LA NOTA CHAPINA

Tras la firma del ex-Decano de Derecho de la Da Vinci

Por: Evelyn Boche/elPeriódico 

El Inacif no localiza alguna solicitud de peritaje grafológico, como lo anunció la fiscalía el mes pasado.

foto-articulo-Justicia

Hace más de un mes, el agente fiscal del caso por las actas falsas de la graduación de maestría y doctorado de dos magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE) aseguró que embalaría el documento que aportó la Universidad Da Vinci y lo enviaría al Inacif para un peritaje grafológico. 

El propósito de la pericia sería determinar si la firma del certificado que avala el doctorado de dos magistrados del TSE corresponde o no al exdecano Juan Carlos Rodil Quintana. La Da Vinci no reconoce los certificados, se constituyó como agraviada y pidió que la FECI investigara. Pero la fiscal general, Consuelo Porras, decidió que el expediente siguiera en la Fiscalía Metropolitana, que conoce miles de casos de estafas y falsificación.

El Inacif no localizó en su base de datos alguna solicitud de peritaje grafológico del acta. Y el Ministerio Público respondió que “se realizan las diligencias de investigación necesarias y en su momento se informará”. 

En agosto, el agente fiscal Osman Arenales, de la Fiscalía Metropolitana, dijo a elPeriódico que la pesquisa se centraba en Rodil Quintana. Rodil fue decano de la Facultad de Derecho de la Da Vinci hasta mayo pasado, después de que elPeriódico reveló la falsificación de las actas para los magistrados.

Un postulador “aceptable”

Como decano, Rodil Quintana ha participado de tres Comisiones de Postulación: la de Fiscal General, en 2018 donde tuvo un desempeño “aceptable” según organizaciones que monitorean el proceso. En la de cortes de justicia, de 2019, votaba en bloque con los decanos de las facultades de Derecho, que usualmente apostaban por elevar el nivel de los candidatos.

Y en 2020, Rodil alternó su rol de postulador de cortes de justicia con el de postulador de candidatos a magistrados del TSE. Ranulfo Rojas y Marco Cornejo se postularon en ese proceso y adjuntaron en su expediente los certificados que acreditaban doctorados que todavía no habían finalizado.

Rojas tiene un doctorado en Derecho por la Usac, que obtuvo en 2012, con el que ya alcanzaba el máximo de 15 puntos que la postuladora fijó para la formación académica. Los tres abogados, Rodil, Rojas y Cornejo, mantienen hermetismo en torno al caso.

Mandatario de 26 sociedades

El exdecano Rodil Quintana es mandatario de 26 sociedades anónimas, que en su mayoría se dedican a actividades inmobiliarias, comercio y pesca.

FUENTE: EL PERIÓDICO

Categorías:LA NOTA CHAPINA