LA NOTA CHAPINA

Giammattei se lava las manos en su Ministra de Salud Pública

Por Sara Solórzano 1

El presidente Alejandro Giammattei y la ministra de Salud, Amelia Flores, han sido criticados por el mal manejo de la pandemia en el país. Foto: La Hora

El pasado viernes, la Contraloría General de Cuentas denunció a la ministra de Salud, Amelia Flores, señalando anomalías relacionadas al contrato de compra de la vacuna Sputnik V, un tema que tanto Cancillería como la Secretaría de Comunicación Social de la Presidencia han recalcado en varias oportunidades que le compete a esa cartera. Sin embargo, representantes de organizaciones sociales e incluso el PDH, Jordán Rodas, consideran que hay una responsabilidad compartida con el presidente, Alejandro Giammattei.

El pasado viernes, La Hora publicó el reportaje “Vacunas Sputnik V: Giammattei y Brolo sugirieron a los rusos; Ministra firmó contrato”, en el cual se consigna que una fuente cercana al Ejecutivo, que pidió no ser citada por lo delicado del asunto, aseguró que la compra de las vacunas rusas, a través del Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF, por sus siglas en inglés), fue sugerida por el presidente Alejandro Giammattei y el titular del Ministerio de Relaciones Exteriores, Pedro Brolo. Comunicación Social de Cancillería ha negado la intervención de Brolo.

Las conversaciones con el Fondo Ruso ya estaban adelantadas cuando Giammattei y Brolo le dijeron a Flores que la vacuna rusa era “una buena opción”, finalmente el contrato para las Sputnik V fue firmado por la ministra de Salud, por ello, tanto el presidente como el canciller hacen responsable solamente a la cartera de tal compra, indicó la fuente consultada.


ORTIZ: SE HA BUSCADO CANALIZAR EL FRACASO EN FLORES

Para Edgar Ortiz, director del Área Jurídica de la Fundación Libertad y Desarrollo, el “fracaso” del contrato de las vacunas Sputnik V se ha querido canalizar únicamente en la ministra de Salud, Amelia Flores y esto lo comparó con el protagonismo que tomaba Giammattei al principio de la pandemia.

“Se ha buscado canalizar en la Ministra de Salud el fracaso”, remarcó y recordó que el Presidente incluso durante 2020 se encargaba de dar los mensajes presidenciales vinculados a la atención de la emergencia sanitaria.

Ortiz resaltó que eventualmente con la crisis de la vacuna “él -Giammattei- ha optado por bajar el perfil y dejar a la Ministra como la responsable de este fracaso de la vacunación”.

Edgar Ortiz, analista de la Fundación Libertad y Desarrollo. Foto La Hora/Fundación Libertad y Desarrollo

ALIANZA POR LAS REFORMAS: LA RESPONSABILIDAD ES COMPARTIDA

De acuerdo con Álvaro Montenegro de Alianza por las Reformas la responsabilidad por el contrato firmado con los rusos también recae en el presidente, Alejandro Giammattei, además, consideró que hay una “confabulación” con la Contraloría General de Cuentas para que solo sea señalada Flores.

“Están intentando inculpar a la ministra de Salud, Amelia Flores, cuando es una responsabilidad compartida”, remarcó.


PDH: AHORA NADIE DA LA CARA

El procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas, expresó a La Hora “el Canciller fue a pasear con dinero público sin conocer el contenido del contrato” y resaltó que cuando comenzó la pandemia no faltaban las cadenas nacionales y ahora nadie “da la cara”.

Rodas considera que la Constitución Política de la República es suficientemente clara en cuanto a la responsabilidad del cuidado de la salud y la vida de los guatemaltecos, por eso considera que el presidente Alejandro Giammattei debe dar “un paso al costado y dimitir del cargo”.

El PDH, Jordán Rodas, se pronunció respecto al manejo de la pandemia. Foto La Hora

CUX: EN DENUNCIA HACEN VER RESPONSABILIDAD DE GIAMMATTEI Y BROLO

Eddie Cux de Acción Ciudadana resaltó que la denuncia penal que presentaron este domingo por el contrato de adquisición de la vacuna Sputnik V, fue en contra del presidente Alejandro Giammattei y el canciller Pedro Brolo, como autores intelectuales y como autora material a la ministra de Salud, Amelia Flores, al considerar que los tres tienen responsabilidad.

Además, resaltó que es un contrato opaco e ilegal, por el cual el Gobierno ya pagó Q614.5 millones y lamentó que en este momento solo se depende de las vacunas que donan los países amigos, aunque considera que esto tampoco ha sido gestionado de manera eficaz

FUENTE: LA HORA

Categorías:LA NOTA CHAPINA