LA NOTA CHAPINA

Magistrado Rojas asume presidencia del TSE entre polémica por estudios

Joel Maldonado

La Universidad Da Vinci informó que las autoridades realizan los cambios y medidas correctivas del personal que se ve involucrado en una posible falsificación de estudios y documentos.

La rotación de la presidencia del Tribunal Suprema Electoral (TSE) se da en un momento en que el nuevo titular, Ranulfo Rafael Rojas Cetina, se critica haber presentado estudios, que posiblemente no aprobó, y presentó para ser electo.

El fin de semana se conoció por una investigación periodística de que Rojas Cetina pudo haber falsificado documentos de la Universidad Da Vinci para acreditar un título.

Ante esos señalamientos, el procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas, comentó que la casa de estudios superiores involucrada reconoció que la papelería es falsa. Por lo que es impostergable una pronta investigación del Ministerio Público.

Por lo que el departamento de Comunicación Social del ente investigador respondió que la Fiscalía de Distrito Metropolitano inició la investigación tras conocer el hecho.

“Sí cursé ese doctorado en la Universidad Da Vinci, existen los registros académicos (estudios). Me he preparado para tener los conocimientos suficientes. Y prestar un servicio ante la administración pública profesional”, respondió el magistrado Rojas luego de asumir como presidente.

Asimismo, presentó su plan de trabajo en el año que estará a cargo del ente electoral.

La integración del TSE, que es designación por los actuales diputados, recibió objeciones porque se designó a una candidata a la vicepresidencia del país. Un exministro de Trabajo y a Rojas, quien tiene un antejuicio por no haber denunciado una investigación cuando fungió como fiscal.

Respuesta escueta ante estudios

La Universidad Da Vinci, al ser cuestionada por la originalidad de los documentos, informó en un comunicado que “los órganos de dirección central toman las medidas administrativas y académicas (estudios o cursos ) para realizar las acciones correctivas. Y cambios necesarios con efecto inmediato, por lo que es inaceptable la actuación individual contraria a sus estatutos, procedimientos, normativas y valores establecidos”.

Fortalecer la institucionalidad del TSE para darle un mejor servicio a la ciudadanía, ofrece nuestro nuevo Presidente, Magistrado Ranulfo Rafael Rojas Cetina pic.twitter.com/ujrpjQj7sM

— TSE Guatemala (@TSEGuatemala) June 2, 2021

MP inicia investigación por supuestos documentos falsos utilizados por magistrados del TSE

Enma Reyes

A través de redes sociales, el Ministerio Público (MP) informó que abrió una investigación sobre la supuesta falsificación de documentos utilizados por dos magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Las pesquisas estarán a cargo de la Fiscalía de Distrito Metropolitano, que inició con el proceso tras conocerse el hecho, aseguró la entidad.

La respuesta del MP se da tras un mensaje publicado por el procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas, quien se pronunció luego de que el Ranulfo Rafael Rojas, uno de los señalados, asumiera la presidencia del TSE.

“Hoy asume un nuevo presidente del TSE, la Universidad Da Vinci ya reconoció que la papelería es falsa, por lo cual es impostergable una pronta investigación del MP”, escribió el magistrado de conciencia.

Señalamientos en contra de los magistrados

De acuerdo con una publicación de elPeriodico, los magistrados del TSE Ranulfo Rojas y Marco Antonio Cornejo habrían utilizado documentos falsos en el proceso para postularse a los cargos.

Aparentemente entregaron certificaciones de graduación alteradas a la Comisión de Postulación a cargo de designar a las nuevas autoridades del máximo tribunal electoral.

En estos constaba que habían cursado en la universidad Da Vinci un doctorado en Derecho Constitucional y una maestría en Derecho Penal y Procesal Penal, respectivamente.

Esta situación fue rechazada por parte de Rojas durante su discurso de toma de posesión como presidente del TSE.

“Sí cursé ese doctorado. Existen ahí los registros académicos y obran en esa casa de estudios”, afirmó el togado.

Además, indicó: “Yo me he preparado para poder tener los conocimientos suficientes y prestar un servicio ante la administración pública de una manera técnica y profesional. De esa cuenta me (formé) en el ámbito constitucional”.

Por aparte, la universidad Da Vinci emitió un comunicado en el que aseguró que ha actuado con total apertura para presentar de forma transparente la información académica y administrativa.

Mientras tanto, el magistrado Marco Antonio Cornejo sigue sin pronunciarse al respecto.

Declaración de Ranulfo Rojas prueba que usó certificación falsa

Por: Ferdy Montepeque/elPeriódico 

El magistrado aseguró ayer que se graduó del doctorado en enero de 2020, pero dicho proceso ocurrió a finales del año pasado, según la UDV.

foto-articulo-Nacionales

Tras asumir ayer como presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Ranulfo Rafael Rojas Cetina no quiso explicar cómo obtuvo una certificación de acta de graduación de un doctorado en la Universidad Da Vinci de Guatemala (UDV) sin aprobar un seminario y seis cursos de ese posgrado. Pero admitió que usó un certificado del 7 de enero de 2020 para postularse como magistrado electoral. Dicho documento es falso porque la UDV confirmó a elPeriódico que Rojas se graduó hasta finales del año pasado.

Para intentar defenderse, el nuevo presidente del TSE aseguró que sí cursó el doctorado en Derecho Constitucional en la UDV. Sin embargo, el cuestionamiento hacia Rojas no va en esa dirección. La anomalía detectada por una investigación de este medio señala que el magistrado presentó, en enero de 2020, a la Comisión Postuladora un certificado de graduación sin haber completado los cursos del doctorado.

Además, la Universidad desconoce el certificado presentado por Rojas y el fin de semana anunció que despidió a Juan Carlos Rodil Quintana, el entonces decano de Derecho que extendió y firmó los documentos, tres semanas antes de que concluyera el plazo para presentar expedientes a la Postuladora.

En la misma situación se encuentra el magistrado suplente del TSE, Marco Antonio Cornejo Marroquín, quien acreditó una maestría en Derecho Penal y Procesal Penal de la UDV, cuando tenía un curso reprobado y otro pendiente de terminar. La certificación del acta de graduación que presentó Marroquín también la firmó Rodil Quintana, quien a su vez calificó dichos documentos, pues formó parte de la Postuladora.

La defensa de un acta falsa

Aunque en una entrevista concedida a Prensa Libre Rojas aseguró que sería abierto con la prensa, desde el inicio de su acto de toma de posesión el equipo de Comunicación del TSE intentó impedir que el magistrado recibiera preguntas incómodas de los medios. Se restringió el ingreso al acto, al que sí asistieron delegados del Tribunal Electoral y la diputada de la Unión del Cambio Nacional (UCN), Vivian Preciado Navarijo, hermana del exalcalde de Ocós, San Marcos, Danilo Preciado Navarijo, extraditado en enero de 2021 a Estados Unidos por narcotráfico.

Tras la toma de posesión, Rojas junto con tres magistrados titulares y uno suplente se sentaron frente a los medios de comunicación, pero solo el nuevo presidente habló. Cuando se le preguntó por el acta falsificada que presentó, únicamente dijo que se la había extendido la Universidad Da Vinci y al cuestionarlo de nuevo por su fecha de graduación, respondió “el 7 de enero de 2020”.

Al insistirle que, según la directora de Asuntos Jurídicos de la UDV, Ana Beatriz Camacho, el magistrado se graduó a finales del año pasado, Rojas solo respondió: “La certificación que yo tengo es del 7 de enero de 2020”. El presidente del TSE agregó que no pensaba separarse o renunciar al cargo de magistrado, pese a que hay indicios de que él junto con su colega Marco Cornejo usaron documentos falsificados para postularse como candidatos al TSE.

“Magistrados cum laude”

En las certificaciones de actas de graduación del doctorado de Ranulfo Rojas y la maestría de Marco Cornejo, emitidas presuntamente de manera ilegal por Juan Carlos Rodil, se consignó que ambos se graduaron en la Universidad Da Vinci con los honores académicos de magna cum laude y cum laude, respectivamente, por los promedios finales que aparecen en ambas certificaciones. Las actas que se usaron en la Postuladora no existen para la UDV.

FUENTE: PUBLINEWS/CRÓNICA/EL PERIÓDICO

Categorías:LA NOTA CHAPINA