LA NOTA CHAPINA

La amenaza a la libertad de prensa que ya estaba y ahora causó preocupación…

…Se pronunciarán las demás entidades de prensa

Por Manuel García 

Foto Ilustrativa. El pasado sábado se mencionó una disposición dirigida a los medios de comunicación. Foto José Orozco/La Hora

Durante el mensaje a la nación que brindó la Secretaría de Comunicación Social de la Presidencia para anunciar reformas al Decreto Gubernativo 6-2021, en el marco del Estado de Calamidad, se mencionó una disposición dirigida a los medios de comunicación para abstenerse de causar “confusión o pánico”,

“Con fundamento en la Ley de Orden Público los órganos de publicidad, medios de comunicación y difusión, están obligados a evitar las publicaciones que puedan causar confusión o pánico o agraven la situación, asumiendo las responsabilidades que de ello deriven”, se lee en el Decreto.

Esta medida ya se encontraba en el Decreto 6-2021 publicado el 14 de agosto en el Diario Oficial; no obstante, ayer causó preocupación la interpretación que pueda hacerse de lo indicado en el documento.

De acuerdo con el Procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas, esto se traduce en una censura. El magistrado de Conciencia a través de su cuenta de Twitter señaló que esta disposición limita la libertad de prensa y violenta la Constitución y promueve la dictadura.

“Censura a la vista. Limitar la libertad de prensa y de expresión de los medios de comunicación excusándose en un Estado de Calamidad que no ha sido aprobado violenta la Constitución, conlleva censura y promueve una dictadura. El art. 35 de la Constitución debe prevalecer”, expresó Rodas.

GIAMMATTEI Y LA PRENSA

El presidente, Alejandro Giammattei en repetidas ocasiones ha arremetido contra los medios de comunicación indicando que atacan su labor y la forma cómo administra el Gobierno, aunque no menciona nombres, señala que estas acciones atentan contra el Estado de Derecho al enviar mensajes “tergiversados”.


Esta información se consignó en la nota publicada el 27 de mayo, “Sin dar nombres, Presidente señala a «grupúsculos» y medios que critican su gobierno”.

Ese día el mandatario indicó, “Mucho se dice en cuanto a la gestión gubernamental, e incluso de mala fe mucho se tergiversa de lo que nosotros hacemos, pero los números no mienten”, señaló.

El jefe de gobierno agregó que “alguien” le dijo que como el Gobierno no anuncia en medios debía prepararse para las críticas, sin embargo, no reveló quién se lo mencionó.

“Luchar contra la corrupción no es solo: para que hables bien de mi ¿Cuánto querés?, no, eso no es, no solo es luchar contra eso. O como me dijo alguien, es que como usted no anuncia con nosotros, entonces prepárese mañana para los titulares y nos han dado riata”, aseguró el gobernante.


Sin embargo, el mandatario recurre a los canales nacionales cuando busca emitir posturas que no concuerdan con lo que reclama la población con relación a su Gobierno.

ENTIDADES INTERNACIONALES HAN HABLADO DE CENSURA

A principios de este año Human Rights Watch y el Comité para la Protección de Periodistas (Committee to Protect Journalists, CPJ) presentaron un informe sobre la censura del periodismo en Guatemala.

En el señalaron que los ataques verbales del gobierno contra periodistas se tornaron más frecuentes y descarados luego de que el Covid-19 comenzó a propagarse en Guatemala en marzo de 2020.

Las autoridades también han restringido el acceso a información sobre la pandemia. El gobierno no ha garantizado que la fiscalía cuente con los recursos necesarios para realizar investigaciones oportunas y efectivas sobre los ataques contra periodistas.


En ese entonces, José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch expresó, “desde que asumió hace un año, el gobierno de Giammattei ha actuado con hostilidad hacia los medios, incluso limitando selectivamente su acceso a información importante sobre salud pública”.
Añadió que, “una prensa libre y el acceso oportuno a la información son fundamentales para abordar efectivamente la pandemia”.

Por otra parte, Natalie Southwick, coordinadora de programas de América Central y del Sur de CPJ señaló, “El gobierno de Guatemala debe brindar la información precisa y oportuna necesaria para la protección y promoción de derechos fundamentales, y garantizar el derecho de los periodistas que cubren la pandemia y acontecimientos políticos a trabajar de manera segura”.

APG se pronuncia y rechaza “intentos de censura” de parte del Gobierno

Por Pablo Juárez

La Asociación de Periodistas de Guatemala publicó un comunicado en el que “rechaza las amenazas e intentos de censura” de parte del Gobierno y el presidente Alejando Giammattei. Según el ente, las autoridades pretenden imponerlo mediante el Estado de Calamidad que se expuso la noche del sábado último en Cadena Nacional, donde se invocó a la Ley de Orden Público.

Imagen

Esto dice la Constitución Política de la República de Guatemala

Artículo 35 Es libre la emisión del pensamiento por cualesquiera medios de difusión, sin censura ni licencia previa. Este derecho constitucional no podrá ser restringido por ley o disposición gubernamental alguna. Quien en uso de esta libertad faltare al respeto a la vida privada o a la moral, será responsable conforme a la ley. Quienes se creyeren ofendidos tienen derecho a la publicación de sus defensas, aclaraciones y rectificaciones. No constituyen delito o falta las publicaciones que contengan denuncias, críticas o imputaciones contra funcionarios o empleados públicos por actos efectuados en el ejercicio de sus cargos. Los funcionarios y empleados públicos podrán exigir que un tribunal de honor, integrado en la forma que determine la ley, declare que la publicación que los afecta se basa en hechos inexactos o que los cargos que se les hacen son infundados. El fallo que reivindique al ofendido, deberá publicarse en el mismo medio de comunicación social donde apareció la imputación. Las actividad de los medios de comunicación social es de interés público y éstos en ningún caso podrán ser expropiados. Por faltas o delitos en la emisión del pensamiento no podrán ser clausurados, embargados, intervenidos, confiscados o decomisados, ni interrumpidos en su funcionamiento las empresas, los talleres, equipo, maquinaria y enseres de los medios de comunicación social. Es libre el acceso a las fuentes de información y ninguna autoridad podrá limitar ese derecho. La autorización, limitación o cancelación de las concesiones otorgadas por el Estado a las personas, no pueden utilizarse como elementos de presión o coacción para limitar el ejercicio de la libre emisión del pensamiento. Un jurado conocerá privativamente de los delitos o faltas a que se refiere este artículo. Todo lo relativo a este derecho constitucional se regula en la Ley Constitucional de Emisión del Pensamiento. Los propietarios de los medios de comunicación social, deberán proporcionar cobertura socioeconómica a sus reporteros, a través de la contratación de seguros de vida.

FUENTE: LA HORA/JUSTICIA GUATEMALA/PRENSA LIBRE

Categorías:LA NOTA CHAPINA