LA NOTA CHAPINA

EE. UU. lanzó el salvavidas que Giammattei usó para sembrar impunidad

Por

 Manuel García

El presidente, Alejandro Giammattei y la fiscal general, María Consuelo Porras, han ido retirando de las fiscalías a funcionarios que han luchado contra la impunidad. Arte/Esteban Cardona

En las últimas semanas, el presidente Alejandro Giammattei se ha visto envuelto en numerosas críticas, tras las supuestas irregularidades en la compra de vacunas rusas Sputnik V y por la falta de inmunizadores para los guatemaltecos que llevó a cientos de guatemaltecos a salir a las calles a manifestar su descontento. Ante las protestas el mandatario anunció que decretaría Estado de Prevención para mermar las manifestaciones, pero luego dio marcha atrás y aunque sí decretó la medida, se permitieron las protestas pacíficas.

En medio de la crisis por la falta de vacunas, Estados Unidos anunció que donaría vacunas a Guatemala, sumando hasta hoy 4.5 millones de dosis de vacunas Moderna, lo cual significó un respiro de las críticas y el gobernante aprovechó para pedir a la fiscal general, María Consuelo Porras, la destitución de Juan Francisco Sandoval, titular de la FECI, quien en declaraciones habló de tres temas que pudieron influir en su salida y que estaban relacionados con el mandatario, asegurando con ello que las posibles investigaciones en su contra, queden archivadas, más ahora, con el nombramiento de Rafael Curruchiche, como titular de la FECI toda vez que el nuevo jefe de la fiscalía es muy pegado a Consuelo Porras, a quien Giammattei llama amiga.

Entre los casos en los que pudiera estar involucrado el Presidente están la relación del partido Vamos que llevó a Giammattei a la Presidencia con los Q122 millones vinculados al ex ministro de Comunicaciones, José Luis Benito.


Además de la visita de los ciudadanos rusos a la casa del mandatario, del cual Sandoval señaló que el gobernante pudo haber recibido dinero en efectivo y la oposición de Porras a las declaraciones de Gustavo Alejos, principal implicado en el caso Comisiones Paralelas, que decidió colaborar con la justicia tras las sanciones de Estados Unidos.

LAS DONACIONES QUE LE HAN SERVIDO DE “SALVAVIDAS» A GIAMMATTEI

Hasta hoy, el país ha recibido 7,255,270 dosis de vacunas contra el Covid-19; sin embargo, 5,206,600 han sido donadas, es decir el 71.76% de las dosis que han ingresado a Guatemala, no han sido compradas por el Gobierno.

El mayor donante ha sido Estados Unidos con 4.5 millones de dosis, seguido de México con 300,000, España que donó 201,600 dosis, India fue el segundo donante con 200,000 dosis y 5,000 que recibió el país, como donativo de Israel.

Las donaciones de vacunas de Moderna por parte de EE. UU. se convirtieron en un salvavidas para la administración de Giammattei. Foto La Hora/Gobierno

Aunque las donaciones de otros países han sido importantes para poder inmunizar a la población, el mayor salvavidas para Guatemala lo ha lanzado Estados Unidos y Giammattei no ha tardado en aprovechar las cifras para justificar avances en el tema de la vacunas, aunque ha evitado abordar el tema de las compras, especialmente el contrato con Rusia, que además de registrar atrasos en las entregas, ahora se ha modificado a un porcentaje de dosis de Sputnik Light, las cuales no habían sido contempladas en un inicio.

¿CUANTÁS DOSIS PAGADAS HAN INGRESADO A GT?

De acuerdo con los datos del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, 1,088,670 dosis han ingresado a Guatemala a través del Fondo de Acceso Global para Vacunas Covid-19 (Covax) y solo 960,000 corresponden a vacunas Sputnik V, por las que el Gobierno pagó Q.614.5 millones a Rusia y que corresponden a 8 millones de vacunas.

Por este tema, Giammattei, la ministra de Salud Amelia Flores y el Canciller Pedro Brolo, han sido cuestionados por la opacidad con la que se manejó el contrato.


Desde inicios de mayo a mediados de julio, cientos de guatemaltecos manifestaron durante los fines de semana en la Plaza de la Constitución exigiendo al Gobierno la compra y aplicación de vacunas contra el Covid-19 a la mayoría de la población.

Estas manifestaciones fueron convocadas por parte de sectores sociales, civiles, indígenas y estudiantiles que contaron con el acompañamiento de la Procuraduría de los Derechos Humanos y su titular, Jordán Rodas.

Las sospechas en el contrato con Rusia se originaron el 6 de mayo, situación que derivó en que la Fiscalía contra la Corrupción, del Ministerio Publico (MP) iniciara una investigación de oficio por las supuestas anomalías en el proceso de adquisición de las vacunas Sputnik V, sin que hasta hoy se registren avances.

FUENTE: LA HORA

Categorías:LA NOTA CHAPINA