LA NOTA CHAPINA

Presidios adjudica compra de alimentos por Q88.2 millones

Por: Rodrigo Estrada elperiodico 

El ofrecimiento del presidente Alejandro Giammattei de poner a trabajar a los reclusos es una más de sus promesas incumplidas.

foto-articulo-Nacionales

El Sistema Penitenciario adjudicó la compra de alimentos para dos cárceles del occidente por Q88 millones 272 mil 715.10. Cada tiempo de comida tendrá un costo promedio para el Estado de Q20.65.

La compra más voluminosa es para la Granja Modelo de Rehabilitación Cantel, en Quetzaltenango, que solicita 2 millones 798 mil 966 raciones y fue adjudicada a Sistemas Nutricionales Sociedad Anónima por Q83 millones 555 mil 590.10.

El Centro de Detención Preventiva para Hombres de Chimaltenango requirió 598 mil 731 tiempos de comida, que deberá proveer la comerciante individual Irma Rosario Menchú Tzaquitzal Chitic, por Q4 millones 717 mil 125.

En el caso de Cantel, se le adjudicó al oferente más caro de Q19.90 por ración, mientras otros ofertaron Q17.80 y Q17.75, que en total ofrecían precios de entre Q5 y Q6 millones menos.

Este es el primer contrato por licitación firmado este año por el Sistema Penitenciario para la compra de alimentos, el resto de adquisiciones han sido a través de compras de menos de Q90 mil. En total, en estas pequeñas compras en lo que va del año se han gastado Q3 millones 465 mil 864.

Quejas de los internos

elPeriódico tuvo acceso a fotografías y testimonios de los reos de Cantel y Chimaltenango, quienes señalan que el almuerzo llega casi al mismo tiempo que el desayuno, por lo que deben recalentar la comida y en algunas ocasiones se descompone en cuestión de horas.

Los privados de libertad aseguran que han solicitado insumos para preparar la comida, pero no han sido escuchados. Un exfuncionario del Sistema Penitenciario informó a elPeriódico que en el tiempo que trabajó para esta institución se elaboró un plan para que los reclusos prepararan su propia comida, se habló incluso con embajadas y organizaciones que podían capacitar y donar insumos de cocina como ollas, sartenes e incluso estufas industriales, sin embargo, no hubo apoyo por parte de las autoridades de Gobernación y el plan se quedó archivado.

Otra promesa incumplida

Durante la campaña, el presidente Alejandro Giammattei ofreció que con la llegada de su gobierno los reos pagarían por su alimentación a través de trabajo, sin embargo, un año y medio después de que fue juramentado, el Estado sigue desembolsando fondos para la alimentación servida en las cárceles.

FUENTE: EL PERIÓDICO

Categorías:LA NOTA CHAPINA