LA NOTA CHAPINA

La vacunación en los departamentos de Guatemala continúa a baja escala

Por: Evelin Vásquez / elPeriódico

El Ministerio de Salud señala que hasta el 13 de junio se ha vacunado a 533 mil 175 personas en total, incluyendo a quienes han recibido la segunda dosis.

foto-articulo-Nacionales

En el Plan de Vacunación contra el COVID-19, el Ministerio de Salud explica que el proceso para acercar las vacunas a la población y garantizar su acceso se desarrollará bajo una habilitación estándar y simultánea de los puestos, de acuerdo a las fases por la población priorizada. Sin embargo, a nivel departamental las inmunizaciones son escasas.

La cartera reporta que se han administrado 667 mil 044 dosis, de las cuales el 47 por ciento se han dirigido a Guatemala, el resto se divide en los 21 departamentos entre el uno y el seis por ciento. Quetzaltenango ocupa el segundo lugar con 46 mil 363 dosis aplicadas y le sigue Huehuetenango con 33 mil 095.

Los departamentos con menor cantidad de dosis son Baja Verapaz y Sacatepéquez con 7 mil 500 vacunas, pese a que ambos mantienen una alerta roja de acuerdo a la última actualización del semáforo del COVID-19.

Hasta el 10 de junio, Salud registra 18 departamentos con alerta máxima y cuatro naranja. Sin embargo, cuando inició la vacunación en febrero pasado el semáforo consignaba 16 en alerta naranja, cinco en rojo y un amarillo.

La oficina del Procurador de los Derechos Humanos (PDH), por medio de las auxiliaturas, han recibido denuncias en Escuintla y Quiché que los centros de inmunización se encuentran cerrados por la falta de vacunas. El personal de Salud ha mencionado a los pobladores que se está coordinando el ingreso de más dosis.

El país ha recibido 1.02 millones de vacunas contra el coronavirus, de estas se han vacunado a 533 mil 175 personas, lo que significa el cinco por ciento de la población. Son 133 mil 869 quienes han completado el esquema de vacunación y están a la espera de la segunda dosis 399 mil 306.

La mayoría de vacunas contra el COVID-19 han sido aplicadas en los municipios del departamento de Guatemala. la vacunación ha sido escasa.

Sin acceso
Para Karin Slowing, experta en Salud Pública e integrante de la organización Laboratorio de Datos, pese a contar con una planificación sobre la inmunización esta no se ha cumplido por la falta de operatividad, acceso a la vacunas y las condiciones de traslado que incluyen la cadena de frío y almacenamiento.

Señala que las autoridades mantienen una inconsistencia en sus acciones y comunicación que se traduce en inequidad e inoperatividad para satisfacer la demanda de cumplir con el esquema de vacunación.

Slowing advierte que la inmunización se ha sectorizado en áreas urbanas, a quienes tienen acceso a internet, transporte o reciben una confirmación y se ha dejado por un lado a la población más vulnerable. “La vacunación que está en Guatemala no es en base a criterios técnicos sino porque aquí está la posibilidad”, enfatizó.

En los departamentos, donde hay más municipios en alerta roja, la vacunación ha sido escasa.

Segunda dosis
El Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) inició esta semana con la administración de la segunda dosis contra el coronavirus, para las personas que recibieron la primera de ellas entre el 5 de marzo y 16 de abril. También empezó con la aplicación de la primera dosis para pacientes de 50 años o más, con enfermedades crónicas.

Una de cada cuatro pruebas de COVID-19 es positiva

Por: Rony Ríos / elPeriódico 

Esta semana podrían ingresar dos nuevos lotes de la vacuna Sputnik, pero todavía no se sabe cuántas dosis enviaría Rusia al país.

foto-articulo-Nacionales

La jefa del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS), Amelia Flores, junto a su equipo informó que les preocupa el incremento en la cantidad de pruebas positivas de COVID-19 porque eso se traduce en el aumento de municipios en alerta roja epidemiológica y en la saturación de los intensivos, pero no anunció nuevas medidas para contener los contagios.

La coordinadora Nacional de Vigilancia Epidemiológica del MSPAS, Lorena Gobern, señaló que “en el punto máximo de la epidemia, por cada cien pruebas practicadas alrededor de 40 eran casos positivos; ahorita por cada cien que estamos tamizando tenemos 25 positivos”.

Gobern explicó que esa positividad es muy superior a la que se estaba obteniendo en el primer trimestre del año, cuando 13 o 15 pruebas de cada cien que aplicaban eran positivas: “Ahorita en junio, la positividad supera el 25 por ciento, esto es algo que nos alerta y estamos muy preocupados”, enfatizó la encargada de vigilancia epidemiológica.

La Ministra consideró que el incremento de la positividad se debe a la relajación de las personas en la aplicación de medidas de distanciamiento, uso de mascarilla y lavado de manos.

“Nos relajamos y nos vamos a celebrar una Semana Santa y después nos relajamos más hasta que vemos la crisis en la que estamos hoy. La semana pasada tuvimos una positividad que va de 20 a 25 por ciento y algún día tuvimos 28; esto coincide con lo que estamos viendo en nuestra red hospitalaria”, enfatizó Flores.

Además, el MSPAS informó que de los 13 hospitales que tienen áreas de intensivo para pacientes con COVID-19, al menos nueve superan el cien por ciento de su capacidad; los otros cuatro se encuentran entre 71 y 80 por ciento.
Vacunación, la respuesta

El exjefe de la Comisión Presidencial de Atención a la Emergencia COVID-19 (Coprecovid), Edwin Asturias, dijo que “el uso de mascarillas se ha reducido a un nivel preocupante, 12 por ciento debajo de lo ideal y cada aumento de su uso ha sido tardío, cuando la ola está en su pico”.

Asimismo, Asturias indicó que las mediciones de movilidad muestran que el país casi se encuentra a su ritmo normal porque el Gobierno no cuenta con un programa para mejorar las restricciones, por lo que recomendó la aceleración en la aplicación de la vacuna para lograr una inmunidad colectiva. “El pronóstico es que el bosque se quemará en un incendio de combustión acelerado”, concluyó

Flores aceptó la colaboración del excomisionado, pero señaló que de momento estaban descartadas las nuevas restricciones por la forma en la que repercutieron en los índices económicos y de empleo. “Tal vez a ustedes no les afecte porque tienen su trabajo, pero mucha gente lo perdió y no se ha podido recuperar”, indicó la Ministra.

Sin embargo, la jefa de la cartera de Salud concordó con la necesidad de acelerar la vacunación e informó que esta semana podrían ingresar dos lotes más de Sputnik V y que se encuentran acelerando los trámites legales para recibir las donaciones anunciadas por Estados Unidos –500 mil dosis– y México.

Según el Laboratorio de Datos, del millón de dosis que han ingresado, quedan disponibles 362 mil; 49 mil de ellas primeras dosis de Sputnik V. “Existe un déficit de 35 mil 594 dosis de AstraZeneca para las segundas dosis de las personas que ya se vacunaron”, informó la organización.

Una mujer traslada un equipo de oxígeno para un paciente del Hospital Temporal del Parque de la Industria.

Persiste problemática
En la capital, los centros de vacunación continúan saturados de personas que buscan una dosis contra el COVID-19, pero en el interior de la República existe mucha renuencia de la población a vacunarse, informaron las autoridades de Salud. “Tenemos 621 puestos habilitados, no obstante, la modalidad varía en el interior porque el comportamiento ahí es más por demanda; en algunas áreas como Petén se ha iniciado la modalidad de visitas domiciliarias para vacunar ante la falta de búsqueda”, señaló el viceministro Edwin Montúfar.

FUENTE: EL PERIÓDICO

Categorías:LA NOTA CHAPINA