LA NOTA CHAPINA

Vivanco: desde la partida de Sandoval, Giammattei ha demostrado ser parte del problema

Por Jeanelly Vásquez

El director de HRW, José Miguel Vivanco se pronunció en sus redes sociales. Foto: Casa de América/Flickr.

Desde el 23 de julio, con la remoción de Juan Francisco Sandoval, la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) ha presentado cambios en su jefatura; actualmente está al mando de Rafael Curruchiche, señalado de ser cercano a Consuelo Porras. En ese sentido el director ejecutivo de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, indicó que desde entonces el gobierno de Alejandro Giammattei ha contribuido a mantener la corrupción en Guatemala.

Vivanco compartió un artículo del medio “POLÍTICO”, el cual alude a que la corrupción en Guatemala se agrava mientras el país continúa siendo clave para la política migratoria del presidente estadounidense Joe Biden.

“Después de eliminar al principal fiscal anticorrupción, Juan Francisco Sandoval, y reemplazarlo con una figura polémica, el gobierno de Giammattei está demostrando ser parte del problema”, declaró el director de Human Rights Watch al compartir el artículo, asimismo invitó a leer la pieza.

CAMBIOS EN PRO DE LA CORRUPCIÓN A SOLO DOS MESES DE LA VISITA DE HARRIS

El 7 de junio la vicepresidenta de Estados Unidos Kamala Harris visitó a Guatemala para reunirse con funcionarios de gobierno y representantes de la sociedad civil, aquí reiteró públicamente el interés de Estados Unidos en erradicar la corrupción, del mismo modo el presidente Alejandro Giammattei expresó su compromiso con Harris para lograr el cometido.

POLÍTICO señaló que a solo dos meses de esta visita el gobierno de Guatemala ha mostrado actitudes contrarias a su compromiso con el combate a la corrupción. El medio hizo una breve referencia a la destitución de Juan Francisco Sandoval (23 de julio), quien fue reconocido por el Departamento de Estado como un “campeón anticorrupción”.

La vacante en la FECI fue ocupada por Carla Valenzuela de la Unidad de Métodos Especiales (UME) del Ministerio Público (MP), sin embargo, para el 3 de agosto fue reemplazada por Rafael Curruchiche, quien además de ser señalado como cercano a Consuelo Porras fue conocido como un fiscal cuyos no trascienden.


El cambio de Juan Francisco Sandoval por “una figura controvertida conocida por proteger a los corruptos y enjuiciar a su oposición política”, como lo describió POLÍTICO, ha causado la indignación de la población y una serie de manifestaciones en el país.

PERSISTE EXPECTATIVA SOBRE LAS ESTRATEGIAS DE EE. UU.

Durante la administración demócrata se ha reiterado el discurso de la lucha anticorrupción, por ello POLÍTICO cuestionó si las autoridades estadounidenses continuarán bajo la misma línea de acciones o desarrollarán unas nuevas. El medio contó que para los funcionarios estadounidenses el plan sigue en el camino correcto.

Un funcionario de la administración estadounidense dijo la estrategia de Biden y Harris siempre ha estado dirigida más allá de trabajar con el gobierno guatemalteco. “Vamos con un tipo de respuesta de toda la sociedad, por lo que habrá momentos en los que no podamos trabajar con estos gobiernos y eso está bien. Trabajaremos con la sociedad civil. Trabajaremos con el sector privado”, dijo el trabajador del gobierno al medio.


Por otro lado, citaron que un alto funcionario de los Estados Unidos dijo que “algunos de los programas que vemos están avanzando en estos esfuerzos anticorrupción, pero otros los estamos congelando”.

AHORA EE. UU. DEBERÁ IR MÁS ALLÁ DE LAS PALABRAS

Para POLÍTICO el contexto actual ha colocado a la administración Biden-Harris en una posición política complicada pues Estados Unidos se ha apoyado en Guatemala como parte de los esfuerzos para abordar las causas de la migración hacia Norteamérica. “Ahora, necesitan demostrar que su compromiso con la lucha contra la corrupción en el extranjero es más que solo hablar”, refirió el artículo.

POLÍTICO agregó que un funcionario de la administración Bide-Harris (cuyo nombre no fue especificado) dijo que los cambios en Guatemala han creado un “momento difícil” para Estados Unidos debido al tamaño del país y el enfoque de la administración en Guatemala. “Lo que sucedió en estas últimas semanas han sido algunos hechos bastante dramáticos y preocupantes. Pero yo diría que no es necesariamente sorprendente”, declaró la fuente a POLÍTICO.

El mismo funcionario comentó que si bien no se ha cortado la ayuda con otras entidades en Guatemala, como sucedió con el MP, estas acciones antidemocráticas podrían tener un impacto en la relación general, incluyendo temas que afectan la migración.


“Estamos dispuestos a defendernos en principio de esto, porque a largo plazo, vamos a llegar a las causas subyacentes de la migración de mejor manera poniéndonos de pie contra este tipo de cosas que diciendo, ‘oh, pero tenemos que mantener la cooperación X, Y, Z en marcha por el bien de la cooperación”, dijo la fuente a POLÍTICO.

RESTRINGEN VISAS Y PAUSAN AYUDA CON EL MP

Entre las acciones más recientes de Estados Unidos destacan el retiro de la ayuda al Ministerio Público y las nuevas restricciones de visas anunciadas preliminarmente por el Departamento de Estado.

El 27 de julio el Departamento de Estado informó que pausaría la ayuda económica al MP y que perdió la confianza en la jefa de la entidad, Consuelo Porras. “Como resultado de las acciones del fiscal general, el gobierno de EE. UU. está deteniendo temporalmente la cooperación programática con el Ministerio Público mientras que llevamos a cabo la revisión de nuestra asistencia a las actividades que el fiscal general dirige”, comunicó el órgano.

El Secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, anunció ayer más sanciones para señalados de actos corruptos en los países del norte de Centroamérica. Foto La Hora/AP

Por otro lado, el 4 de agosto Anthony Blinken, secretario de Estado anunció que se aplicarán próximamente nuevas restricciones de visas para actores que socaven la democracia e impulsen la corrupción en el Triángulo Norte.

“A las personas designadas con arreglo a esta política, incluidos sus familiares, se les puede denegar un visado. Con estas restricciones, estamos enviando un claro mensaje de que aquellos que socavan la democracia o el Estado de Derecho en Guatemala, Honduras y El Salvador no son bienvenidos en los Estados Unidos”, advirtió, sin más detalles el Departamento de Estado.

FUENTE: LA HORA

Categorías:LA NOTA CHAPINA