LA NOTA CHAPINA

Gobierno habla de crecimiento económico; evita mencionar remesas

Por Manuel García 

Esta mañana se desarrollo el evento donde participaron varios funcionarios y destacaron el crecimiento económico del país. Foto: Mineco

POR MANUEL GARCÍA
mgarcia@lahora.com.gt

Esta mañana se desarrolló la presentación del Reporte «Doing Business» del Banco Mundial, mejorando el clima de negocios en Guatemala. Durante la actividad, Antonio Malouf, ministro de Economía, señaló que, “el índice del Doing Business es una herramienta que nos ayuda a la reactivación económica del país”.

A decir del funcionario, las cifras macroeconómicas muestran que el país va por la senda correcta de la recuperación, aunque aún falta mucho trabajo por hacer.

«Hoy a través de este encuentro buscaremos cómo mejorar la calificación de Guatemala en el Reporte Doing Business del 2022». “Será fundamental para mejorar el clima de negocios y atraer empresas mundiales que apuesten por Guatemala para sus inversiones”, señaló el titular de la cartera de Economía.


SOBRE PERSPECTIVAS PARA EL 2021

Según el presidente, Alejandro Giammattei, el primer cuatrimestre del presente año culminó con el mayor repunte económico de la región. En ese contexto, aseguró que, las perspectivas económicas para este año son excelentes, aunque no mencionó el aporte que constituyen las remesas en la economía guatemalteca, producto del trabajo de miles de migrantes que envían dinero a sus familias en Guatemala.

“Nuestras proyecciones macroeconómicas alentadoras son avaladas por el Banco de Guatemala y por organismos especializados internacionales como la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, CEPAL, el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y agencias calificadoras de riesgo económico”, afirmó el gobernante.
Enfatizó en que esto es parte de la intención de presentar a Guatemala ante el mundo como un aliado estratégico en términos de comercio e inversión.

De acuerdo con el Banco de Guatemala, de enero a abril ya suman US$4,367 millones de remesas, marzo y abril alcanzaron rangos más altos por arriba de los S$1,200 millones.

Además, según el Fondo Monetario Internacional, así como las calificadoras de riesgo, han mencionado la importancia que han tenido los envíos de dinero de migrantes en el extranjero para sostener la economía nacional en un contexto complicado por el Covid-19.

De consolidarse este crecimiento, a finales de año el Banguat tiene previsto registrar US$13 mil millones de ingresos por remesas familiares. En 2020, se registraron US$11,340,415.6.

“Ella nos sostiene”: remesas garantizan supervivencia de guatemaltecos en pandemia

Por: AFP 

Crescencia Oliva, una anciana guatemalteca, echa de menos a su hija Sandra que emigró hace 18 años a Estados Unidos, pero agradece que esté allí pues no podría sobrevivir sin las remesas que le envía cada mes.

foto-articulo-Nacionales

En un populoso barrio de Santa Catarina Pinula, municipio vecino de Ciudad de Guatemala, Oliva, de 80 años, cuenta que su hija Sandra Reyes decidió emigrar ilegalmente empujada por la falta de trabajo.

“Yo me puse a llorar y le dije: que Dios te acompañe”, recuerda con voz entrecortada la mujer, que tiene otros dos hijos.

Con apoyo económico de una amiga y un familiar radicados en Estados Unidos, Sandra emprendió un penoso viaje en el que fue abandonada a su suerte en México por el “coyote” (traficante) que debía ayudarle a cruzar la frontera.

Tras lograr finalmente entrar a Estados Unidos, empezó a mandar las primeras remesas producto de extenuantes jornadas limpiando casas.

Ese dinero “ayuda bastante. Todo lo paga ella, es la que nos sostiene a nosotros. Me dice: ‘mamá aunque yo me quede sin nada, pero ustedes no tienen por qué estar aguantando hambre”, comenta la anciana.

Crescencia es una de los poco más de seis millones de guatemaltecos beneficiarios de remesas, según la Organización Internacional de las Migraciones (OIM). 

Esos envíos alcanzaron cifras récord en 2020, en medio de la pandemia, al llegar a 11.340 millones de dólares, según datos del banco central de Guatemala. 

De enero a abril pasado suman 4.367 millones de dólares, un aumento de 41,7 por ciento respecto al mismo lapso de 2020.

En total, las remesas representan el 14 por ciento del PIB de Guatemala. La cifra es inferior a la de El Salvador (22 por ciento del PIB) y Honduras (18 por ciento).

Pero con el impacto del coronavirus en la economía estadounidense, la familia de Crescencia ha visto disminuir sus ingresos.

“Ahora no es mucho lo que nos manda, porque a veces no tiene trabajo con eso de la enfermedad (el covid-19)”, asegura.

Durante años, la mujer invirtió parte de la remesa en la reventa de chocolate artesanal, pero el encarecimiento de las materias primas volvió poco rentable esa actividad y tuvo que abandonarla.

También su sueño de exportar el producto a Estados Unidos.

FUENTE: LA HORA

Categorías:LA NOTA CHAPINA