LA NOTA CHAPINA

La realidad de las 3 mil camas y el millón de vacunas semanales que Giammattei prometió

Alejandro Giammattei también había anunciado la compra de cinco hospitales modulares a España, pero según informaron autoridades de Salud, esto se hará por donación.

Por Mariajosé España

El presidente Alejandro Giammattei estuvo en Andorra cuando anunció que compraría hospitales modulares a España. (Foto Prensa Libre: EFE)El presidente Alejandro Giammattei estuvo en Andorra cuando anunció que compraría hospitales modulares a España. (Foto Prensa Libre: EFE)

Desde los primeros días de la pandemia, el presidente Alejandro Giammattei ha prometido atender los hospitales como la emergencia lo amerita. Incluso, ha vociferado que ha recibido felicitaciones por la forma en que, gracias a su liderazgo, el país ha afrontado esta situación.

blank

Sin embargo, la realidad es otra y tanto el gremio de salud como la población en general resienten la ausencia de esas 3 mil camas, el millón de vacunas semanales o los hospitales que dijo que compraría a España.

“El intensivo más grande de Centroamérica”

El 20 de marzo de 2020, siete días después de haberse declarado la pandemia del covid-19 en el país, el presidente Alejandro Giammattei visitó el Parque de la Industria para verificar el hospital que estaban construyendo y que, según aseguró, “tendrá el intensivo más grande y mejor equipado en Centroamérica”.

Esto se lee en un tweet que el propio Giammattei publicó en su cuenta oficial en donde también aseguró que el lugar albergaría a tres mil pacientes con el encamamiento suficiente en lo que sería la primera fase del hospital.

El 24 de marzo, el mandatario recibió el hospital temporal del Parque de la Industria, momento en que las expectativas bajaron por primera vez, ya que para entonces solo existían 319 camas. Aun así, el mandatario aseguró que existirían dos salones para poner en cuarentena a las personas infectadas, con capacidad de tener a 500 personas en cada salón.

Diecisiete meses después, la capacidad en este lugar no ha cambiado y los médicos reportan constantemente el colapso del lugar por la cantidad de pacientes que reciben. Solo en las unidades de cuidado intensivo caben a penas 60 personas y con ese número los médicos ya no se dan abasto.

Actualmente, este hospital temporal tiene diez veces menos la capacidad que se había prometido al inicio. Debido al aumento de contagios, la semana pasada circularon videos de pacientes que estaban tirados en el suelo por falta de camas.

Este lunes, Giammattei recibió la donación de 150 camas de parte de la iniciativa privada y aun así no llega a las tres mil camas prometidas. En los cuatro hospitales temporales son 954 camas disponibles y en toda la red hospitalaria son poco más de 2,500 las que hay para atender a pacientes covid.

Pero la cama solo es el número censable, ya que el Ministerio de Salud también debe contemplar la contratación de más personal mientras vayan aumentando su capacidad para atender pacientes. El hospital del Parque de la Industria anunció que abrió la convocatoria para la contratación de personal técnico y el Hospital General San Juan de Dios también tiene 46 plazas disponibles.

“La cama implementada es distinta. Si hablamos en este contexto de pandemia debe incluir tomas de oxígeno, ventilador, monitor, bombas de infusión. Además del personal médico especializado, terapistas respiratorios y, lo que casi no se contempla, el personal de psicología y de trabajo social”, explicó la doctora Zulma Calderón de la Defensoría de la Salud de la Procuraduría de los Derechos Humanos.

Capacidad para vacunar a casi un millón de personas semanales

El 27 de mayo de 2021, en el primer informe de rendición de cuentas del Ejecutivo, Giammattei dijo que el gobierno tiene la capacidad de vacunar a 700 mil personas a la semana, si tuvieran las vacunas.

“Tenemos capacidad para abrir 548 centros de vacunación y poner entre 75 mil y 100 mil vacunas al día si las tuviéramos, pero es fácil echarle el muerto al Gobierno, cuando la miopía no deja ver lo que sucede en otros países”.

Para ese entonces, Giammattei se justificó en que no podrían hacerlo en ese momento ya que, si aplicaban las 75 mil dosis diarias, las vacunas que tienen en existencia se agotarían en tres días.

Pero en julio aumentó la disponibilidad de dosis en el país luego de la donación de 4.5 millones de dosis por parte del gobierno de Estados Unidos.

Aunque son 746 centros de vacunación los que se han abierto, de la semana del 8 al 15 de agosto, el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social vacunó a 474 mil 230 personas y la semana anterior a 440 mil 871 personas.

Édgar Ortiz, de la Fundación Libertad y Desarrolló, resumió la gestión de gobierno como errática. No solo por la comunicación ambigua que sale del presidente Giammattei sino por la poca ejecución pese a haber tenido el presupuesto más grande de la historia con la oportunidad de ejecutar dentro de un estado de calamidad que duró seis meses y que permitía la agilización de compras.

Esto se refleja en la tardía contratación para la compra de vacunas o para el abastecimiento adecuado en los hospitales.

“Al principio esto era comprensible, uno tiene un periodo de tolerancia en los primeros tres meses, pero con el tiempo el comportamiento se mantuvo. Con un presupuesto amplio y el estado de calamidad con la facilidad de ejecutar recursos, no lo hizo y eso es lo más criticable”, dijo.

La vacunación también es apoyada por el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS). (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Los hospitales modulares de España

En abril de 2021, Giammattei fue de los pocos mandatarios que decidió viajar a la XXVII Cumbre Iberoamericana y XIII Encuentro Empresarial que se llevó a cabo en Andorra, principado ubicado entre España y Francia.

Durante ese viaje, el 19 de abril, el mandatario anunció en su discurso de cierre que comprarían cinco hospitales modulares a España para hacer frente a la tercera ola del covid. Con esta compra se obtendrían 1,250 camas más para los pacientes, además que estarían totalmente equipados y con su propia producción de oxígeno.

“Me pareció una excelente salida e hicimos la consulta para ver si podemos adquirirlos rápidamente, para que en las próximas semanas salga el primero hacia Guatemala”, dijo Giammattei.

Pero cuatro meses después, ninguno de estos hospitales ha llegado. Al consultar con el Ministerio de Relaciones Exteriores, ellos indicaron que por ser una compra, el ente encargado sería Salud y según informó el Viceministerio de Hospitales del MSPAS, estos hospitales se están gestionando como una donación y no como una compra, aunque no especificaron cuándo llegarían y quién haría la donación.

Aunque las donaciones son bien recibidas por todos los sectores, la PDH enfatiza en que el problema es la falta de fiscalización a estas donaciones.

“Nadie está en contra de recibir donaciones, el problema es que si teníamos el presupuesto para atender la pandemia, no se ejecuta ese dinero”, dijo Calderón.

FUENTE: PRENSA LIBRE

Categorías:LA NOTA CHAPINA