LA NOTA CHAPINA

Cux y Ortiz recuerdan caso TCQ tras conocerse interés de rusos en Santo Tomás

Por Lourdes Arana 

Edie Cux y Edgar Ortíz han indicado que las declaraciones de Juan Francisco Sandoval tienen relevancia. Foto: La Hora

Un grupo de empresarios rusos visitaron Guatemala porque están interesados en la construcción de una terminal y la operación de un muelle en las instalaciones de la Portuaria Santo Tomás de Castilla para sus productos, reportó el 7 de agosto el medio Con Criterio, el cual agregó que ellos proponen un contrato de US$15 millones para la inversión y alquiler de un área durante 30 años.

Sin embargo, según analistas, en estos acercamientos y cualquier contrato que pudiera concretarse debe privar la transparencia, derivado del antecedente de la negociación que en su momento realizó el gobierno del expresidente Otto Pérez Molina y la exvicemandataria Roxana Baldetti, entre la Terminal de Contenedores Quetzal, S.A. (TCQ) y la Empresa Portuaria Quetzal.

Esto considerando que se hizo sin publicidad, ni licitaciones públicas y con los años, específicamente 2016, el Ministerio Público y la extinta Comisión Internacional contra la Impunidad (CICIG), develaron que conllevó el pago de coimas.


Según Con Criterio, la interesada en este proyecto es la empresa MayaNíquel, de capital ruso y que ya opera en el país.

En una comunicación enviada por ellos a ese medio, niegan que personeros de la compañía se reunieran o entregaran dinero al presidente, Alejandro Giammattei, un hecho que investigaba la Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI).

El 23 de julio, Juan Francisco Sandoval, tras ser destituido por la fiscal general, María Consuelo Porras, dio a conocer que indagaban sobre una reunión en la residencia de Giammattei en la que participaron ciudadanos rusos; en entrevistas posteriores ha mencionado que podría haberse dado una entrega de dinero.

AC: PODRÍA SER UN CASO DE MEGACORRUPCIÓN

Según indicó Edie Cux, representante legal de Acción Ciudadana, una negociación de este tipo se asemeja a lo ocurrido en 2012 con TCQ y agregó que el tema de las aduanas “siempre ha sido un tema muy sensible y se podría estar hablando de un posible caso de megacorrupción”.


Para Cux cobran relevancia las declaraciones de Juan Francisco Sandoval, quien ha indicado que la fiscal general, María Consuelo Porras, ha entorpecido procesos que podrían vincular al presidente Alejandro Giammattei.

Además, comentó que lo documentado por medios de comunicación da un contexto de que “el gobierno de turno no deja espacio suelto para la corrupción y por eso ahonda más en la crisis en la que está inmerso, la forma en cómo se negoció el ceder estos puertos a personas extranjeras”.

ORTIZ: DEBEN CUMPLIRSE PROCESOS

Por su parte, Edgar Ortiz, director del Área Jurídica de la Fundación Libertad y Desarrollo, señaló que se debe revisar la forma legal y los términos bajo los cuales se firmará el contrato, ya que es legítimo que el gobierno busque fondos privados para desarrollar actividad portuaria.

No obstante, recordó el precedente de TCQ entre 2012 y 2013, “se hizo como un contrato privado, como un usufructo y aquí se está planteando un arrendamiento que es muy parecido al tema de TCQ”, advirtió.

FUENTE: LA HORA

Categorías:LA NOTA CHAPINA