LA NOTA CHAPINA

¿Qué tan fácil es para Giammattei “pasar la página” con una amiga en el MP? analistas explican

Por Jeanelly Vásquez 

El presidente Alejandro Giammattei y Consuelo han sido rechazados por la mayoría de la población y se ha solicitado su destitución. Foto: La Hora

En vísperas del Bicentenario de Independencia de Guatemala, el presidente Alejandro Giammattei dio un discurso desde el Palacio Nacional de la Cultura aludiendo a un cambio en el país, o en sus propias palabras: “darle vuelta a la página”.

Para dos analistas consultados, la seguridad detrás de las palabras del mandatario pudo ser influenciada por su estrecha relación con la fiscal general, María Consuelo Porras y otro consideró que lograr el cambio por el cuál abogó requerirá un mejor desempeño de la institución encargada de la persecución penal.

UN BUEN MOMENTO PARA CAMBIAR LA PÁGINA

Durante los actos protocolarios por el Bicentenario de Independencia, Alejandro Giammattei describió que este es un momento pertinente para “dejar atrás lo que nos divide” y “dar paso al compromiso de reconstruir nuestro país desde lo más profundo de nuestras raíces, valores, necesidades, posibilidades y convicciones”.

“Hago un llamado hoy a las puertas del Bicentenario de nuestra Independencia para que comencemos de nuevo, aún estamos a tiempo de darle vuelta a la página y de tomar una hoja en blanco, donde podamos reescribir la historia”, pronunció desde el Palacio Nacional de la Cultura.

El mensaje de “darle vuelta a la página” sucede semanas después de las continuas demandas de pueblos indígenas, organizaciones sociales y estudiantiles de la renuncia del Presidente y la Fiscal General.

Al mismo tiempo, mientras han surgido señalamientos al mandatario de recibir en su residencia una alfombra de dinero con billetes y pedir por esa pesquisa a quien ha llamado su “amiga” la destitución del exfiscal de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI), Juan Francisco Sandoval.

RENZO ROSAL: ¿VUELTA A LA PÁGINA PARA QUIÉN?

En esencia, el analista Renzo Rosal consideró las palabras del Presidente como una muestra de cinismo e irresponsabilidad, ya que “no podemos darle vuelta a la página ante lo que está sucediendo en la coyuntura: la crisis sanitaria y el alineamiento que él está logrando”.

“En efecto, no solo para el Presidente, lo que está pasando en el país son vientos favorables de alineamiento político, no solo en el MP sino en el Organismo Judicial y la Corte de Constitucionalidad; para ellos sí hay vuelta de página porque venían de un escenario donde estaban contra las cuerdas en la época de CICIG, pero ahora están envalentonados y teniendo logros políticos dentro del régimen de impunidad”, comentó.

Por otro lado, puntualizó que la actual gestión del Ministerio Público ha sido una pieza clave para lograr este parteaguas en las instituciones del Estado. “Obviamente no es la única, pero sí es una pieza importante porque al ser una institución subordinada a los intereses que estamos diciendo, ha permitido cerrar la puerta a nuevos casos o para aplazar otros para que la impunidad viva sus mejores tiempos”, declaró Rosal.

Renzo Rosal, analista y politólogo independiente comentó al respecto. Foto La Hora.

El analista agregó que incluso se ha beneficiado a involucrados en casos que investigó la Comisión Internacional Contra la Impunidad (CICIG) planteados entre 2014 y 2016. “El MP termina siendo una compuerta que facilita un cierto tipo de casos y obstruye otros”, sentenció.

S. RODRÍGUEZ: NO SE PUEDE PASAR LA PÁGINA

Por otro lado, Stephanie Rodríguez, del Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales de Guatemala (ICCPG), opinó que el pronunciamiento del Presidente es incongruente con la coyuntura nacional, resaltando que “los números no mienten” y aún persiste la violencia hacia mujeres y la niñez, un mal manejo de la pandemia e incertidumbre respecto al dinero invertido en las vacunas contra el COVID-19. “Es muy fácil decirlo cuando no se está garantizando lo que tendría que hacerse en estos temas”, indicó.

Rodríguez agregó que en la actualidad el Ministerio Público pareciera tener una relación “peligrosa” con el Organismo Ejecutivo. “El Ministerio Público está retrocediendo años atrás de las gestiones anteriores, entonces me parece que está fuera de la realidad -Giammattei-. Respecto a la relación que tiene el MP y el Ejecutivo, me parece que todavía es más peligrosa y trágica porque pareciera que no hay una separación de labores y funciones”, formuló.

Por tanto, concluyó que el cambio de página no se logrará mientras no haya un cambio en las estructuras del país. “La gran violación de Derechos Humanos a Juan Francisco -Sandoval-, la remoción de forma ilegal, la caída de los casos de la FECI… creo que con eso no se puede pasar la página; se podría si fuera un gobierno robusto, pero es todo lo contrario”, explicó.

CIEN: PARTE DEL CAMBIO ES MEJORAR EL MP

Desde el análisis del flujograma de justicia del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN), destaca que la actual gestión del MP ha ascendido en la resolución de expedientes y disminuido la curva de mora.
Sin embargo, aún permanecen sin resolver casos como las pesquisas contra la Junta Directiva del Congreso (2018) por la erogación de más de Q20 millones para la indemnización de 20 trabajadores, Desobediencias a la CC en torno a un amparo que dejó sin efecto una resolución de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) contra tres magistrados de la máxima Corte, la compra de 30 mil pruebas falsas de Covid-19 por Q7.3 millones, y otros señalamientos contra el expresidente Jimmy Morales.

Al ser una institución en el flujo de justicia criminal, Francisco Quezada del CIEN sugirió que, si bien a nivel objetivo el MP ha demostrado un buen desempeño, aún se puede mejorar su eficiencia. “Todavía, por su puesto, en esa eficiencia que tiene el MP le falta muchísimo para llegar al 100%. El Ministerio Público tiene que tener una respuesta a todos los expedientes que entran para que pueda mantenerse al día”, comentó.

En esta línea, agregó que el Ministerio Público debe trabajar en los casos no resueltos hasta ahora “todos estos casos que va mencionando se suman a una mora grande, inventarios de casos que deben resolverse. Se están reduciendo, pero aún es muy grande la brecha para irse poniendo al día; se pueden mencionar muchos casos que no se han resuelto, así como otros que sí”, puntualizó el analista.

FUENTE: LA HORA

Categorías:LA NOTA CHAPINA