LA NOTA CHAPINA

Lo que Allan Rodríguez no dijo de la propuesta de Ley de Libertad de Religión

Por: Enrique García/elPeriódico 

La iniciativa busca que las iglesias queden exentas de revisión administrativa y judicial y que los ingresos que reciban se puedan bancarizar.

foto-articulo-Nacionales

El pleno del Congreso conoció la semana pasada una iniciativa para aprobar la “Ley de Libertad de Religión y Creencia, de Culto y de Conciencia”. El proyecto fue presentado por integrantes de la alianza oficialista, presidida por el presidente de este organismo, Allan Rodríguez. 

En conferencia de prensa, Rodríguez, rodeado por más de una decena de diputados, indicó que este proyecto fortalecerá el ejercicio de los principios y valores de las familias guatemaltecas, además garantizará los derechos y libertades de conciencia y religión. Lo que no mencionó el legislador es que también se pretende que las iglesias queden exentas de revisiones administrativas o judiciales. 

La iniciativa, que contiene 15 artículos y dos transitorios, fue enviada a la Comisión de Gobernación, la cual dirige el diputado oficialista Sergio Arana, y a solicitud de la congresista Andrea Villagrán se remitió también a la sala de Legislación y Puntos Constitucionales.

El documento se divide en cuatro capítulos. El primero regula disposiciones generales de la libertad de religión y creencia; el segundo se refiere al ejercicio de la libertad de conciencia; el tercero recoge los derechos y obligaciones de las entidades religiosas; y por último regulan las disposiciones transitorias que deberán de tomarse en cuenta a la hora de entrar en vigencia la ley. 

El primer intento

Entre noviembre del año pasado y marzo de este, la Comisión de Gobernación, junto con el ministro de Gobernación, Gendri Reyes, analizaron una propuesta similar. Dicha propuesta fue presentada por John del Salto, de la Asociación Consensos Cívicos de Nación y Acción, la cual indicó que es respaldada por 88 organizaciones evangélicas. 

“El objetivo es poner en alto el principio fundamental de la seguridad y certeza jurídica en la tramitación que realizan las iglesias evangélicas”, expuso el pastor el año pasado ante la sala de trabajo que los recibió. El anteproyecto no tuvo eco y la Comisión decidió no conocer el tema. 

FUENTE: EL PERIÓDICO

Categorías:LA NOTA CHAPINA