LA NOTA CHAPINA

Guatemala se enfrenta a una de las peores etapas de la pandemia de COVID-19

Por: Rony Ríos/elPeriódico 

Salud reportó ayer 5 mil 826 casos detectados de coronavirus, una de las cifras más altas desde marzo pasado, en medio del colapso de hospitales y bajo porcentaje de vacunación.

foto-articulo-Salud

Alberto Hernández Barrientos, de 68 años, se acercó ayer al laboratorio móvil del Ministerio de Salud ubicado en el mercado El Guarda, zona 11, en donde se realizó una prueba para saber si estaba infectado de COVID-19.

Hernández fue sometido a la prueba, pero se encontraba demasiado cansado y no podía caminar, por lo que los laboratoristas sugirieron llamar a los bomberos; Hernández falleció frente al laboratorio y minutos más tarde se conoció que padecía COVID-19.

De acuerdo con información del Ministerio de Salud de las unidades móviles, Hérnandez iba acompañado por una persona que se negó a llamar a los bomberos porque consideraba que no estaba infectado con el virus e insistía en que se le hiciera la prueba para descartar el diagnóstico. 

El reporte de la cartera de Salud asegura que el técnico del laboratorio recomendó al hombre buscar atención inmediata, sin embargo, decidió hacerse la prueba.   Se le tomó la muestra en la calle frente a la unidad porque presentaba dificultad para caminar.

Las cifras del Ministerio, dan cuenta que en los últimos dos días se registraron 120 decesos a causa de la enfermedad. Hasta el 18 de agosto se contabilizan 11 mil 339 muertes por coronavirus desde que empezó la emergencia.

Contagios rondan los 6 mil diarios

Salud reportó ayer la detección de 5 mil 826 casos de COVID-19, en 15 mil pruebas realizadas. Si se mantiene la tendencia, Guatemala podría alcanzar el millón de personas infectadas en 2022.

El Laboratorio de Datos informó que desde principios de junio se tenía previsto que si no se adoptaban acciones fuertes de contención para la epidemia el número de casos se iba a duplicar a finales de noviembre a 850 mil, pero con el ritmo actual se podría alcanzar esa cifra en septiembre.

A principios de junio habían sido confirmados 262 mil casos y después de 13 semanas Salud registró 428 mil, cuando se tenía previsto alcanzar 424 mil. El aumento de casos se da en medio de un sistema hospitalario colapsado.

Departamentos no superan el 10 por ciento de vacunación

La pandemia avanza pero la inmunización mantiene el mismo ritmo que alcanzó en la semana del 19 al 25 de julio.

El sistema registra que en promedio se vacunan entre 60 y 70 mil personas diariamente, pero menos de la mitad de los que acuden lo hacen para completar su esquema de inmunización.

De igual forma, la mayor cobertura de vacunación se concentra en Sacatepéquez, Guatemala y Chimaltenango, donde entre el siete y 10 por ciento de la población ya completó el esquema; el  panorama  es contrario en Alta Verapaz, Santa Rosa y Totonicapán, donde menos del tres por ciento han recibido las dos dosis.

En los municipios también se observa una inequidad ya que solo 29 de los 340 supera el 10 por ciento, siendo Salcajá el que más personas ha inmunizado –casi el 20 por ciento de su población–; los municipios de Huehuetenango –Santa Bárbara, San Mateo Ixtatán y Concepción Huista–, se encuentran entre las áreas que no han alcanzado el uno por ciento de sus habitantes inmunizados.

El resto de municipios que completan la lista de lugares en los que la vacuna ha llegado a menos del uno por ciento de sus habitantes son: Purulhá, Baja Verapaz; Ocós, San Marcos; Concepción, Sololá; Santa Lucía La Reforma, Totonicapán; y Santo Domingo, Suchitepéquez.

Según los datos del Ministerio de Salud solo el grupo de personas entre los 60 y 69 años supera la mitad de su población con al menos una dosis –el 20 por ciento tiene las dos–.

En tanto, la ministra de Salud, Amelia Flores, y el presidente Alejandro Giammattei han insistido en invitar a la población a vacunarse, pero centros como los ubicados en el Campo Marte y Escuela Politécnica
–en la zona 6– mantienen poca afluencia. Diversas organizaciones y diputados han pedido a Salud que habilite la vacunación para todos los adultos y así aumentar el ritmo porque los jóvenes están interesados en adquirirlas y forman parte de la fuerza laboral.

Algunas personas entrevistadas por elPeriódico señalaron que ellos buscan la vacuna los fines de semana ya que son los días que tienen tiempo porque de lunes a viernes trabajan; sin embargo, es difícil encontrar los puestos de vacunación pues los mismos cambian cada fin de semana.

FUENTE: EL PERIÓDICO

Categorías:LA NOTA CHAPINA