LA NOTA DE MUNDO

Kamala Harris asegura que se refería a Guatemala y no a México cuando exigió que dejaran trabajar a la prensa y las ONG

La vicepresidenta de Estados Unidos rectifica y aclara que su “preocupación” sobre el estado de la prensa y las organizaciones civiles se refería solo al país centroamericano…¿Por qué no castigan la corrupción en Guatemala imponiéndole aranceles a las remesas y las exportaciones?

La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, el 8 de junio en Ciudad de México.
La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, el 8 de junio en Ciudad de México.GLADYS SERRANO

JACOBO GARCÍA

La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, matizó la tarde de este jueves su apoyo a la prensa y a las organizaciones no gubernamentales al explicar que su crítica iba solo dirigida a Guatemala y no incluye a México. La aclaración de su portavoz, Symone Sanders, llegó horas después de una entrevista con la agencia Efe en la que pedía a ambos países proteger la libertad de prensa y a las organizaciones civiles.

La declaración inicial fue ampliamente difundida, ya que llegaba después de las críticas lanzadas por el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien señaló a la Agencia de Cooperación para el Desarrollo (USAID, por sus siglas en inglés) como responsable de “financiar el golpismo” al apoyar algunas organizaciones que el mandatario considera opositoras.

La entrevista revelaba que, durante sus reuniones del lunes y martes con el presidente de México y el de Guatemala, Alejandro Giammattei, les pidió que dejen “hacer su trabajo” sin obstáculos a las ONG y la prensa en sus países. Esta es la respuesta textual vía telefónica de la vicepresidenta:

P. Parte de su estrategia consiste en trabajar más con la sociedad civil y el sector privado, pero en Guatemala, por ejemplo, hay una ley que se acaba de avalar que puede amenazar la supervivencia de muchas ONG. Y el presidente de México ha advertido a Estados Unidos de que no financie algunas organizaciones (como Artículo 19 y Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad). ¿Cómo puede asegurarse Estados Unidos de que está fortaleciendo a la sociedad civil allí, si algunos Gobiernos en la región intentan limitar sus actividades?

R. Déjeme decirle que ese tema lo planteé, porque es una preocupación concreta que tengo. Es un tema que me preocupa profundamente, porque queremos asegurarnos de que hay independencia: un sistema judicial independiente, una prensa independiente, y que las organizaciones sin ánimo de lucro, las ONG, puedan hacer su trabajo sin interferencias. Eso lo dejé muy claro. Y debo decirle que fui muy franca tanto con el presidente (Alejandro) Giammattei como con el presidente (Andrés Manuel) López Obrador sobre las preocupaciones que tengo sobre la corrupción y la impunidad, y fui muy directa con cada uno de ellos respecto a esas preocupaciones.PUBLICIDAD

Posteriormente Harris aclaró a través de una portavoz que solo se refería a Guatemala y a la polémica reforma de la ley sobre organizaciones no gubernamentales promovida por el partido oficial y que México estaba fuera de esas críticas a pesar de que el Gobierno de México que se ha quejado repetidas veces a Estados Unidos por financiar a organizaciones como Artículo 19 y Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), a quienes López Obrador tacha de “golpistas” y “opositoras”.

La polémica sobre USAID y su papel como financiador ha irritado en las últimas semanas al mandatario que envió una carta pidiendo el fin a este tipo de apoyos. Según sus datos, MCCI ha recibido de la cooperación estadounidense 50 millones de pesos (unos 2,5 millones de dólares) en los tres últimos años.

Aunque se trata de un tema aparentemente menor en una agenda bilateral tan amplia como la que mantienen Estados Unidos y México, el asunto se ha convertido en una obsesión para el mandatario que pretende de esta forma asfixiar a la organización que ha revelado algunos de los casos de corrupción más graves o la ONG Artículo 19, que ha trabajado para proteger a decenas de periodistas amenazados en México. Solo así, se explica la dimensión de los términos utilizados por el mandatario en referencia a Estados Unidos como: “burla”, “violación de nuestra soberanía” o “financiación de golpistas”.

La aclaración hecha por Harris coincide con las declaraciones del martes del canciller, Marcelo Ebrard, quien negó al término de la visita oficial que se hubiera hablado sobre el financiamiento a organizaciones civiles. ¿Se comentó algo sobre mantener el financiamiento a organizaciones que estén en contra de la corrupción, o supuestamente en contra de la corrupción, como lo había afirmado la Vicepresidenta en Guatemala?, se le preguntó a Ebrard “Bueno, no hubo esa conversación y, probablemente, se deba (…) a que México tiene dos características: una democracia plena y que el presidente quiere acabar con la corrupción”, contestó.

La entrevista concedida por Harris se produjo después de las críticas recibidas dentro de Estados Unidos tras su meteórica viaje a México y Guatemala. Mientras los republicanos le reprochan no haber estado en la frontera- donde Trump aspiraba a construir el muro- los demócratas critican el duro mensaje antiinmigración lanzado en Guatemala cuando insistió a los centroamericanos “no vengan a Estados Unidos”. Una de las más duras fue la senadora por Nueva York, Alexandra Ocasio Cortez, quien criticó dejar de lado las causas de la emigración. Por su parte, en México, López Obrador valoró muy positivamente la visita de Harris sobre cuyo encuentro dijo había ido “muy muy muy bien”. Finalmente, la controvertida presencia de USAID en México no salió a relucir entre las delegaciones, aunque sí lo hizo de forma indirecta. A pesar de las críticas de López Obrador, el acuerdo firmado el martes para atender el tema migratorio será manejado por la agencia estadounidense y el Gobierno mexicano recibirá paradójicamente a partir de ahora de USAID fondos, capacitación y equipos para su vigilancia.

FUENTE: EL PAÍS

Categorías:LA NOTA DE MUNDO