LA NOTA CHAPINA

El doctor del megáfono: “estar vacunados no es sinónimo de estar blindados”

Por Margarita Girón 

Con megáfono en mano el doctor Otto Miranda resalta la importancia de vacunarse contra el COVID-19. Foto: La Hora/Margarita Girón.

Desde tempranas horas, decenas de personas llegan al vacunatorio habilitado en el Edificio S-12 de la Universidad de San Carlos de Guatemala (Usac), un centro que está bajo la coordinación del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS). Cerca de iniciar la jornada, a eso de las 8:00 horas, el doctor Otto Miranda, con megáfono en mano, se ubica en el centro de los toldos, en donde las personas esperan poder ingresar al edificio.

El mensaje del epidemiólogo y encargado del centro de vacunación tarda cerca de 10 minutos y se centra en la importancia de cuidarse del Covid-19, lo vital que resulta vacunarse y hacer una breve explicación del proceso que se lleva a cabo para la inmunización de las personas.

Aunque el equipo de protección personal no deja ver su rostro, Miranda se ha convertido en un mensajero de muchos profesionales de salud, que inspira a las personas que acuden a ese centro.

44 MIL PERSONAS HAN ACUDIDO AL CENTRO DE VACUNACIÓN

En una entrevista para La Hora, el epidemiólogo habló de los mensajes que comparte y detalles sobre cómo se ha llevado a cabo el proceso que lidera desde mayo.

Miranda explicó que hasta el momento estiman que 44 mil personas han sido vacunadas en ese centro, en donde además comparten planes educacionales previo a la vacuna, durante el proceso y post inmunización.

Miles de personas han acudido a los distintos centros de vacunación habilitados para vacunarse contra el COVID-19. Foto La Hora/Archivo

“Nosotros estamos activos desde el 10 de mayo, en coordinación interinstitucional con la Universidad de San Carlos de Guatemala (Usac) y el IGSS. Hemos vacunado entre primeras y segundas dosis, respondiendo al Plan Nacional de Vacunación”, indicó.

Además, destacó que actualmente inmunizan a todas las personas mayores de 18 años, afiliados y no afiliados, según disposiciones del Seguro Social.

Miranda remarcó que la finalidad de compartir mensajes con la población es para que puedan tener claridad de qué son las vacunas, para qué son, por qué son administradas y qué deben y pueden hacer las personas, además de cómo cuidarse y cuidar a los demás.

SUS MOTIVACIONES

Para Miranda, los planes educacionales le han sido inculcados desde que era estudiante, “es algo que nos recalcan y nos lo dicen siempre en la Salud Pública, que es parte de la promoción y la prevención en Salud”, dijo.

En esa línea, agregó que buscan ir más allá de lo que implica atender a un paciente y recetar medicamentos.

El doctor Otto Miranda explicó a las personas el proceso de vacunación en este recinto. Foto: La Hora/Margarita Girón.

“Buscamos ir más allá, no solo se trata de venir y poner un medicamento, no solo se trata de decir, venga, lo vacuno y se acabó, sino que es, venga, le comento, le explico, le trato de demostrar con hechos, cómo se va a sentir, qué va a pasar con su cuerpo, qué va a producir y cómo se debe cuidar luego, para que no vaya a enfermarse, la idea es que el guatemalteco se vaya de aquí claro y que tenga todas las herramientas necesarias para no enfermarse y enfermar a otras personas”, enfatizó.

Agregó que, al compartir estos mensajes, las personas ya pueden contar con más herramientas para estar conscientes que si están vacunados, si siguen saliendo a fiestas, a reuniones sociales, a churrascos, al partido, se van a enfermar.

“Allí radica la información de los mensajes, en donde podemos hacerle ver a la población que la vacuna no es un blindaje y que la vacuna al final de cuentas es solo el medio para no agravarnos y fallecer, pero debemos tener en mente que, si exponemos las vías de entrada del virus, vamos a enfermarnos, recuerden, estar vacunados no es sinónimo de estar blindados”, reiteró.

FUENTE: LA HORA

Categorías:LA NOTA CHAPINA