LA NOTA CHAPINA

Organizaciones dan detalles de cómo es el traslado de migrantes a la frontera de Guatemala y denuncian violación a sus derechos

Diversas organizaciones dan seguimiento a la llegada de migrantes expulsados de EE. UU. y que son llevados a la frontera El Ceibo, Petén.

Por Oscar García

Migrantes expulsados de EE. UU. son enviados en buses a la frontera entre México y Guatemala. (Foto Prensa Libre: PDH) Migrantes expulsados de EE. UU. son enviados en buses a la frontera entre México y Guatemala. (Foto Prensa Libre: PDH)

El Colectivo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en el Sureste Mexicano (COMDHSEM), junto con varias organizaciones de la Mesa de Coordinación Transfronteriza Migraciones y Género (MTMG) y la participación de la Procuraduría de Derechos Humanos de Guatemala documentaron la llegada a Tapachula de cuatro vuelos provenientes de EE. UU. y la frontera norte de México, que transportaban guatemaltecos, hondureños y salvadoreños expulsados bajo el Título 42.

También documentaron casos de personas haitianas trasladadas y expulsadas desde la frontera sur de México hacia Guatemala, sin respetar los procedimientos administrativos en ambos países.

El comunicado añade que las personas expulsadas -familias, mujeres con niñas y niños y hombres y mujeres adultos-, fueron transportadas en su mayoría desde el aeropuerto de Tapachula en 11 autobuses del Instituto Nacional de Migración (INM), hacia Talismán, frontera con Guatemala, en donde fueron forzadas a salir de México y abandonadas en el puente fronterizo.

Las organizaciones señalan que estos vuelos forman parte de las medidas de la administración de Biden para acelerar las expulsiones de personas migrantes bajo el Título 42, y se suman a acciones del Estado mexicano para contener y devolver a personas solicitantes de refugio y refugiadas.

Resalta que dichas expulsiones, coordinadas entre autoridades estadounidenses y mexicanas violan el derecho internacional, carecen de sustento jurídico y administrativo, y tienen impactos graves en las personas que las padecen.

Ruta de expulsión

Una de las rutas identificadas en estas expulsiones, se realiza vía terrestre desde Estados Unidos a la ciudad de Nogales, Sonora, México, donde les esperan agentes del INM en México para detenerlos.

Desde ahí se efectúan traslados terrestres hasta Hermosillo, Sonora, para después transportarlos vía aérea hacia Tapachula, Chiapas, y nuevamente vía terrestre, desde el aeropuerto de Tapachula hacia la frontera con Guatemala.

Además de los vuelos, se documentaron expulsiones terrestres de personas detenidas en el interior de México, principalmente de nacionalidad haitiana.

Las organizaciones afirman que observaron que algunas de esas personas contaban con documentos que respaldan su estancia regular en México, como las solicitudes de refugio ante la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR), e incluso el reconocimiento de la condición de refugiado. Por lo cual, su expulsión es totalmente ilegal y arbitraria.

El procedimiento de ingreso a territorio guatemalteco es igualmente irregular, sin elementos mínimos como registro, orientación o información clara sobre el proceso administrativo y/o jurídico que deben seguir para regresar a sus lugares de origen o bien, retomar su ruta migratoria.

“Nos preocupa que las administraciones de Estados Unidos y México generen un proceso escalonado de expulsión inmediata, negando u omitiendo los derechos de las personas a acceder a mecanismos de regularización, o bien, violando las garantías de las personas que ya han iniciado procesos de protección internacional”.

Qué exigen a Guatemala a México

Cumplir lo establecido en el Derecho Internacional de Asilo y en el Derechos Internacional Humanitario, asegurando el principio de no devolución, el Interés Superior de la Niñez, el derecho a la escucha, acceso a información y comunicación, desde sus propios idiomas que facilite el acceso al debido proceso.

Aclarar públicamente el desarrollo de estas expulsiones y explicitar bajo qué acuerdos y fundamentación jurídica se ha determinado realizarlas.

Garantizar que las personas, familias, niñas, niños y adolescentes (NNA) accedan a información clara y pertinente sobre sus derechos. En todos los casos, debe buscarse la mayor protección de los NNA y sus familias, con base en el principio del Interés Superior de la Niñez.

No condicionar el refugio como figura exclusiva de regularización en México si la persona ha manifestado interés en solicitarlo en otro país.

Respetar las legislaciones nacionales, como el Código de Migración en Guatemala (Decreto 44 -2016) para que las personas puedan acceder a una estancia regular y digna en el país.

Generar las condiciones de atención y protección a través de los albergues necesarios para la atención de las personas migrantes que se encuentran en territorio guatemalteco.

Abrir espacios de diálogo con la sociedad civil organizada para generar una respuesta integral y adecuada a las necesidades de la población migrante, solicitante de refugio y refugiada.

Qué piden a Estados Unidos

Retirar la orden Título 42 y todas las versiones de su implementación, incluyendo los vuelos laterales a lo largo de la frontera y hacia el sur de México.

Establecer un proceso en la frontera con México, que sea digno y respetuoso del derecho internacional en el que las familias, adultos y niñas, niños y adolescentes no acompañados puedan realizar su solicitud de protección de manera inmediata. Esto incluye garantizar acceso a puertos de entrada.

Mantenerse firme en la decisión de terminar el “Protocolo de Protección a Migrantes” (Quédate en México, o MPP por sus siglas en inglés) y tomar todos los pasos posibles para poner fin a esta política de manera definitiva.

Continuar el procesamiento de las personas previamente registradas en MPP garantizando su estancia en el interior de los Estados Unidos para continuar con su proceso de asilo.

Cesar acciones de presión hacia los gobiernos de la región para hacerlos partícipes de la detención migratoria, a través de la militarización y externalización de sus fronteras.

El secretario ejecutivo de Conamigua, Raúl Berríos, se encuentra en la frontera El Ceibo, Petén, para coordinar las acciones en atención a los migrantes centroamericanos que ingresan al país.

Retorno ordenado y seguro

“Nosotros vemos preciso que si también hay políticas que se manejan en tema de una migración segura y ordenada, también debemos enfocarnos en un retorno ordenado y seguro para no vulnerar los derechos de los guatemaltecos y centroamericanos en territorio nacional”, manifestó el funcionario.

Indicó que brindan la ayuda de transporte terrestre desde la frontera de El Ceibo a la frontera de Aguas Calientes con Honduras y la frontera San Cristóbal con El Salvador.

Señaló que han sido retornos “sorpresivos” por parte de México y Estados Unidos. Indicó que los migrantes son dejados en terrenos inhóspitos donde son vulnerables a que se les vulneren sus derechos.

Dijo que ven necesario brindarles el transporte para un retorno seguro y ordenado.

Explicó que este jueves 26 de agosto implementan un plan piloto y para ello implementan una estrategia y las rutas adecuadas, ya que hay más personas hondureñas en los grupos.

Un bus saldrá hacia la frontera con El Salvador y dos para la frontera con Honduras, en estos también irán guatemaltecos.

Señaló que no ha habido aviso que les indique que habrá retornos, como se era anteriormente por la frontera de Tecún Umán, San Marcos.

Coordinan acciones

El Instituto Guatemalteco de Migración (IGM) afirmó que atender la problemática migratoria que se registra en El Ceibo, ha sido una de las prioridades y se han propuesto diversas acciones, por lo que realizan coordinaciones que permitan atender de manera digna a los flujos migratorios que están llegando a ese lugar.

Añadió que el director general, Stuard Rodríguez, coordinó con Raúl Berríos de Conamigua, el transporte para trasladar a las personas que llegan a nuestro país por ese puesto fronterizo y poderles brindar la asistencia que requieran.

Agregó que luego de identificar las necesidades en el lugar, se coordina con otras instituciones apoyos adicionales que permitan atender de manera integral a esta población, priorizando a los grupos vulnerables.

FUENTE: PRENSA LIBRE

Categorías:LA NOTA CHAPINA