LA NOTA CHAPINA

El Ejército constructor

Por: Investigación investigacion@elperiodico.com.gt Publicado 12-07-21

El Cuerpo de Ingenieros del Ejército compra maquinaria por valor de Q7 millones 595 mil a una empresa vinculada a un acusado de financiar ilícitamente la campaña presidencial de Otto Pérez y Roxana Baldetti, caso Cooptación del Estado, que luego se benefició con contratos por más de Q264 millones durante el gobierno patriota.

foto-articulo-Investigación

Mientras la población guatemalteca vive un momento crítico por el alto costo de vida, desempleo en ascenso y el recrudecimiento de la pandemia del COVID-19 debido a la mala gestión y compra de vacunas por parte del presidente Alejandro Giammattei y las autoridades de Salud Pública, el alto mando del Ejército vive en otra realidad muy distinta.

La entidad castrense recientemente adquirió nueva maquinaria pesada. De esa cuenta el pasado 29 de junio una Junta de Licitación del Ministerio de la Defensa adjudicó a la empresa Class Equipos y Construcciones de Guatemala, S. A. la compra de maquinaria “para la misión y desarrollo de las funciones del Cuerpo de Ingenieros del Ejército”.

Los militares gastarán Q7 millones 595 mil en la adquisición de dos excavadoras hidráulicas de cadena, dos motoniveladoras y tres minicargadores con equipo de excavación. “Es necesaria la adquisición de maquinaria pesada, principalmente para uso de grandes movimientos de tierras, apoyo en los diferentes grupos de trabajos que desarrolla el Cuerpo de Ingenieros del Ejército Teniente Coronel de lngenieros e lngeniero Francisco Vela Arango, en las distintas regiones del país; asimismo, dar respuesta inmediata en caso de emergencia o calamidad pública”, detalla un oficio de justificación que elaboró el oficial de logística del Cuerpo de Ingenieros, teniente coronel Erik Leonel Jerónimo Bolvito, el pasado 11 de febrero de 2021 y que está dirigido al comandante de dicha unidad, el general Luis Alfredo Zelayandia Carranza.

La propuesta de Class Equipos (Q7 millones 595 mil) fue la segunda más alta de las tres que presentaron ofertas en el evento de licitación. Los otros interesados fueron Autocraft de Guatemala, S. A. que ofertó por Q5 millones 116 mil 800 y Corporación General de Tractores, S. A. que cotizó el equipo en Q9 millones 202 mil 383.25.

Empresario financista del PP
En los registros de Guatecompras, la empresa Class Equipos y Construcciones de Guatemala, S. A. figura como proveedor del Estado desde 2010 y hasta la fecha ha obtenido Q62 millones 888 mil 808.26.
La sociedad cuenta con dos representantes legales que son Gerson Steven Recinos Méndez y Marco Antonio Recinos Méndez, ambos hijos de Marco Antonio Recinos Sandoval.

En 2016, la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y el Ministerio Público (MP), acusaron a Recinos Sandoval de incurrir en el delito de financiamiento electoral ilícito por medio de su empresa Alquiler de Tractores, S. A. (Altracsa). Según los investigadores, Altracsa trianguló en 2011 financiamiento para la campaña electoral del Partido Patriota (PP) por medio de empresas controladas por el constructor Raúl Osoy Penados.

La CICIG y el MP pudieron determinar que Altracsa realizó pagos por Q11 millones 565 mil 970 mediante varios cheques a las empresas Constructora La Montaña, Beltrans y Arrendadora El Quijote de Osoy Penados. Dichas entidades emitieron facturas por servicios ficticios a la empresa de Recinos Sandoval. Posteriormente, Raúl Osoy, mediante su empresa Topsa Construcciones, S. A. realizó una serie de pagos y gastos de campaña a favor de la agrupación política que promovió al binomio presidencial integrado por Otto Fernando Pérez Molina e Ingrid Roxana Baldetti Elías.

“Los empresarios entregaban el dinero a las entidades que los operadores del PP les indicaban, a sabiendas que no recibirían por ello algún bien o servicio, pues en la mayoría de casos se trataba de empresas de cartón. Respecto a los pagos vía constructoras, a los empresarios se les facturaba por servicios intangibles y difíciles de rastrear, por ejemplo “uso de maquinaria por mil horas”, modalidad que se repite constantemente”, señalaron los investigadores.

Recinos Sandoval fue ligado a proceso desde 2016 y su situación jurídica aún está pendiente de resolverse.
Altracsa ha obtenido Q352 millones 881 mil 616.65 en contratos públicos de 2007 a la fecha, de esa cifra la administración del PP, a quien financió su campaña presidencial, le compró equipo por Q264 millones 718 mil 721.53.

Incluida una polémica compra en 2014 de maquinaria pesada por Q101 millones por parte del Fondo de Desarrollo Social (Fodes) entidad adscrita al Ministerio de Desarrollo Social (Mides). Ante los señalamientos de sobrevaloración la maquinaria pasó varios meses abandonada, hasta que Jimmy Morales ordenó en 2016, al inicio de su administración, que el equipo pasara a ser propiedad del Cuerpo de Ingenieros del Ejército.
Marco Antonio Recinos Sandoval es también hermano de William Rubén Recinos Sandoval, quien fue diputado de Jalapa con las agrupaciones Gran Alianza Nacional (Gana), Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) y el Partido Patriota (PP).

Otros vínculos
Además del obvio vínculo familiar existente entre Marco Antonio Recinos Sandoval y sus hijos Marco Antonio y Gerson Steven Recinos Méndez. También existe relación cruzada en el pago de las cuotas patronales en el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) de los contadores de las empresas Class Equipos y Altracsa.
César Augusto Flores Balán es el contador de Class Equipos. Sus cuotas patronales en el IGSS han sido canceladas por Altracsa por lo menos desde diciembre de 2014 hasta enero de 2019. Al mes siguiente empezaron a ser pagadas por Class Equipos hasta la fecha.

En tanto, Marlon Estuardo Galindo Ortiz, quien es el contador de Altracsa, tiene reporte de cuotas patronales pagadas en el IGSS por parte de Class Equipos de marzo de 2020 hasta febrero de 2021. Altracsa canceló sus cuotas a partir de marzo de este año hasta la fecha.

Negocio fallido en Caminos
En octubre del año pasado la Dirección General de Caminos (DGC) licitó la compra de 81 unidades de maquinaria pesada entre las que destacaban excavadoras, martillos demoledores, minicargadores, motoniveladoras, retroexcavadoras, rodos para compactación de pavimento asfáltico y tractores de cadena.
Inicialmente la Junta de Licitación había adjudicado la compra completa a la empresa Class Equipos quien había presentado la oferta más elevada y que ascendía a Q88.6 millones.

Sin embargo, la Asociación Gremial de Importadores de Maquinaria manifestó que el evento de licitación era lesivo y dañino a los intereses del Estado, por lo que solicitó que el procedimiento fuera anulado.
Ante las sospechas y la presión pública, las autoridades de Caminos decidieron anular el proceso de licitación.

Más de Q250 millones en maquinaria
Desde la administración del presidente Jimmy Morales (2016-2020), la institución armada ha redefinido sus funciones, tras ser retirados de las funciones de apoyo a seguridad ciudadana, les fue encomendada la creación de una red vial terciaria en el territorio nacional. Una de las primeras acciones de Jimmy Morales luego de ser juramentado como presidente fue la entrega al Ejército de un lote valorado en Q101 millones, el cual consistía en tractores y maquinaria para reparación y mantenimiento de carreteras.

La adjudicación fue realizada el 15 de enero de 2016, un día después de ser juramentado. El equipo se mantuvo abandonado durante varios meses por el gobierno del Partido Patriota, debido a la denuncia sobre la adquisición sobrevalorada por el Ministerio de Desarrollo Social (Mides) que lo compró a la empresa Altracsa vinculada en el caso judicial denominado Cooptación del Estado, la cual habría entregado financiamiento electoral ilícito por Q11.5 millones a Otto Pérez y Roxana Baldetti.

En 2017, la institución armada realizó tres millonarias compras de maquinaria para realizar recapeo asfáltico. La primera adquisición fue de Q55 millones 355 mil 820.53, la segunda fue por un monto de Q34 millones 666 mil 160 y la tercera tuvo un monto de Q3 millones 206 mil 590.13.

En 2018, el Ejército gastó nuevamente en compra de maquinaria por medio de eventos de licitación. La primera compra tuvo un costo de Q47 millones 657 mil 381.90 mientras que la segunda adjudicación ascendió a Q5 millones 591 mil 625. En 2019, también la entidad castrense hizo dos compras de materiales y productos para la construcción de carpeta asfáltica. La primera adjudicación fue por Q7 millones 497 mil 600 y la segunda fue de Q7 millones 780 mil.

Desde 2016, la institución armada ha adquirido equipo para construcción de carreteras y perforación de pozos que suman más de Q250 millones, y su proveedor favorito ha sido Altracsa y su sustituta Class Equipos, ambas de la familia Recinos.

FUENTE: EL PERIÓDICO

Categorías:LA NOTA CHAPINA