LA NOTA CHAPINA

PNC detiene a tres personas durante horario de restricciones de un estado de Calamidad que genera dudas

Existen dudas sobre si el toque de queda está vigente, pues el Congreso no aprobó el estado de Calamidad.

Por José Pablo Del Águila

Patrulla de la PNC

La PNC continuará deteniendo personas si violan el toque de queda. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Pese a las dudas que hay sobre si está vigente o no el estado de calamidad, ayer la Policía Nacional Civil (PNC) detuvo a tres personas por violar el toque de queda en Guatemala, Retalhuleu y Jalapa, informó el portavoz de la PNC, Edwin Monroy.

Los detenidos son Gerson Isaac Carrillo, de 21 años, Kevin Alexander Galicia, de 24 años y Anderson Rigoberto Ceballos, de 30 años, a quienes se detuvo “bajo efectos de licor, infringiendo el decreto gubernativo 06-2021”, informó la policía.

“La PNC da cumplimiento a la disposición establecida (del toque de queda). Las personas que fueron capturadas, las tres se encontraban bajo efectos de licor en la vía pública fuera del horario establecido”, dijo el portavoz.

La vigencia del estado de calamidad es cuestionada por profesionales del derecho, quienes sostienen que el mismo ya no está vigente debido a que no fue aprobado por el Congreso en los tres días posteriores a que el Ejecutivo lo decretó. No obstante, el Gobierno insiste en que está vigente, ya que no ha sido improbado por los parlamentarios.

Oswaldo Samayoa, del Centro de Estudios de Guatemala (CEG), considera que las personas detenidas deben ser puestas en inmediata libertad, ya que no hay fundamento de derecho que haga valer el toque de queda.

“La libertad no puede ser coartada. La PNC tiene que asumir su rol y no hacer detenciones bajo mandatos ilegales. Las familias de las personas detenidas tienen la garantía de la exhibición personal, que los protege en caso de detenciones ilegales o arbitrarias”, dijo Samayoa.

Por su parte, Francisco Quezada, del Centro de Investigaciones Económicas (Cien), considera que el silencio del Congreso no puede implicar la anulación del estado de Calamidad, ya que para esto se requiere que los congresistas lo aprueben.

“El estado de excepción continúa. El único que puede detenerlo es el Congreso, pero si no lo detiene, el silencio no es facultad de detenerlo”, afirma Quezada. Por tal motivo, considera que las personas no deben arriesgarse a permanecer en vía pública luego de las 22 horas.

FUENTE: PRENSA LIBRE

Categorías:LA NOTA CHAPINA