LA NOTA CHAPINA

Amigo de José Luis Benito vuelve a obtener un contrato en el Estado

Por: Cristian Velix/elPeriódico

Es la primera adjudicación que recibe en el 2021, después de años de bonanza de ejecutar obras públicas financiadas por la cartera de Comunicaciones.

foto-articulo-Ejecutivo

La empresa Supervisión, Construcción y Mantenimiento S.A. volvió a obtener un contrato en el Estado. Esta vez en el Instituto Nacional de Electrificación (INDE). Dicha sociedad es propiedad de Alejandro Matheu Escamilla, amigo del exministro José Luis Benito Ruiz.

La entidad mercantil recibió la adjudicación para brindar mantenimiento y reparación de las líneas de transmisión en la región norte. Según el INDE, la contratación tiene la finalidad de “mejorar la confiabilidad” de las mismas.

El INDE indicó que ese trabajo deberá ser efectuado por personal capacitado y con la experiencia necesaria. Sin embargo, esta es la primera vez que la empresa de Matheu Escamilla brindará dicho servicio al Estado.

En años anteriores, Supervisión, Construcción y Mantenimiento S. A. se ha dedicado al desarrollo de infraestructura vial. Los contratos más cuantiosos los recibió entre el 2018 y 2020, la mayoría otorgados por la cartera de Comunicaciones.

La última adjudicación obtenida por la organización comercial fue el 22 de septiembre del año pasado. De esa manera, este es el primer contrato que consigue en varios meses y es por un monto de Q857 mil 306.

Esa fue la oferta más cara. La empresa Albor Asociados ofreció el servicio por Q848 mil 430. No obstante, su propuesta fue descalificada, debido a que la persona que firmó la oferta no poseía la acreditación de administrador único y representante legal.

Los vínculos

Durante la administración de Benito Ruiz en el Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (CIV), la empresa de Matheu Escamilla se convirtió en una de las favoritas para el desarrollo de obra pública.

En el lapso en el que el exfuncionario –prófugo de la justicia– dirigió el CIV, la entidad Supervisión, Construcción y Mantenimiento S.A. obtuvo nueve contratos en esa institución. El costo total de estos asciende a Q619.17 millones.

Antes de ello, la organización comercial había obtenido adjudicaciones modestas. Tras la salida de Benito Ruiz, la mencionada sociedad le facturó al Estado Q311.3 millones. Sin embargo, este año la suerte cambió para Matheu Escamilla.

En el 2021 la Empresa Portuaria Quetzal le había otorgado el contrato para la construcción de un rompeolas por un monto de Q477.9 millones, pero finalmente la portuaria decidió prescindir de esa licitación.

FUENTE: EL PERIÓDICO

Categorías:LA NOTA CHAPINA