LA NOTA CHAPINA

“LAS MUÑECAS DE LA MAFIA” Excuñados de la diputada Patricia Sandoval condenados por narcotráfico en EE. UU.

Por: Investigación 

José Ramón Reyes Villagrán, conviviente de Amanda María Lemus González, hermana de la diputada Patricia Sandoval González, fue condenado a 292 meses de prisión por un juez de Texas, Estados Unidos; mientras que Francisco Estuardo Sierra Robles, exesposo de Luisa Fernanda Lemus González, hermana de la diputada Sandoval, fue procesado a 120 meses de cárcel en octubre pasado en la Corte del Distrito Este de Texas, EE. UU.

foto-articulo-Investigación

Una antigua fotografía revela que Patricia Sandoval González compartía momentos familiares con Francisco Sierra, en ese entonces esposo de su hermana Luisa Fernanda Lemus González. Actualmente Francisco cumple una condena de 120 meses en EE.UU. por trasegar droga hacia ese país. En la instantánea también aparece Kilder, hermano de Francisco Sierra, quien en 2017 fue capturado por las autoridades en Escuintla junto a un cargamento de 433 kilos de cocaina.

La vida sentimental de la diputada Sandra Patricia Sandoval González y sus hermanas menores Luisa Fernanda (exsecretaria del Consulado de Guatemala en Seattle, EE. UU.) y Amanda María Lemus González, bien podría inspirar una temporada de la narconovela Las Muñecas de la Mafia, inspirada en los sueños, ambiciones, amores, odio, belleza y búsqueda de poder de las famosas “narcoreinas” de los capos de la droga colombianos.

Las hermanas Sandoval Lemus, originarias de Moyuta, Jutiapa, estuvieron íntimamente ligadas a tres narcotraficantes extraditados y condenados en Estados Unidos tras declararse culpables de haber enviado miles de kilos de cocaína a ese país; las tres tuvieron hijos con ellos; y en el caso de la menor, el vínculo podría seguir vigente, según investigaciones que realiza la Fiscalía de Extinción de Dominio del Ministerio Público (MP).

Además, otras tres personas vinculadas al círculo cercano de las hermanas (el asesor de Patricia Sandoval y los dos excuñados de Luisa Fernanda Lemus), han sido condenadas o enfrentan procesos legales por lavado de dinero y narcotráfico y están próximos a ser condenados, luego de declararse culpables de traficar drogas a Estados Unidos.

El último condenado

El capítulo final de la narconovela de las hermanas Sandoval Lemus es la condena por narcotráfico del conviviente de Amanda María Lemus González, en Texas, Estados Unidos.
Conocido en el mundo del narcotráfico como el Duende o Moncho, José Ramón Reyes Villagrán, pareja sentimental de Amanda María, fue condenado a 292 meses de prisión por el juez Sean D. Jordan, de la Corte del Distrito Este de Texas, el 7 de junio pasado.

La condena de Moncho fue anunciada por el Departamento de Justicia y la Agencia Antidrogas (DEA, en inglés), como un rotundo éxito en el combate internacional del narcotráfico.

“La sofisticada red de rutas de contrabando por tierra, mar y aire, no fue suficiente para ocultar a los investigadores estadounidenses y nuestros aliados de las fuerzas del orden en el extranjero las actividades delictivas del señor Reyes Villagrán y sus socios”, señaló el fiscal federal interino, Nicholas J. Ganjei.

Reyes Villagrán era vigilado por las autoridades desde hacía un largo tiempo, según el reporte de los investigadores, quienes lo fotografiaron en distintos países mientras coordinaba el traslado de la droga de Suramérica con destino a Estados Unidos.
“La acusación en este caso fue producto de una investigación de largo plazo sobre las actividades de tráfico de drogas del acusado y sus socios. La investigación reveló que el procesado era miembro de una organización de trasiego de droga a gran escala, que se dedicaba al transporte de estupefacientes”, señala la acusación ante un Gran Jurado.


La diputada Patricia Sandoval junto a su madre Maria Elena González Cano también progenitora de Luisa Fernanda y Amanda María Lemus González.

El tráfico de Moncho y su organización inició al menos en 2008, según la investigación. En mayo de 2013 la Policía guatemalteca estuvo cerca de capturar a Moncho en un retén en Malacatán, San Marcos, pero un grupo armado llegó a rescatarlo, desarmaron a los policías y secuestraron a uno de ellos, quien posteriormente logró escapar. La Policía efectuó una serie de operativos a varios inmuebles, logrando aprehender a la madre de Moncho, armas, vehículos y una caja fuerte con joyas y US$355 mil (Q2.6 millones). El entonces ministro de Gobernación, Mauricio López Bonilla, declaró que hay una investigación en proceso para determinar si es una organización vinculada al Cartel de Sinaloa.

Entre las pruebas recabadas tanto por la DEA como por las agencias antinarcóticos de Costa Rica y México, se documentaron varias reuniones en las que participó Reyes Villagrán para coordinar el transporte de la droga. Todo esto, luego de que la DEA interceptó sus comunicaciones para poder tener acceso a su agenda.

Los vínculos de Moncho con la hermana de la diputada, fueron conocidos por la Fiscalía de Extinción de Dominio solo después de allanar una vivienda en la que encontraron dinero en efectivo, un arma de fuego, así como cuatro vehículos y una máquina para contar efectivo.

La fiscalía no dio a conocer si Amanda María se encontraba dentro de la propiedad en el momento del allanamiento, sin embargo, la vivienda según información pública, es copropiedad de ambos y está ubicada en un exclusivo condominio en carretera a El Salvador.

Amanda María además, había pagado los servicios de al menos tres vehículos con cheques propios. Durante la audiencia, Amanda María no se opuso a que los bienes fueran extintos, pese a que ella figura como copropietaria del inmueble de 178 metros cuadrados.

El esposo de la exdiplomática
En el capítulo anterior, Francisco Estuardo Sierra Robles, conocido en el mundo del narcotráfico como Bruno Díaz, fue condenado a 120 meses de prisión en octubre del año pasado luego de declararse culpable de los cargos.

Sierra Robles fue detenido en Colombia el 5 de diciembre de 2017 por la Policía colombiana, en donde se inició un proceso de extradición en el cual presentó recursos en varias ocasiones con la finalidad de evitar su entrega a Estados Unidos, que lo había acusado formalmente en noviembre de 2017 por los delitos de tráfico de drogas y fabricación de sustancias prohibidas con la intención de importarlas de manera ilegal.

Bruno Díaz fue extraditado a Estados Unidos el 21 de diciembre de 2018 y se declaró culpable de los cargos en octubre de 2019, aunque las autoridades le retiraron el delito de fabricación de sustancias prohibidas que le había imputado en un inicio.
Sierra Robles, originario de Morales, Izabal, al igual que el esposo de Patricia Sandoval, Irvin Giovany Aguilar Duarte, se casó el 14 de noviembre de 2013 y tuvo un hijo con Luisa Fernanda Lemus González, hermana de la congresista Sandoval, y quien sin tener experiencia ni carrera diplomática fue nombrada por la excanciller Sandra Jovel como tercera secretaria del Consulado de Guatemala en Seattle, Estados Unidos.

Actualmente, Luis Fernanda Lemus González ya no aparece en los registros del Ministerio de Relaciones Exteriores como empleada o diplomática.

Sierra Robles tenía una fiel amistad con Irvin Aguilar Duarte, quien lo inició en el mundo del narcotráfico. Ambos fueron arrestados en 2003 en una vivienda en Santa Catarina Pinula, para ese entonces Sierra Robles tenía 19 años, mientras Aguilar Duarte tenía 33.

La investigación reveló que el entonces adolescente figuraba como dueño de 25 vehículos de lujo de modelo reciente. Junto con ellos fueron capturadas otras tres personas.

En la vivienda, según los reportes oficiales, las autoridades encontraron Q1 millón 672 mil 300, 1,170 lempiras, 1,170 pesos mexicanos, y 30 dólares beliceños. También dos fusiles de asalto AK-47, tres ametralladoras Uzi, una mini Uzi, una escopeta calibre .12 milímetros y dos lanzagranadas.

Tras varias “discrepancias” entre los juzgados que conocían el caso, en el que se les acusaba por los delitos de tenencia ilegal de armas de fuego, así como lavado de dinero y otros activos, todos fueron liberados. Lemus González y Sierra Robles se divorciaron el 8 de diciembre de 2017.

El exesposo de Sandoval
La diputada Sandoval contrajo matrimonio con Irvin Giovany Aguilar Duarte el 14 de febrero de 2008, procrearon una niña y se divorciaron el 25 de septiembre de 2012.

Aunque la congresista asegura que cuando se casó “no estaba sindicado de absolutamente nada”, el historial de Aguilar Duarte y el narcotráfico se remonta hasta, al menos, el 2003.

Aguilar Duarte fue detenido en Guatemala el 10 de noviembre de 2016 por solicitud de Estados Unidos, y extraditado a ese país en septiembre de 2017. En el mundo de las drogas era conocido con el apodo de Barcelona.

Su detención, como la mayoría de los extraditados por este delito, se derivó de otro caso en contra de un narcotraficante de apellido Soto Rodas, quien, de acuerdo con los registros estadounidenses, aún no ha sido detenido.

El exesposo de la legisladora se declaró culpable de los delitos imputados por el Gobierno de Estados Unidos en 2017. En abril de 2018, fue condenado en Texas a 17 años y medio de prisión, más cinco años de libertad condicional, sin embargo, podría salir antes por haber colaborado con la justicia estadounidense. Está previsto que salga de prisión en 2028.

Contador de Patricia Sandoval, asesor de Gobernación

Los vínculos entre la diputada Patricia Sandoval y el Ministro de Gobernación no se limitan únicamente a lo que aseguran algunos congresistas sobre la relación sentimental que esta mantiene con el funcionario. Además de las denuncias de los empleados del Juzgado de Paz que señalaron que el Ministro de Gobernación se habría presentado como parte de la familia y bajo amenazas intentaba que el juez los atendiera para poder gestionar un pasaporte para la hija menor de Sandoval la cual procreó con el narcotraficante Irving Aguilar.

Además de esto, el contador que Sandoval reporta ante la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), labora para el Ministerio de Gobernación como asesor de la Unidad de Auditoría Interna de esa institución con un salario de Q15 mil mensuales.

Los hermanos Sierra Robles y el asesor

Los hermanos Sierra Robles y el asesor Carlos Sierra Robles, hermano de Bruno Díaz, se declararon culpables de narcotráfico a principios de este mes y enfrentan un juicio ante la Corte del Distrito Este de Estados Unidos, junto a otras personas por los mismos delitos.

Los hermanos Sierra Robles se encuentran en el mismo caso junto al nicaragüense Mario Juan Pereira Ramos, la colombiana Adriana del Socorro Hoyos Castaño, el costarricense Gregory Alfred McElroy Thomas y el guatemalteco Carlos Mauricio Ramos Hércules, detenido en noviembre pasado en Quiché y extraditado este año a Estados Unidos.

Ramos ya había sido apresado en 2013 y se le vinculó con la estructura de Walter Overdick, sin embargo, quedó en libertad. Algunas fuentes señalan que Ramos tendría vínculos con estructuras militares ligadas al narcotráfico.

El otro de los hermanos Sierra Robles, Kilder Geovanny, fue aprehendido en marzo de 2017. Agentes antinarcóticos de la PNC y elementos del Ejército realizaron un operativo en una pista clandestina en la aldea El Paredón, Sipacate, Escuintla, donde capturaron a Kilder Geovanny Sierra Robles, hermano de Bruno Díaz, y seis personas más cuando descargaban 433 kilos de cocaína (valorados en Q48 millones) los cuales eran transportados en una avioneta monomotor. Kilder Sierra era quien coordinaba la operación y entre los capturados se encontraban dos pilotos aviadores originarios de Sinaloa, México.

El 3 de marzo de 2018, Rudy Brooks Hernández fue detenido en la zona 14 cuando transportaba US$656 mil 980 en el vehículo que conducía. Brooks fue asesor personal de la diputada Patricia Sandoval en 2016, su primer año como congresista. En 2017, cuando Sandoval ocupó la presidencia de la Comisión de Derechos Humanos, él la siguió de nuevo como asesor. Se desconoce el vínculo exacto entre Sandoval y Brooks, no obstante, al igual que el exesposo de la diputada, es originario de Morales, Izabal.

Brooks fue condenado a cuatro años de prisión por lavado de dinero en noviembre de 2019.

FUENTE: EL PERIÓDICO

Categorías:LA NOTA CHAPINA