LA NOTA CHAPINA

Los vínculos de la nueva Fiscal contra Delitos Electorales

Por: Redacción/elPeriódico 

La abogada egresada de la Universidad Panamericana tiene conexiones políticas con el FRG, Valor  y UCN.

El Ministerio Público (MP) confirmó ayer a Ligia Gabriela Alfaro Caravantes como encargada de la Fiscalía de Sección contra Delitos Electorales, cargo que ocupaba José Rafael Curruchiche, quien ayer  fue designado como nuevo jefe de Sección de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI). 

Alfaro es hijastra del exdiputado Gumercindo Donis, exmilitante del desaparecido partido político del Frente Republicano Guatemalteco (FRG) y excompañero de bancada de Zury Ríos. Además, la Fiscal tiene una relación con la familia del actual diputado de la bancada de la Unión del Cambio Nacional (UCN), Napoleón Rojas Alarcón, electo por Santa Rosa.

Donis, durante la administración del FRG fue diputado  representante del distrito de Santa Rosa,  en esa misma época, el papá de Rojas Alarcón, el militar Napoleón Rojas Méndez,  se desempeñó como asesor de seguridad de Alfonso Portillo, el mismo que fue sentenciado en 2014 por el delito de peculado en grado de complicidad por la sustracción de Q120 millones del Ministerio de la Defensa.

Las investigaciones

La Fiscalía de Sección contra Delitos Electorales fue creada en 2016 para conocer todos los hechos que constituyen delitos electorales y de los delitos conexos que se cometan en el ámbito nacional. Los delitos que persigue dicha fiscalía son la coacción contra la libertad, falsedad material con agravación electoral, falsedad ideológica con agravación electoral, uso de documentos falsificados, propaganda oficial ilegal, fiscalización electoral de fondos, financiamiento electoral, financiamiento electoral ilícito, financiamiento electoral no registrado, entre otros. 

En 2019 el entonces jefe de la fiscalía, Óscar Schaad, destituido por Porras y reemplazado por Curruchiche, recibió de los exmagistrados del Tribunal Suprema Electoral (TSE) siete denuncias penales contra igual número de partidos políticos. Las acciones fueron presentadas por el delito de fiscalización electoral de fondos. 

Entre los partidos que figuran en las investigaciones de la fiscalía sobresalen los del partido de la UCN, Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) y Valor, esta última agrupación que impulsa a Zury Ríos, como candidata a la Presidencia de la República.

 

Un vínculo que se extiende

Las conexiones de la familia Ríos se han expandido también al Tribunal Supremo Electoral (TSE). Marco Antonio Cornejo Marroquín, fue diputado del Parlamento Centroamericano (Parlacen) con el desaparecido FRG y actualmente es el magistrado suplente ante el máximo ente en materia electoral. Además, fue abogado defensor de Efraín Ríos Montt. 

En la Corte de Constitucionalidad (CC) también existe una relación con Ríos Montt y Ríos Sosa. El magistrado  Roberto Molina Barreto, fue el vicepresidenciable de Zury Ríos durante las elecciones de 2019; en tanto que Luis Rosales, quien fue electo como diputado con el partido Valor,  y ahora magistrado suplente de la CC, también es un exintegrante del FRG, uno de los más cercanos a Ríos Montt.

FUENTE: EL PERIÓDICO

Categorías:LA NOTA CHAPINA