LA NOTA CHAPINA

COVID-19: Se necesita más información y vacunación

Por Diario La Hora 

Varias personas asisten a los centros de vacunación para ser inmunizados contra el Covid-19. Foto: Salud

Durante las últimas semanas profesionales de la salud han enfatizado la importancia de la vacunación masiva en el país, además han reiterado que esta es por excelencia la mejor medida para reducir el impacto de la pandemia en Guatemala. Pese a que ha sido comunicada esta urgencia, analistas y médicos opinaron que el gobierno no ha compartido suficiente información para motivar a la población y resolver sus dudas en torno a la inmunización.

COLEGIO DE MÉDICOS: INFORMAR ES RESPONSABILIDAD DEL GOBIERNO

Ayer en una reunión con jefes de bloque del Congreso de la República el Dr. Jorge Ranero del Colegio de Médicos y Cirujanos expuso que es potestad del gobierno y el Ministerio de Salud facilitar la vacunación, lo cual incluye la difusión de información respecto a esta necesidad. “Se conoce que alrededor del 40% de las personas no quieren vacunarse”, dijo Ranero, pero lo acreditó a la desinformación que circula entre la población.

Sostuvo que el Ejecutivo no puede continuar con el discurso de “es la responsabilidad del pueblo”. “Como Ejecutivo y Legislativo y personal de salud hay que ponerse de acuerdo. Ya es hora de que el Ejecutivo tome la responsabilidad que le corresponde con el Legislativo porque el personal de salud seguirá haciendo lo que le corresponde”, dijo.


De hecho, una de las catorce propuestas para aplanar la curva de contagios en Guatemala consiste en crear mejores campañas de comunicación. Específicamente el punto 13 de esta propuesta incluye la difusión de mensajes creativos y fáciles de comprender, además de implementar acciones necesarias para evaluar el impacto de las campañas educativas e informativas:

“Lanzar e intensificar campañas educativas e informativas dirigidas a toda la población, con mensajes diferenciados, creativos y adecuados a cada segmento poblacional (hombres y mujeres jóvenes del área urbana y rural, adultos, personas de la tercera edad, padres de familia, empresarios de diversas ramas, hoteleros, diferentes tipos de comercios, personas de los mercados, etc.) con el objetivo de sensibilizar sobre la importancia de la prevención y la vacunación”, sugirieron.

CON INFORMACIÓN, EL SEGUNDO PASO ES LA VACUNACIÓN MASIVA

Una vez se haya informado a la población sobre la importancia de la vacunación se podrá aumentar la inmunización de rebaño en el país. Más allá de aumentar la cifra de personas completamente vacunadas, la infectóloga Iris Cazali explicó que colateralmente se reducirían los casos y pacientes hospitalizados.


“Es un gana-gana”, describió, “invertimos en vacunar y disminuimos la inversión de los hospitales, y, sobre todo, la gente muere menos”, agregó. Pero esta, según la propuesta de la doctora, debe ser “incluyente” y “amigable”, donde se lleve la vacuna a las personas. Ella sugirió como alternativa la vacunación “de barrio”.

Además, el epidemiólogo Erwin Calgua comentó que la vacunación de rebaño es un punto clave y ahora es necesario expandirla porque a nivel internacional se ha cuestionado la efectividad del 70%, con el surgimiento de nuevas variantes ahora se habla de un 90% de vacunación en la población para garantizar una reducción de riesgo del virus en los países.

“Habíamos hablado de que, si se quiere llegar a 11,000,000, restamos el 38% que pueda estar inmunizada. Con la variante inicial habíamos calculado de 10,700,000 y 11,000,000 de personas las que se tienen que vacunar, muy probablemente con la Delta tengamos que subir porque el ritmo de contagios es mayor. Yo pensaría, para este momento, pensar en la gente que hay que vacunar”, secundó Iris Cazali.


DESINFORMACIÓN = MENOS ACCESO A VACUNA

Karin Slowing, analista en temas de salud e integrante del Laboratorio de Datos, razonó que una de las primeras causas detrás del poco aforo de la población a centros de vacunación es la desinformación. Destacó que esto ha contribuido en la estrategia fallida de inmunización en Guatemala.

“Uno se alimenta más de las personas que son referentes e influyen en nuestro pensamiento. Hay personas que inciden en el pensamiento de los vacunados, especialmente en las personas con mayor edad. Menos se maneja el acceso individual a información, menos cultura de lectura, de manejo en redes, entonces es más propenso”, detalló.

Slowing señaló que parte de esta desinformación podría ser esparcida por líderes que emiten una opinión negativa sobre el proceso de vacunación, utilizando argumentos religiosos o apelando a temores y elementos científicos.


SE DEBEN CONSIDERAR LAS DISTINTAS REALIDADES

La integrante del Laboratorio de Datos detalló que en Guatemala no existe una población homogénea de personas, por tanto, la vacunación y campañas de información deben tomar en cuenta todas las realidades presentes. Slowing mencionó que desde el Laboratorio de Datos se identificó que desigualdad respecto al nivel educativo influye también en la vacunación. “Mientras menos educación hay, menos vacunados son”, resumió.

Asimismo, expuso que la movilidad de las personas es diversa y existen algunas que no tienen facilidad de dirigirse a los centros de vacunación por cuenta propia. Slowing expresó que no funciona una sola estrategia de vacunación en una población asimétrica en acceso a la información e indicó que el pre registro ha limitado también el acceso de la ciudadanía, pues no todas las personas pueden registrarse en internet.

La experta en salud recomendó a las autoridades “diversificar las estrategias de vacunación”, puesto que el enfoque actualmente utilizado “no es apropiado para ciertos grupos”. Adicionalmente el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social debe recuperar su credibilidad y confianza ante la ciudadanía, esto debido a “la falta de acción en la estrategia de comunicación sobre el virus y la inmunización”.


SOLO 29,356 PRIMERAS DOSIS EL 31 DE AGOSTO

La última actualización del Tablero COVID-19 reflejó que solo 29,356 personas acudieron a un centro de vacunación el 31 de agosto (martes), es decir, un 0.27% de la población candidata a la vacuna. Por otro lado, en esa fecha se logró vacunar con el esquema completo a 47,641 personas, lo cual suma un 0.45% del total a inmunizar.

En datos generales en Guatemala se han administrado 4,607,145 vacunas contra la enfermedad, distribuidas en 3,352,959 primeras dosis y 1,254,186 segundas. Tomando en cuenta que la inmunización sugerida por la OMS es con el esquema completo, Guatemala ha alcanzado un 11.9% de su población completamente vacunada.

FUENTE: LA HORA

Categorías:LA NOTA CHAPINA