LA NOTA CHAPINA

Pandemia transcurre entre saturación hospitalaria y falta de medicamentos

Por: Geldi Muñoz y corresponsales / elPeriódico

El PDH informó sobre la crítica situación en la que opera el Hospital General.

foto-articulo-Salud

En medio del repunte de casos de COVID-19 y el desborde de los hospitales por la demanda de atención, la pandemia sigue sin mayores controles de aforos ni cumplimiento de medidas para evitar más contagios, además sin el actuar urgente del Gobierno para fortalecer las capacidades de los centros médicos.

El Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) reportó ayer 54 mil 375 casos activos y 11 mil 818 fallecidos. En las últimas 24 horas se realizaron 16 mil 016 pruebas y se reportaron 3 mil 787 nuevos casos positivos, además de 50 casos más de víctimas mortales.

La defensora de la Salud de la oficina del Procurador de Derechos Humanos (PDH), Zulma Calderón, dijo que en una supervisión al área COVID del Hospital San Juan de Dios encontraron que en el espacio diseñado para 104 camas, hay alrededor de 180. En el lugar mencionado hallaron a 60 pacientes en condición delicada, de los cuales 18 están siendo ventilados y utilizan oxígeno.

Señaló falta de recurso humano para la cantidad de pacientes ingresados, así como la deficiencia de equipo de tomas de oxígeno, ventiladores, monitores y bombas de infusión, entre otras carencias.

El centro ha superado el cien por ciento de la capacidad que tiene para atender a los enfermos, según el reporte.

Según el PDH, familiares de los infectados han tenido que gastar entre Q10 mil y Q14 mil para comprar tocilizumab porque el nosocomio está desabastecido. No cuentan con propofol y vecuronio. El remdesivir es limitado, solo se aplica a los pacientes con mejor condición. También tienen escasez de fentanyl y midazolam.

Sin medicamentos

En diferentes regiones del país hay quejas de personas que salen positivas, que no les entregan la caja de medicamentos o solo les dan algunos, como un joven, de 25 años, originario de Tiquisate, Escuintla, a quien solo le dieron un antibiótico y un jarabe.

Calderón confirmó que tienen denuncias de Petén, El Progreso, Guatemala, Sacatepéquez, Santa Rosa y Huehuetenango.

La delegada departamental de la PDH, Flor Gómez, confirmó que esta semana se recibieron dos denuncias de que en el Centro de Atención Permanente (CAP) de Quetzaltenango no cuentan con el kit para pacientes de COVID-19.

La oficina del PDH, en una visita de verificación que realizó en cinco municipios, detectó que cuatro de estos puestos y centros de salud no cuentan con las medicinas que deben ser entregadas.

Según el director del Área de Salud de Quetzaltenango, Juan Nájera, en el departamento solo tienen un 15 por ciento de abastecimiento de los kits para tratar a personas infectadas de coronavirus.

Las quejas se dan la misma semana que el MSPAS publicó el Acuerdo Ministerial 161-2021, con el cual amplió la cobertura de entrega del “Kit de Medicamentos COVID-19” para los contactos de los pacientes positivos, ya que constituyen un nexo epidemiológico.

La oficina de Comunicación Social del MSPAS informó que hasta el 19 de agosto se han proporcionado 328 mil 544 kits de medicamentos, y que cuentan con 11 mil 555 más disponibles a nivel nacional. No respondió cuándo tienen previsto el ingreso de más fármacos, ni en qué regiones del país hay desabastecimiento.

Sin medidas

El Área de Salud de Totonicapán anunció estar en alerta máxima por los casos de SARS-CoV-2.
Pese a la alerta, en el paraje Pologuá, San Antonio Pasajoc, Momostenango, se realizaron conciertos, se instalaron juegos mecánicos y ventas de productos típicos en honor al patrono San Antonio de Pádua. En San Bartolo Aguas Calientes se llevó a cabo la presentación del gracejo, una tradición que se hace en honor a San Bartolomé.

11,555 Kits de medicamentos para personas positivas de COVID-19 disponibles en el ámbito nacional tenía la cartera de Salud hasta el 19 de agosto, según Comunicación Social.

Incremento de casos en la capital

El vocero de la Municipalidad de Guatemala, Ángel Albizures, informó que en los campamentos de bienestar respiratorio atienden más de cien personas al día en cada centro, en meses anteriores eran unas 50 personas. Refirió que el índice de positividad subió a cuatro de cada 10, antes era alrededor del 25 por ciento.

FUENTE: EL PERIÓDICO

Categorías:LA NOTA CHAPINA