar Internet a las escuelas e institutos. La Reforma Educativa que impulsamos conlleva a la reforma tecnológica del país, para que nuestros niños y jóvenes se desarrollen en un mundo conectado”.

Sin embargo, antes que Giammattei formalizara su promesa, el Covid-19 lo puso a prueba y tuvo que enfrentar el nuevo reto inesperado con la pandemia. Las clases presenciales fueron suspendidas y la mayor carga docente quedó en manos de los padres de familia. Los que no tenían acceso al Internet y un computador quedaron fuera del alcance de la educación.

Para el 17 de agosto del 2020, el mandatario afirmó agilizar el proyecto de Reforma Educativa en Guatemala en un discurso por la cuarta entrega del Programa de Alimentación Escolar, en la Escuela Ernesto H. Lara, Puerto Barrios, Izabal.

En ese discurso, Giammattei reiteraba que la citada Reforma tenía como elemento principal la tecnologización, la conectividad, que en más de 15 mil escuelas puedan tener acceso a Internet. “Vamos a entrarle a la Reforma Educativa como nunca se había hecho, vamos a hacerlo sin descanso, no necesitamos que las aulas estén abiertas para seguir enseñando”, parafraseaba el gobernante.

Soy502 solicitó en varias ocasiones una entrevista con la ministra de Educación, además con la encargada de Comunicación de dicha cartera, Julieta Méndez, para obtener información sobre la Reforma Educativa, sin embargo, no fue posible contactarlas. También se intentó comunicación a través de la secretaria de Comunicación Social de la Presidencia, Patricia Letona, y no respondió a la solicitud.

Mediante el acceso a la información pública se pidió información y después de varias prórrogas, el Ministerio de Educación (Mineduc) respondió sin brindar detalles sobre la Reforma Educativa, cómo se implementará, el costo monetario de ello y cómo beneficiaría esto a los escolares. 

No hay tecnología en la reforma del Mineduc

Según lo enviado por el Mineduc, la reforma consiste en libros de texto para los estudiantes y un plan docente. No se menciona nada de tecnología ni acceso a Internet ofrecido por Giammattei.

Sobre la situación actual de la educación en el país, la exministra de Educación, María del Carmen Aceña, comentó que ha sostenido reuniones con expertos en educación y concordaron en mostrar preocupación por lo que está sucediendo. “Ya han pasado casi dos años y la mayoría de los alumnos no han asistido a la escuela y se desconocen los resultados”.

Por otro lado, la diputada Sonia Gutiérrez, jefe de la bancada Winaq, explica que las condiciones de las escuelas son precarias y el Gobierno ha podido aprovechar el tiempo en que los alumnos no han asistido a los centros educativos para realizar las reparaciones y mantenimiento con el fin de darle la infraestructura adecuada para el retorno de los estudiantes ante la nueva normalidad por el Covid-19, pero indica que no se ven avances.

Ni la Reforma Educativa está definida, tampoco el regreso a clases, y ante ello, varios maestros, padres de familia y líderes comunitarios se han agrupado en la iniciativa “Abran las escuelas en Guatemala”, para recaudar firmas y pedirle al Gobierno el retorno a clases. 

“Las escuelas llevan cerradas más de 18 meses. Los niños y la educación deben ser una prioridad”, refiere la agrupación, ya que preocupa el costo de cierre de las escuelas ha sido devastador para el aprendizaje, la salud, y el bienestar de los estudiantes, indica con base en los informes de Unicef.

El último informe del Índice de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas 2020 colocaba a Guatemala en la posición 126 de 196 naciones evaluadas, un lugar muy bajo donde el nivel educativo es parte de la evaluación.

FUENTE: SOY 502

PUBLICIDAD

Categorías:LA NOTA CHAPINA