LA NOTA CIENTÍFICA

Síndrome del Ano Inquieto: el preocupante efecto del Coronavirus

Varios científicos japoneses han publicado en la revista BMC Infectious Diseases un informe que explica lo que se ha denominado por los expertos como el “síndrome de ano inquieto”.

Covid-19

El primer paciente con el Síndrome del Ano Inquieto ingresó en el Tokyo Medical University Hospital. A su ingreso, el hombre presentaba síntomas evidentes de coronavirus. Según médicos, el paciente tenía tos, dolor de garganta y fiebre; desarrollando ya en su estancia en el centro asistencial dos derivados de la enfermedad: insomnio y ansiedad.

Tras las pruebas respectivas realizadas al paciente, los médicos del hospital decidieron darle el alta tras presentar un proceso de inmunización rutinario. Es a las semanas de salir del hospital, cuando el hombre empezó a tener dolor intestinal a cierta profundidad del recto.

Tras las numerosas pruebas realizadas al paciente, el equipo médico tan solo encontró unas hemorroides internas, y ninguna anomalía más en los sistemas digestivo, nervioso y neuronal.


Diagnóstico totalmente novedoso

Tras la sucesión de pruebas, y pese a comprobar que no hay casos en la familia del conocido como “síndrome de piernas inquietas (SPI), (también conocido como la enfermedad de Willis-Ekbom), los expertos llegaron a la conclusión de que se trataba de una variante de esta dolencia, a la que bautizaron como ‘síndrome del ano inquieto”. Ahora, después del diagnóstico, el equipo médico del centro, junto a varios científicos, buscan una posible relación entre el COVID y la aparición de este síndrome.

Según recoge el informe, este síndrome deriva de un trastorno neurológico común, que ha producido un caso nunca antes visto en la medicina mundial.

¿Qué síntomas tiene el Síndrome de Ano Inquieto?

Los síntomas sufridos por el único paciente diagnosticado hasta la fecha, son una incomodidad profunda en reposo. Esto es muy similar a un cosquilleo y hormigueo en las piernas. 

Si realmente tiene una estrecha relación con el SPI, la aparición de los síntomas puede darse a cualquier edad, y empeora durante la noche y las horas de sueño, y provoca en los afectados una tendencia al insomnio

¿Qué tiene que ver el covid con este síndrome?

Según los datos recogidos hasta ahora, el equipo encargado de investigar este caso, ha podido plantear una correlación entre el trastorno neurológico y el contagio del virus, pero sigue sin poder esclarecerse el motivo de que se haya dado esto, desembocando en un síndrome nunca antes registrado.

FUENTE: REPÚBLICA GT

Categorías:LA NOTA CIENTÍFICA