LA NOTA CHAPINA

Tras el peor mes de la pandemia, médicos urgen al Congreso y Ejecutivo: restricciones y vacunación

Por Jeanelly Vásquez 

La Dra. Iris Cazali dio a conocer la situación de Covid-19 en el país. Foto: Congreso

Este miércoles los jefes de bloque del Congreso de la República se reunieron con representantes del gremio médico de Guatemala para conocer su perspectiva respecto a la emergencia sanitaria. En la sesión los expertos concordaron que para aplanar la curva de contagios y fallecimientos se debe iniciar con restricciones más rígidas, luego agilizar la vacunación masiva. Además, recordaron que ahora es el Legislativo y Ejecutivo los que deben asumir la responsabilidad para enfrentar la emergencia sanitaria.

Jorge Ranero, presidente del Colegio de Médicos y Cirujanos de Guatemala, inició su ponencia indicando que las restricciones sanitarias tomadas hasta ahora han sido “nulas”, lo cual ha aumentado la crisis sanitaria con más casos diarios que no se había manejado ni en la primera ola del año pasado.

En este contexto, recientemente un grupo de profesionales en medicina, infectología y epidemiología redactaron una propuesta de medidas para la mitigación del virus en Guatemala. La petición consta de tres posibles escenarios entre septiembre y noviembre de este año. El primero consiste en la restricción total de movilidad, siendo el escenario más favorable; la segunda opción contempla un Toque de Queda parcial, con un escenario medianamente favorable; y el tercero presenta un panorama donde todas las restricciones se mantengan como hoy en día.

RESTRICCIÓN DE MOVILIDAD ES LA MEJOR SOLUCIÓN

Iris Cazali, infectóloga, Erwin Calgua, epidemiólogo y Jorge Ranero del Colegio de Médicos concordaron en que la vía más efectiva para aplanar la curva de contagios es la restricción total de movilidad, “nada nuevo”, dijo Cazali.

Como primer punto para restringir la movilidad se planteó modificar actividades presenciales hacia la virtualidad, por ejemplo, prácticas en gimnasios, escuelas, universidades. Colateralmente podría aplicarse un Toque de Queda de 19:00 horas a 4:00 del siguiente día. “Queremos unas medidas de restricción que no sean tan largas, una medida puede ser de 4 semanas, donde podamos implementar esto, ver qué pasa y el máximo a prolongar es un mes más”, agregó.

Sumado a lo anterior deberán implementarse modelos de restricción de aforo en restaurantes, centros sociales y crear un rastreador de niveles de positividad para conocer la efectividad de las medidas.


¿QUÉ TAN EFECTIVAS SERÍAN LAS MEDIDAS?

Esta alternativa presentada fue sustentada por los expertos con un estudio de la revista científica Lancelet y proyecciones matemáticas con base en el comportamiento de la pandemia; “no nos lo inventamos”, sostuvo Cazali.

Erwin Calgua se refirió a un estudio publicado el 26 de agosto en la revista, en este se tomó en cuenta a 314 ciudades latinoamericanas con más de 100,000 habitantes (incluyendo a Guatemala), en este se destacó que la reducción de movilidad de un 10% puede disminuir en un 8.6% la incidencia del virus en las áreas determinadas. Calgua explicó que, epidemiológicamente hablando, este es el escenario que se aspira.

“Esto no solo le pasa a Guatemala, le pasa a todo el mundo”, sostuvo el doctor Calgua, mostrando un mapa global con varios países que tuvieron que aplicar un cierre parcial o total en junio de este año. “Repito esto, es la única forma de disminuir el número de contagios”, secundó el doctor Ranero.


De continuar con la dinámica actual en el manejo de la pandemia, para el próximo trimestre se estimarían 443,447 contagios, 12,242 pacientes que requerirán hospitalización y 13,525 fallecimientos. Por otro lado, la restricción de movilidad reduciría hasta tres veces estas cifras con 121,998 contagios, 4,195 personas requeridas de hospitalización y 3,721 decesos entre septiembre y noviembre de este año.

UN RESPIRO PARA EL CUERPO MÉDICO

Además de representar un menor índice de casos positivos y fallecimientos por COVID-19, Jorge Ranero enfatizó que el aplanamiento de la curva daría un respiro al personal de primera línea médica. “Al tener casos disminuidos nos aseguramos un respiro al personal de salud que está trabajando agotado física y psicológicamente, con un sueldo muy debajo de lo que el personal se merece por el riesgo que asumen, con contratos sin ninguna prestación”, dijo el presidente del gremio.

Ranero indicó que han fallecido 60 médicos activos durante la pandemia, además de otros asistentes y enfermeros. “Aun así, siguen trabajando, asumiendo el papel que les corresponde”, resaltó.

“A nosotros nos toca ver lo que nuestros compañeros están viviendo. Nuestros compañeros están cansados, los que están en la primera línea se sienten frustrados, ya no saben qué hacer. Les frustra ver que la gente esté yéndose de sus casas a visitar amigos o que estén tomando algún feriado o que estén visitando más personas o yendo a otros lugares, contagiándose y contagiando a otros”, detalló la doctora Cazali.

LA GUINDA DEL PASTEL: LA VACUNACIÓN MASIVA

La infectóloga Cazali describió como “la guinda del pastel” la vacunación masiva, pues solo así se logrará perpetuar la disminución en el índice de contagios y ocupación hospitalaria. “La guinda del pastel: todo esto funciona, pero no cabe duda de que lo importante detrás de todo esto es la vacunación; necesitamos ampliar la vacunación masiva”, comentó.

“Es un gana-gana”, aseguró, “invertimos en vacunar y disminuimos la inversión de los hospitales, y, sobre todo, la gente muere menos”, planteó. Pero la vacunación, según Iris Cazali, debe ser “incluyente” y “amigable”, donde se lleve la vacuna a las personas. Una solución que propuso la doctora fue la vacunación “de barrio”.

La vacunación también es un eje principal para Calgua porque en el mundo ya no se habla sobre la vacunación de rebaño del 70%, indicó que ahora se puede considerar como efectivo un 90% de población inmunizada.

“Habíamos hablado de que, si se quiere llegar a 11,000,000, restamos el 38% que pueda estar inmunizada. Con la variante inicial habíamos calculado de 10,700,000 y 11,000,000 de personas las que se tienen que vacunar, muy probablemente con la Delta tengamos que subir porque el ritmo de contagios es mayor. Yo pensaría, para este momento, pensar en la gente que hay que vacunar”, secundó Iris Cazali.

Agregaron que, si la tasa de contagios aumenta, el coronavirus podría evolucionar en una “variante guatemalteca”, tal como ha sucedido en otros países con alta presencia del Sars-CoV2.


RESPONSABILIDAD DEL EJECUTIVO Y LEGISLATIVO

La responsabilidad de conocer esta medida urgente recaerá en el Organismo Legislativo y en el Ejecutivo. El primero deberá coordinar la propuesta, tomando en cuenta las sugerencias médicas y el segundo deberá conocerla para promulgar un nuevo Estado de Calamidad y disposiciones efectivas.

“Ya es responsabilidad del Ejecutivo encontrar los mecanismos para llevar a cabo; perdonen que lo diga, pero es el trabajo que a ustedes les corresponde llevar”, sostuvo Ranero y agregó que “ya no se puede continuar con el discurso de ‘es la responsabilidad del pueblo’. Como Ejecutivo y Legislativo y personal de salud hay que ponerse de acuerdo. Ya es hora de que el Ejecutivo tome la responsabilidad que le corresponde con el Legislativo porque el personal de salud seguirá haciendo lo que le corresponde”.

Iris Cazali se refirió también a los diputados y dijo: “les toca a ustedes, ¿qué van a hacer? Porque nosotros estamos haciendo lo que podemos, lo poquito que se puede hacer; nosotros estamos viendo gente que se está muriendo frente a nosotros. Mucha gente valiosa se nos está yendo”.

Según Ranero, el presidente Giammattei respondió directamente a esta petición asegurando que ordenaría medidas de contención directas, toda vez que exista un acuerdo con el Congreso. “Tarde se han implementado estas medidas. Hace dos meses que venimos viendo el aumento de los casos y ahora no hay más tiempo que perder, las medidas deben ser ratificados por el Congreso ya para que se vea un beneficio en el aplanamiento de la curva”, dijo el presidente del Colegio.

CONGRESO CONOCERÁ EL TEMA LA PRÓXIMA SEMANA

A pesar de la urgencia expresada por los tres profesionales, esta propuesta conjunta será conocida hasta la próxima semana, pues, según lo dicho por el presidente del Congreso, Allan Rodríguez, la programación de mañana impide tratar este tema.

“Creo que compartimos todos que es urgente, sin embargo, de nada sirve que nos manden un proyecto de ley que no va a ser aprobado porque no hay consensos; además mañana tendremos la continuación de la interpelación que por rango constitucional no nos permite conocer otros temas, pero que la otra semana esperamos ya poder abrir el otro día de sesiones y ahí poder ya tener el consenso y poder aprobar de urgencia nacional la decisión que tomemos”, dijo Rodríguez al concluir la sesión.

FUENTE: LA HORA

Categorías:LA NOTA CHAPINA