LA NOTA CHAPINA

Continúa escasez de medicamentos en hospitales mientras aumenta positividad de pruebas de covid-19…

…Y es que al Gobierno guatemalteco le gusta “presumir” que Guatemala tiene la mejor economía de Centroamérica, porque así le gusta a CACIF. Aunque tenga uno de los peores sistemas de salud y educación de Latinoamérica

Entre 8 y 12 personas mueren cada día en el hospital temporal del Parque de la Industria, lugar donde se ha señalado la falta de medicamentos para pacientes críticos.

Por Mariajosé España

Enfermeros se preparan para asistir a pacientes en cuidados intensivos en el Hospital Temporal del Parque de la Industria. (Foto Prensa Libre: María Reneé Barrientos)
Enfermeros se preparan para asistir a pacientes en cuidados intensivos en el Hospital Temporal del Parque de la Industria. (Foto Prensa Libre: María Reneé Barrientos)

Guatemala suma más de nueve mil fallecidos a causa del covid-19 y casi 20 mil contagios según los reportes oficiales. Pero estos números van en aumento mientras los hospitales de la red nacional siguen con desabastecimiento de medicamentos para atender a pacientes críticos.

A inicios del mes de junio, médicos del hospital temporal del Parque de la Industria denunciaban que no podían atender a pacientes que necesitaban intubación de urgencia por la falta de sedantes necesarios para este tipo de procesos.

Tres semanas han pasado y el desabastecimiento continúa mientras que la ocupación de camas es del 100 por ciento.

Según evidenció una supervisión hecha por la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) y publicada este 27 de junio, el desabastecimiento de medicamentos en este hospital era del 70 por ciento y los medicamentos faltantes eran para el área de intensivo.

“Los medicamentos críticos están ingresando en cantidades mínimas prácticamente a diario, sin embargo, la demanda y la alta ocupación del hospital ha derivado en que el consumo diario de estos supere los ingresos”, menciona el informe de la PDH.

Asimismo, indican que de los medicamentos psicotrópicos y prioritarios para la unidad de cuidados intensivo se encontró disponibilidad para seis días máximo. Según el protocolo nacional de sedación y analgesia para cuidados intensivos de pacientes covid-19 se deben usar los medicamentos Propofol, midazolam, Lorazepam, dexmedetomidnia, ketamina y diazepam.

“Sin embargo, la disponibilidad de cinco de estos medicamentos de elección de acuerdo con el protocolo mencionado se encontró en entre 0 a 6 días”, según comprobó la PDH.

La alta demanda de los medicamentos va seguida con el aumento de contagios y muertes por esta enfermedad.

Durante el primer semestre de este año han fallecido 462 personas que han sido atendidas en este centro de las 2,009 que han sido hospitalizadas y para la semana epidemiológica número 23 el número de fallecidos era de 40, el más alto reportado a la fecha.

El viceministro de Hospitales, Francisco Coma, indicó que muchos de los productos ya mencionados están entrando al país, por lo que espera que desde ya se puedan distribuir a los diferentes hospitales de la red nacional.

Pero también explicó que el problema con medicamentos como el fentanyl o el midazolam, que son los que se usan para la intubación de pacientes, es por desabastecimiento en el mercado a nivel mundial.

“Pero el fentanyl está entrando, ya se levantaron los eventos y muchos de esos productos están entrando (a los hospitales). Estamos en una línea de compras directas para aquellos productos que no están presentes en el mercado”, explicó.

Coma agregó que se han apoyado en el Consejo de Ministros de Salud de Centroamérica (COMISCA) para adquirir ciertos medicamentos, pero enfatizó que la situación de los demás países de la región es similar por este desabastecimiento a nivel mundial.

Pero estas razones son “excusas fuera de lugar”, reaccionó Zulma Calderón, de la Defensoría de la Salud de la PDH.

“Cuando dicen que están tomando las medidas administrativas para hacer frente al desabastecimiento es una irresponsabilidad. Las excusas absurdas que el ministerio quiere plantear están totalmente fuera de lugar”, dijo Calderón.

Este tipo de medicamentos puede llegar a tener un costo de hasta Q3,500 al día para los familiares de los pacientes que los requieren con urgencia para poder seguir con el tratamiento contra el virus.

Según han compartido familiares de personas que tienen covid-19 grave y severo, en un hospital privado el costo para recibir un tratamiento de tres semanas puede llegar a ser de Q285 mil.

Es por ello, que muchos no tienen otra opción que acercarse a los hospitales público, sin embargo, se enfrentan también a facturas altas por la falta de medicamentos esenciales.

A decir de la defensora de la PDH, el desabastecimiento es en toda la red hospitalaria pública. “Seguimos recibiendo denuncias de todo el país no solo por el tema de los sedantes sino en medicamentos como antibióticos y en los usados para atención de pacientes críticos, no solo de covid”, contó.

El desabastecimiento afecta también a las áreas de pediatría, intensivo, encamamientos y oncología del Hospital General San Juan de Dios. Según se estableció, para inicio de mes había entre 20 a 25 pacientes que no recibían su quimioterapia diariamente.

Aunque los contagios de covid-19 están en aumento, los hospitales están llenos, la falta de medicamentos es más sentida y el 64 por ciento de los municipios en el país están en alerta roja, las autoridades de Salud no han indicado de ningún cambio de estrategia para hacer frente a esta emergencia.

FUENTE: PRENSA LIBRE

Categorías:LA NOTA CHAPINA