LA NOTA CHAPINA

Abogados de Porras señalan más de 30 ilegalidades para frenar juramentación

Por: Evelyn Boche/elPeriódico 

La valoración de la experiencia docente y la acusación por violar el voto secreto en el CSU se discuten en la vía de lo contencioso administrativo.

foto-articulo-Justicia

Los abogados de la magistrada designada por el Consejo Superior Universitario (CSU) como titular de la Corte de Constitucionalidad (CC), Gloria Porras, buscan revertir la resolución de la Sala Quinta de lo Contencioso Administrativo, que detiene su juramentación en el Congreso.

El recurso de reposición que interpuso el abogado Alejandro Rodríguez expone más de 30 razones por las que considera inviable una demanda en la vía de lo contencioso administrativo contra la designación del CSU.También cuestiona que como efecto de la demanda se suspenda la juramentación de Porras.

La suspensión es una excepción en los procesos contenciosos administrativos, cuando se considera “indispensable y que de no hacerlo se causen daños irreparables a las partes”, dice la ley. La defensa de Porras pone en duda la legitimidad de Roberto Morales Gómez como demandante.

Morales se postuló al proceso convocado por el CSU. Fue excluido en la revisión de expedientes porque solo adjuntó el colegiado y no copia del título, pero gracias a un amparo provisional fue reincorporado junto con el resto de los aspirantes. En la primera ronda de votación, Morales no obtuvo un solo voto, por lo que nuevamente fue excluido.

En entrevista telefónica, Morales asegura que tiene legítimo derecho a reclamar un proceso conforme a lo que manda la Constitución. “No podemos permitir que una candidata que no tenga docencia se interponga a 18 profesionales que sí la tienen, y como ha sido en las anteriores designaciones del CSU”, dijo. 

Morales se refiere al artículo 152 de la Ley de Amparo, que establece que los magistrados de la CC “deberán ser escogidos preferentemente entre personas con experiencia en la función y administración pública, magistraturas, ejercicio profesional y docencia universitaria, según sea el órgano del Estado que lo designe”.

Esa situación es ya un hecho consentido por el demandante, según la defensa de Porras, desde el momento en que no se presentó alguna objeción contra su postulación, sino hasta que resultó designada. Tampoco se interpuso algún amparo antes de que se efectuara la votación pública, que específicamente se cuestiona en cuanto a la designación de Porras, señalan los abogados Rodríguez y Moisés Rosales.

El suplente Rony Eulalio López ha sido llamado como tercero interesado en el amparo que conoce la CC y que ordenó al Congreso abstenerse de juramentar a Porras. ¿Por qué se accionó exclusivamente contra la designación del titular? “No, yo no sé… Fue un momento volátil en el que cada quien asumió el rol que le correspondió”, dijo Morales.

UN ACTO POLÍTICO

La vía de lo contencioso tampoco es procedente en actos políticos y hay antecedentes en los que la elección de magistrados de la CSJ ha sido considerada como un acto político, según los abogados de Porras.

FUENTE: LA HORA

Categorías:LA NOTA CHAPINA