LA NOTA CHAPINA

Vacunación en la Usac: no todos los grupos avanzan al mismo ritmo

Sandy Pineda

vacunación usac igss

La vacunación de maestros y afiliados del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) está avanzando. La única diferencia entre un grupo y otro son los tiempos en que toma el proceso. Esto ocurre en el centro de vacunación que el seguro social instaló en el campus de la Universidad de San Carlos de Guatemala (Usac).

Los afiliados llegan desde tempranas horas para recibir su dosis contra el Covid-19, incluso desde antes de las siete de la mañana.

Acomodar a los visitantes toma unos minutos. Algunos son movilizados en sillas de ruedas entre cada una de las estaciones que toma el proceso: el registro de datos, la aplicación de la vacuna y área de observación. Eso sí, los minutos cuentan y eso extiende el tiempo para vacunar entre uno y otro usuario.

La administración de la vacuna puede tomar menos de un minuto, pero la afluencia en este centro incrementó ante la llegada de los maestros.

La jornada de martes fue intensa. Se vacunaron a 1 mil 100 personas, entre maestros que recibieron la primera dosis de Moderna, y los afiliados a quienes les correspondía la segunda dosis de AztraZeneca.

El tiempo promedio que tomó administrarles la vacuna fue entre dos a cuatro horas.

Desde el pasado 10 de mayo hasta ahora se han suministrado más de 20 mil vacunas, principalmente derecho habientes, y ahora maestros tanto del sector público como privado.

Tiempos diferenciados

El médico Otto Miranda, encargado del centro de vacunación del seguro social, explicó que el personal de salud debe respetar los tiempos de adultos mayores. “Por problemas de movilidad no podemos apresurarlos, por eso las variaciones en tiempo”.

Los grupos están divididos.

“Nosotros debemos respetar los tiempos del adulto mayor, no podemos correrlos en este proceso. Ellos requieren de la toma de signos vitales, de una evaluación médica personalizada, luego de eso requieren de 30 a 45 minutos de espera en el área de observación y por eso a veces el tiempo se vuelve más largo con ellos”, afirmó Miranda.

Agrupados y sentados bajo dos toldos los adultos mayores esperan su turno. Se encuentran ubicados en la parte externa del edificio S12 para tener la ventilación necesaria.

“Muchos piensan ‘ah es que la fila de los docentes pasa mucho más rápido, pero esto es porque generalmente no se tienen problemas de movilidad”, diferenció.

Largas filas para vacunarse en vehículo

La demanda por las vacunas va en aumento.

Por aparte, en el interior de la Usac otro grupo atiende a quienes llegar a vacunarse en sus vehículos.

Abrir la fase a partir de los 40 años, atrajo a cientos de personas. Desde las 6 de la mañana las personas comienzan a enfilarse en el Periférico.

La primera carpa instalada a unos cinco minutos del ingreso al campus es el primer filtro. Quienes no están registrados no pueden continuar, aún así cumplan el rango de edad.

Los vehículos son direccionados por los retornos para que salgan de la fila. El aviso no siempre es bien recibido.

La directora de la modalidad en vehículos, la doctora Delia Fuentes, explicó que en ese otro sector se han suministrado 44 mil dosis desde el 10 de mayo que se habilitó el sistema.

El tiempo de espera aumenta conforme las personas se incorporan a la fila de vehículos. Después de media hora, o cuatro para los que están de último, reciben la vacuna.

Seis mesas están habilitadas, cada una con una persona encargada de corroborar datos y un vacunador.

“Esperábamos que fuera más rápido, sin embargo, dadas las circunstancias de la improvisación tuvimos que esperar un poco, pero el servicio fue efectivo”, dijo Carlos Aragón, uno de los conductores.

“Es lo que cuesta un poquito, pero valió la pena”, indicó otra usuaria.

Avance con relación a la meta

La doctora Fuentes indicó que las personas deben esperar entre cuatro a cinco días para recibir el mensaje con su cita. Esperar la cita para ellos significa más orden, control y rapidez para vacunar.

Aseguró que el equipo de trabajo se organiza para mantener ágil el proceso. Los vehículos pasaron uno tras otro.

“Después de pasar las 1 mil 500 ya es felicidad para nosotros. Estamos contentos, habilitar este sistema así y a nivel nacional es un éxito”, aseguró otro trabajador.

La meta aún está distante. Se han vacunado a 1,2 millones, el 11% de los 10.5 millones incluidos en el plan nacional de vacunación contra la Covid-19.

Fotos: Edwin Bercián/Publinews.

FUENTE: PUBLINEWS

Categorías:LA NOTA CHAPINA